Un vehículo ha arrollado a un grupo de personas en Münster, al oeste de Alemania, este sábado. Según el Ministerio Federal de Interior, el suceso ha dejado cuatro muertos, incluyendo al conductor. Además, hay unos treinta heridos y seis de ellos están en estado crítico, tal como ha informado la policía de la ciudad. La furgoneta embistió contra las terrazas del centro turístico de la ciudad de Münster, al oeste de Alemania en la región de Renania del Norte- Westfalia. El vehículo se habría lanzado, concretamente, contra la terraza del restaurante Kiepenkerl, en la que, debido al bueno tiempo, decenas de personas tomaban algo en el exterior.

Unidades de artificieros investigan el interior de la furgoneta por si ésta portara algún explosivo, según informa la cadena de televisión Euronews en español.  Varios testigos han informado que, inmediatamente después, el conductor ha bajado del automóvil y se ha suicidado.

Según las mismas fuentes, un portavoz de la policía ha reconocido que “no puede descartarse que haya sido un ataque terrorista» y ha insistido en la necesidad de que los habitantes de Münster despejen la zona, que ha sido acordonada y en la que todavía reina la confusión.

La ministra de Justicia, Katarina Barley ha transmitido sus condolencias a las víctimas a través de Twitter: “Terribles noticias de Münster, Nuestros pensamientos están con las víctimas y sus allegados. Gracias a todos los servicios de emergencia. Debemos hacer todo lo posible para aclarar el trasfondo de lo ocurrido” .

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre