Ada Colau ha sido investida alcaldesa de Barcelona con el apoyo del PSC y de la plataforma liderada por el ex primer ministro francés Manuel Valls. Su objetivo es consolidar las políticas que se impulsaron durante sus primeros cuatro años.

En esta ocasión volverá a gobernar junto al PSC tras la ruptura del pacto en noviembre de 2017 por el apoyo de los socialistas a la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Sin embargo, Colau ha hecho caso al mandato de sus bases que optaron en un referéndum por remedar el acuerdo de la anterior legislatura.

Colau ha defendido que para Barcelona es fundamental la continuidad de las políticas sociales y de dar prioridad a las necesidades de los ciudadanos. Esta es la razón por la cual su partido ha decidido pactar con el PSC.

Lo que ha quedado definitivamente descartado es la formación de un tripartito de los «Comunes» con PSC y ERC.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 2 =