Cuerpo del lince muerto en el entorno de Doñana flotando en el agua. Foto: Ecologistas en Acción.

Un ejemplar de lince ibérico, el felino más amenazado del planeta y en serio peligro de extinción pese a los programas de conservación financiados por la Unión Europea, ha sido hallado muerto en un espacio cercano al Espacio Natural de Doñana por disparos a manos supuestamente de cazadores furtivos, según ha informado la asociación conservacionista Ecologistas en Acción. El cadáver del animal apareció flotando en la confluencia del Caño Guadiamar con el Arroyo de La Cigüeña, con la apariencia de llevar varios días muerto en el agua.

El anuncio de esta muerte se produce precisamente horas después de conocerse el nacimiento de tres crías en cautividad en el Centro de Crías en Cautividad del lince ibérico El Acebuche, en el Parque Nacional de Doñana.

Los furtivos de la zona se dedican principalmente a la caza mayor y el mantenimiento de los conejos, principal alimento de los linces, no estaría detrás de la causa de estas muertes violentas

Fuentes conocedoras de la problemática del cuidado del lince ibérico consultados por Diario16 aseguran que el furtivismo no está detrás de las muertes no naturales del lince ibérico, como aseguran los conservacionistas, porque el lince come principalmente conejos y los lepóridos no son precisamente las piezas que buscan los furtivos de esta zona, dedicados sobre todo a la caza mayor.

Otra peculiaridad de esta problemática es que en no pocas ocasiones coinciden las noticias del nacimiento de crías en cautividad con las de muertes no accidentales de linces ibéricos, de ahí que se extiende la sospecha de que detrás de ellas se encuentre la política de ayudas a la cría en cautividad para evitar su extinción como especie protegida que es en la actualidad.

A este respecto, cabe recordar que en junio de 2019 se produjo la noticia del atropello de un ejemplar de lince ibérico en una carretera de la localidad sevillana de La Puebla del Río. Sólo tres días después, precisamente en la víspera de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, la Junta de Andalucía hizo público que España, por primera vez en 17 años, iba a perder la subvención de la Unión Europea que financia el grueso del proyecto Life Iberlince. La Comisión Europea rechazó aportar entre el 60 % y el 75 % de los más de 25 millones de euros que se calcula que hacen falta en un periodo de cuatro años para mantener y consolidar el programa que está salvando al lince.

Cartuchos de postas

Ecologistas en Acción ha informado que el animal encontrado esta semana en el entorno de Doñana tenía las patas delanteras perforadas a la altura del hombro por cartuchos de postas, un tipo de balas cuyo uso está totalmente prohibido, incluso en la actividad cinegética. El lince fue encontrado y retirado de las aguas el pasado lunes 22 de febrero por Agentes de Medio Ambiente y Agentes del Seprona de la Guardia Civil, enviándolo al Centro Andaluz de Diagnóstico para realizar la oportuna necropsia.

El furtivismo es la segunda causa de muerte del lince ibérico en Doñana, que supone el 16% de las muertes no naturales, después de los atropellos. “Desgraciadamente no es el primer caso que conocemos, aunque se da la circunstancia de que siempre son archivados”, apunta el representante de Ecologistas en Acción en Huelva, Juan Romero.

Esta asociación conservacionista recuerda los casos más sangrantes de linces muertos por disparo en el entorno de Doñana: Esponja, en Moguer, con 13 proyectiles; Viciosa, en Villamanrique con 30 proyectiles; Fario, en Almonte; y otros ejemplares sin nombre: uno en Aznalcázar con 30 proyectiles, dos linces más en la Finca Las Mulas de Hinojos y el más reciente en Bollullos del Condado.

Para Ecologistas en Acción, “la única solución es aplicar el Código Penal y para ello es necesario dotar de recursos y reforzar el personal tanto de Agentes de Medio Ambiente como del Seprona en la comarca de Doñana, muy mermados en los últimos tiempos”. Desde esta asociación se subraya que “matar ejemplares de una especie protegida no debe quedar en la impunidad, y menos en el caso de especies en las que se invierte mucho esfuerzo económico y social, a través del fondo Life de la Unión Europea, que está dando resultados prometedores para la recuperación del lince ibérico”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre