El acuerdo económico suscrito entre la FEMP y el Gobierno “es un buen acuerdo” y “no obliga a nadie”, ha asegurado esta mañana el Presidente de la FEMP, Abel Caballero, que ha insistido en que “permite optar” entre el sistema de remanentes, el de uso del superávit o combinar ambas fórmulas: “el acuerdo -ha destacado- es extraordinariamente respetuoso con la autonomía municipal”.

“Nosotros no podemos gastar nuestros remanentes porque la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera lo prohíbe, prevé intervenir a los Gobiernos Locales que incurran en déficit, y si gastásemos los remanentes, como no son ingresos, tendríamos déficit”. Por eso, desde el Gobierno se ha propuesto una fórmula: “que entreguemos nuestros remanentes y nos los devolverán a modo de transferencia para que los podamos gastar”. Los recursos se entregarían en diciembre de 2021 “y el 1 de enero de 2022 ya recibiríamos la primera transferencia”. “Hasta entonces, recibiríamos los 5.000 millones de euros que da el Gobierno de España”. Como mínimo, ha dicho, se recibiría un 135% de lo aportado.

“La característica central, ha subrayado, es que el Gobierno Central aporta 5.000 millones a fondo perdido y sin devolución. Los aporta a partir del mes de septiembre y hay que gastarlos en 15 meses, en 2020 y 2021”. Se trata, ha añadido de una cifra que vamos a recibir los Ayuntamientos “para ser utilizada inmediatamente en el bienestar de los ciudadanos” y sin tener que devolverla.

Además, ha puntualizado, este sistema es el único propuesto por Hacienda y los Abogados del Estado para utilizar los remanentes dentro de la legalidad, y ha señalado que “el que tenga otra alternativa legal para usar estos recursos, que la ponga en la mesa”. Y ha insistido en que utilizar este sistema de remanentes, “no es obligatorio”, está a disposición de los Gobiernos Locales que lo quieran elegir: “los que no quieran, están habilitados para utilizar el superávit de 2019 o, incluso, a combinar los dos sistemas”. “Cada Ayuntamiento decidirá qué fórmula le resulta más ventajosa. El que crea que no debe entregar los remanentes, que no los entregue. No se obliga a nadie”.

Otros contenidos del acuerdo

Caballero ha recordado que, además, el acuerdo contempla un fondo de hasta 400 millones para cubrir el déficit generado en los servicios de transporte durante el estado de alarma, y también prevé la participación de los Ayuntamientos en los Fondos europeos, que son 72.000 millones de euros para España “y los Ayuntamientos vamos a ser sujeto de desarrollo de fondos europeos”.

Adicionalmente, el texto señala que no se ejercita la regla de gasto en el año 2020; que se mantendrán las entregas a cuenta del año 2020 “como si no hubiera habido caída de ingresos”; que los Gobiernos Locales recibirán la liquidación de 2018, que es de 600 millones; y que habrá un tratamiento especial para los Ayuntamientos en difícil situación financiera o para aquellos que no tengan remanentes, mediante apoyos desde las Diputaciones a fondo perdido y en créditos, renegociación de los créditos del Estado y liquidez desde el Estado.

Caballero ha criticado las limitaciones impuestas por la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, “que no nos ha dejado gastar nuestros remanentes de 2012, 2013, 2014, 2015, 2016, 2017, 2018 y 2019, y que nos ha obligado a tenerlos en los bancos, sin poder utilizarlos”.

El Presidente de la FEMP ha llamado la atención sobre el hecho de que el acuerdo suscrito recoge todas las demandas formuladas en la Comisión de Reconstrucción del Congreso y va más allá “con el fondo de 5.000 millones de euros, el fondo de transporte, las medidas sobre liquidación y entregas a cuenta o medidas específicas para Gobiernos Locales con dificultades financieras.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre