miércoles, 29marzo, 2023
15.1 C
Seville

Abascal embarca a Ramón Tamames en su moción de censura contra Sánchez

El prestigioso economista, en otro tiempo miembro del Partido Comunista de España, asegura que solo le falta cerrar algunos detalles con Vox

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Santiago Abascal está dispuesto a llevar hasta el final su segunda moción de censura contra Pedro Sánchez. Otro intento condenado a la derrota de antemano, todo hay que decirlo. Esta vez, para desplegar su iniciativa parlamentaria, ha decidido colocar a un hombre de prestigio al frente de la batalla y ha pensado nada más y nada menos que en Ramón Tamames, el conocido economista y luchador antifranquista que está de vuelta de todo. Poco se sabe de las razones reales que podrían llevar a Tamames a meterse en semejante berenjenal, más allá de que esté aburrido y no sepa qué hacer. Pasar de activista estudiantil universitario en la década de los cincuenta, cuando ingresó en el Partido Comunista de España (PCE), a estandarte de la extrema derecha contemporánea, es un salto mortal con doble tirabuzón. Quién lo hubiese pensado hace solo unos años. Pero así es la vida, una travesía llena de sorpresas.

De momento está confirmado que el veterano economista y político estaría dispuesto a ser el candidato de la moción de censura anunciada por Vox contra el presidente del Gobierno, aunque aún debe cerrar detalles con el propio Santiago Abascal en una cita que mantendrán la próxima semana, según informa Europa Press.

En una conversación con la agencia de noticias, Tamames asegura que la decisión definitiva no está tomada y será la próxima semana cuando anuncie si se presta a encabezar la moción de censura, tras una reunión que mantendrá el martes con dirigentes de Vox, encabezados por el propio Abascal. Sin embargo, admite que la balanza se inclina a favor de aceptar la oferta, que ha reconocido que le halaga tras su dilatada trayectoria profesional. Además, cree que, en caso de rechazar el ofrecimiento, tendría la sensación de no haber hecho todo lo posible por ayudar a su país.

Cada frase de Tamames, un hombre con años de brillante carrera y un currículum profesional brillante a sus espaldas, resulta más surrealista que la anterior. ¿Cómo piensa articular su relación con el partido de Abascal? El hombre reconoce que tiene que discutir con Vox cómo sería su discurso ante el Pleno del Congreso como candidato a la Presidencia del Gobierno y también cómo sería el discurso del diputado que ejerciera de defensor de la moción, seguramente el propio Abascal.

Todo en esta noticia suena demasiado extraño y surrealista. Es evidente que Tamames ya no es aquel joven idealista de la Transición que llegó a primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid con Enrique Tierno Galván. Con el paso del tiempo ha evolucionado hacia posiciones más conservadoras en materia económica, ​según ha confesado él mismo en algunas entrevistas (ha evolucionado tanto que parece otra persona), y ahora está dispuesto a echarle una mano a un partido de extrema, no ya izquierda, sino derecha. Queda demostrado que los polos opuestos se tocan.

El que fuera dirigente del Partido Comunista (PCE) en los años de la dictadura y la Transición, y después dirigente del Centro Democrático y Social (CDS), asegura que no comparte todos los postulados de Vox como partido político, pero sí cree que se trata de un partido constitucional, algo “muy importante” para él. De hecho, alerta de la “gravedad” que a su juicio suponen los acuerdos del Gobierno de Sánchez con partidos independentistas y “que quieren romper España”. “Me duele España, como dijo Unamuno”, reconoce el ilustre economista.

En este contexto, le gustaría que la moción llevara la firma de diputados de distintos grupos parlamentarios, como el Partido Popular, Ciudadanos o incluso algunos del PSOE dispuestos a romper la disciplina de partido, aunque asume que la posibilidad de ello es lejana. Para Tamames, uno de los principales problemas actuales es la “ruptura del sistema de poderes”, cuando el poder Ejecutivo “se está apropiando del Judicial” y, a su juicio, ya lo ha hecho del Legislativo. Pero además pone el foco en la última reforma del Código Penal que modifica el delito de malversación y elimina el de sedición, que ve como “un traje a medida” de los líderes del procés. Todo ello posible debido al “entendimiento” del Gobierno con fuerzas políticas que “quieren abandonar España” y a las que incluso, según ha remarcado, les gustaría acabar con la monarquía.

Con esta iniciativa, Abascal logra su objetivo de poner al frente de su moción de censura perdedora a otro que no sea él. Ya subió al estrado una vez para tratar de echar a Sánchez por la vía rápida parlamentaria y no le hizo caso nadie. Ahora prefiere colocar a un ilustre nonagenario, a un jubilado de la política con intenciones patrióticas (pero sin duda engañado) para que vaya a la guerra contra el sanchismo en su lugar. Patético. Alguien, algún amigo o familiar que lo quiera de verdad, debería decirle que no tire por la borda todo el prestigio de una vida prestándose a semejante vodevil u operación que parece salida de la mente maquiavélica de Goebbels.

Sin duda, todo lo que viene de Vox despide un aire de decadencia, espectáculo circense y delirante esperpento que no tiene otro objetivo que seguir degradando la democracia. Siempre respetamos el trabajo académico y político de Tamames más allá de sus ideas políticas y de su tortuosa evolución ideológica. Lamentablemente, a partir de ahora ya no podremos. Triste.   

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

2 COMENTARIOS

  1. El narcisismo conduce a la autodestrucción, es uno de los castigos de los dioses para los mortales. Tamames pasará a la historia como el modelo de narcisista a estudiar en las Facultades de Psicología.

  2. El Sr Tamames,respetado y admirado hace 45 años,hoy dia es un abuelo al que quizas sus neuronas ya no le conectan bien.
    De todas formas ya hace muchos años que Tamames dejo de ser un economista que defendia las tesis marxistas,ya hace minimo 20 años que en una charla defendia la explotacion infantil como mano de obra en el tercer mundo.
    Esperemos tenga buena salud para enfrentar en el congreso una mocion de censura.
    Y Abascal…ay Abascal..aparte de vago redomado,aparte de ser un antipatriota,por lo que se ve es un cobarde que tira la piedra de la mocion pero no se enfrenta el mismo a su responsabilidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído