Como consultor he utilizado mucho el “Benchmarking”. Es de aplicación permanente en organizaciones bien gestionadas. Se concretan “líderes” que son “modelos” a seguir: los parámetros determinantes de éxito y se comparan con los propios. Surgen diferencias positivas a potenciar o negativas a eliminar. Ohmae incluye el seguimiento de la “competencia” como uno de los tres pilares básicos para tener éxito y alcanzar, mantenerse, en la “Excelencia”. ¿Aspira España a la Excelencia…?

¿Hace “benchmarking” el Estado español, su justicia…?

El problema España/Cataluña, su judicialización es un “indicador” claro. La transición fue presentada como modélica. En la Constitución se incorporaron artículos de estados democráticos. ¿Qué ha sucedido? Poner los hechos en orden cronológico demuestra una clara predisposición de Cataluña para incorporarse a un proyecto “de estado”. Pero ya desde la LOAPA se detecta una interpretación restrictiva del concepto “nacionalidad”. La historia es conocida. La sentencia del TC sobre el segundo estatuto, según el propio catedrático Pérez Royo y otros juristas, significó un “golpe de estado” a la transición. Hoy, Cataluña está sin estatuto refrendado como marca la propia constitución que dicen defender los partidos estatales, el propio TC. Hay exiliados, presos políticos, muchos pendientes de juicio. Hoy, el Supremo está en desacuerdo con diferentes justicias europeas e, incluso, la propia de la UE. Eso sería motivo de reflexión y… rectificación. ¿Lo es? No lo parece. ¿Hubiera sucedido todo esto en un estado “referente” en democracia? Ante una reivindicación de referéndum, ¿cómo lo resolvieron Canadá, Reino Unido? El estado español no hace benchmarking. ¿Qué resultado daría someter a los estamentos españoles ante los referentes de los estados verdaderamente democráticos?

¿Qué estamentos analizar…?

Siendo rigurosos, ¡todos los que son determinantes! No entraré en detalles pero invito al lector a que lo haga. Y que lo analicen tanto para España como “ens” como para el problema “España/Cataluña”.

Jefatura del estado. Monarquía. ¿Es equiparable en funciones, atribuciones, , aceptación social, gestión de la misma a las monarquías “referentes”? ¿Qué incidencia ha tenido, tiene, en el conflicto España/Cataluña?

Partidos políticos. ¿Demuestran visión y actuación de “estado” o puramente partidista? ¿Tienen un proyecto claro, concreto, conocido y asumido por todos, para hacer de España un “referente” ante los demás países o… predomina una visión a corto, si no retrógrada? ¿Hay auténtico “servicio a la sociedad” o se impone, continúa, el “despotismo ilustrado”? ¿Qué partido tiene un proyecto para convertir a España en un estado “referente” en competitividad, democracia real, justicia social avanzada, productividad, bienestar, libertad, con la participación libre, voluntaria, satisfactoria de Cataluña…? Ésta es, según Montoro, “quien saca a España de la crisis por sus muchas aportaciones”. ¿O el proyecto estatal es retenerla sólo por vía judicial, política, legal, policial? ¿La integran o… la expulsan? ¿Qué saldría de un benchmarking riguroso sobre el comportamiento de los estados democráticos con sus regiones más generadoras de riqueza, progreso, desarrollo, como lo es Cataluña…?

Patronales, Sindicatos… ¿son equiparables a sus colegas de los estados referentes? Si “hoy” tuvieran que fundarse para contribuir a que España fuese un estado referente en los valores clave ¿servirían sus actuales modelos? ¿Qué rol tienen en el conflicto España/Cataluña?

¿Hacen benchmarking la sociedad española y catalana?

Se dice que “cada pueblo tiene el gobierno que merece”. Se cuestiona mucho, y con razón, a los dirigentes pero no suele cuestionarse… “a quienes les ponen ahí: los votantes”. Menos en monarquía. Ése es un tema aparte. Un sociólogo imparcial encontrará muchas diferencias entre la sociedad española y catalana ante el actual conflicto. La sociedad española ¿hace bencharmarking? Tiene como “referentes” a las sociedades de estados verdaderamente democráticos con sus zonas generadoras de riqueza, progreso, desarrollo o se inclina por el menosprecio, autoritarismo, “a por ellos”? ¿Prefiere una autarquía y lo equivalente al “Que inventen ellos” de Unamuno?

La sociedad catalana sí se fija en las de los mejores estados. Cuando se publica que Cataluña, por su datos macroeconómicos, puede vivir “en todo” a nivel de Bélgica, Austria o Finlandia… tienen un “referente” a que dirigirse. Y más cuando se escribe que Cataluña independiente será la “Dinamarca” del Sur de Europa. ¿Por qué la sociedad española mayoritaria no es consciente de eso y trata de que Cataluña quiera quedarse con España libre, satisfactoria, voluntariamente?

¿Sobre quién hacer benchmarking?

Puestos a hacer benchmarking, propongo un buen referente: Suiza. Un observador imparcial vería similitud entre los “cantones”, con sus leyes, lenguas, estructuras… y la “realidad” de las nacionalidades en España. En Suiza hay una total convivencia y es un auténtico ejemplo de democracia en la que los referéndums son algo absolutamente cotidiano. Su nivel de vida, de libertad, en todos los campos, altísimos. ¿Por qué no nos fijamos en ese “referente”?

Pérez Royo denuncia que la justicia española arriesga mucho ante Europa. ¿Sólo la justicia española…? ¿Cuánto hay en juego…? ¿Y si copiáramos a los mejores referentes…?

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre