97%

La Fundación Salud y Comunidad (FSC) presenta el informe de su Observatorio Noctámbul@s, en el marco de la jornada Violencias sexuales en entornos festivos. De esta encuesta se desprende que un 97% de las mujeres que han aceptado responder reconocen haber sufrido algún tipod e violencia sexual en contextos de ocio nocturno.

El proyecto, iniciado por FSC en el año 2013, está financiado por el Plan Nacional sobre Drogas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y se enmarca en una línea de prevención y reducción de riesgos. El observatorio sitúa la perspectiva de género como eje central del análisis.

En el último año se ha realizado un nuevo análisis cualitativo de 30 entrevistas grupales en profundidad a protagonistas del ocio nocturno (jóvenes, adultos, …). También, se ha creado un cuestionario “online” que podía responder quien lo desease, obteniéndose 1.541 respuestas, 73% de ellas mujeres, y mayoritariamente desde Cataluña y Madrid. Se han analizado los riesgos y posibles soluciones derivados de la configuración de espacios urbanos vinculados al ocio, y se ha revisado críticamente la lógica de los protocolos de prevención y actuación frente a las violencias sexuales.

Algunas de las principales cuestiones que se destacan en este informe, tal y como se ha señalado durante la jornada, son que las mujeres intentan controlar un consumo excesivo de drogas en mayor medida que los varones, y limitan su libertad de acción para evitar sufrir violencias sexuales y además, ser culpabilizadas.

Estas estrategias de las mujeres son salir menos, consumir con menos asiduidad y/o en menor cantidad, ir en grupo y cuidarse entre ellas

 

Drogas legales

Además, los resultados de la encuesta apuntan a que, aunque los hombres consumen más en casi todo tipo de drogas, las mujeres les igualan en la frecuencia de consumo de las drogas legales y menos estigmatizadas (alcohol, tabaco). Esas sustancias se relacionan socialmente (de forma errónea en lo relativo al alcohol) con una menor pérdida de control en el comportamiento. También son consistentemente altos para ambos sexos, pero más frecuentes entre varones, los consumos de cannabis y cocaína.Un 18% de los hombres participantes en la encuesta habría invitado a consumir alguna droga a otra persona (básicamente a mujeres) con la finalidad de acabar teniendo relaciones sexuales. A la inversa, solo un 6% de mujeres afirma haber realizado esta práctica. En ningún caso estamos hablando de “burundanga” sino de las sustancias a las que nos referimos en este informe.

El alcohol continúa siendo la droga más presente en los contextos de ocio nocturno, tanto en hombres como en mujeres. Porcentajes menores de personas que responden a la encuesta online, pero muy relevantes por la peligrosidad, son el 24,6% de hombres/ 13,3% de mujeres que han usado en alguna ocasión en el ámbito del ocio sustancias potencialmente generadoras de agresividad como speed o anfetaminas, y el 5,1% de mujeres y 8,3% de hombres que han consumido productos de propiedades anestésicas y narcotizantes como la ketamina o el GHB. El 5,8% de varones / 3,1% de mujeres que afirma haber consumido al menos en pocas o algunas ocasiones “opio u heroína” es altamente preocupante y debería ser objeto de mayor estudio.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − diez =