Desde el 1 de enero de 2019 todo el colectivo de trabajadores autónomos cotiza por contingencias por accidente de trabajo y enfermedad profesional. Así, por primera vez, este informe de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ofrece datos totales de siniestralidad de todo el colectivo durante el primer semestre del año.

Los trabajadores autónomos sufren el mismo porcentaje de accidentes muy graves aunque tienen menos accidentes mortales que los asalariados

El informe pone de manifiesto que los trabajadores autónomos sufren prácticamente el mismo porcentaje de accidentes muy graves aunque tengan menos accidentes mortales que los asalariados. Estas cifras son prácticamente similares para los accidentes graves aunque significativamente inferiores en los leves.

Proporcionalmente (si diferenciamos entre los accidentes su gravedad), los accidentes que sufren los autónomos son graves (2,5%), muy graves (0,1%) y mortales (0,2%) frente a los asalariados que sufren graves un 0,7%, 0,02% muy graves, 0,08 % mortales respectivamente.

Por comunidades autónomas

Andalucía (2.937 accidentes), Cataluña (2.029) Comunidad Valenciana (1.766) y Comunidad de Madrid (1.557) son las comunidades autónomas con mayor número de accidentes laborales en autónomos. Hay que valorar también que las dos primeras comunidades encabezan el número de afiliados a nivel nacional (ver cuadro a continuación).

Sin embargo, según el índice de incidencia, es decir el número de accidentes laborales por cada 100.000 trabajadores, Navarra (777), Cantabria (773) y Asturias (739) son las tres comunidades autónomas con mayor proporción de accidentes en autónomos llegando casi a duplicar la media de incidencia nacional (498 accidentes).

Ceuta (116), País Vasco (290), Baleares (362), Cataluña (373), Canarias (390), Madrid (391), Melilla (392) y Región de Murcia (450 accidentes) son las comunidades autónomas cuyo índice de incidencia está por debajo de la media nacional. Por provincias, Cuenca (876), Ciudad Real (856), Palencia (798), Lugo y Córdoba (758) y Teruel (691) son las provincias con mayor número de incidencia.

Por sectores de actividad

Sector servicios (6.188 accidentes), Construcción (4.115 accidentes) y agricultura (2.092 accidentes) son los tres grandes sectores con mayor número de accidentes representando el 79% de la siniestralidad del colectivo.

Respecto a los asalariados, los sectores con mayor número de accidentes fueron Servicios (164.370 accidentes), Industria (55.244) y construcción (37.664). Sin embargo, construcción (1.087 accidentes), Agricultura (1.034) y transporte (808) son los tres sectores con mayor índice de incidencia en la siniestralidad laboral de los autónomos. Dentro de la construcción fueron las actividades de construcción especializada las que mayor índice de incidencia reflejaron (1.101 accidentes), la silvicultura y explotación forestal.

Respecto a los trabajadores por cuenta ajena los sectores con mayor número de incidencia fueron construcción (4.338), agricultura (3.084) e industria (2.708)

Por edad y género

La franja de edad donde se concentran la mayoría de los accidentes de trabajo en autónomos es de 26-45 años (7.453 accidentes) y suponen casi la mitad del total de accidentes, tanto para varones como mujeres.

Sin embargo, el porcentaje de accidentes entre asalariados de esta edad (53%) está por encima del porcentaje de los accidentes de autónomos entre 26-45 años (47,4%) Respecto a las autónomas es importante resaltar que a pesar de su importante aumento en el número total de autónomas que hay en España, su siniestralidad es menor que la de los varones ya que sufrieron: 2.991 accidentes de trabajo frente a los 12.705 de los autónomos varones lo que representa un 19,05% del total.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 2 =