jueves, 2febrero, 2023
3.4 C
Seville

10 años de biografía menstrual invisibilizada

Carolina Ackermann
Carolina Ackermann
Divulgadora y activista por la salud de las mujeres. Cofundadora de la Asociación de Cultura Menstrual, La Vida en Rojo.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

No es menstruación, pero tampoco es menopausia. ¿Qué es? La perimenopausia.

Por: Carolina Ackermann Barreiro. Divulgadora, activista e investigadora especializada en ciclo menstrual y climaterio. Fundadora de la Asociación de cultura menstrual, La vida en rojo.

La perimenopausia es una etapa o estadio que vive toda mujer -haya tenido hij@s o no- Si por algo se caracteriza, es por su desconocimiento. Representa la invisibilidad de aproximadamente 10 años de biografía menstrual y la ausencia de educación integral, positiva y realista de la etapa femenina en la que ocurren los cambios hormonales específicos para que acontezca el cese de la ovulación y con ello, el cese del sangrado que anuncia la entrada en la etapa menopáusica.

¿Pero qué ocurre con lo que dice la biomedicina que es la “perimenopausia”? Ocurre que tampoco hay consenso con su definición. Existen tantos textos sobre su significado, como especialistas en salud que estudian el tema. Será importante entonces, reconocer la complejidad de los marcos conceptuales desde la biomedicina para no sentir que entramos en contradicciones cuando queremos situar la experiencia perimenopáusica.

Para las investigadoras del Center for Menstrual Cycle and Ovulation Research2 (CeMCOR) fundado por la Dra. Jerilynn C. Prior, “la perimenopausia es una etapa por sí misma. No es el camino hacia… ni es la menopausia. Igual de valiosa que es la etapa de la infancia, la etapa menstrual, del embarazo, del posparto, o la menopausia, la perimenopausia tiene valor en sí misma. Lo contrario sería pretender decir que la fase premenstrual es lo mismo que la fase menstrual”.

Y agregan: “la perimenopausia es un período potencialmente largo (más de 10 años), variable, impredecible y mal entendido en la vida de las mujeres; es tan diferente de la menopausia como la tiza del queso. La horquilla es muy grande y las experiencias y roles socioculturales perimenopáusicos muy distintos de la menopausia y postmenopausia”.

Todo cambio físico, psicoanímico y sexual relacionado con las hormonas sexuales femeninas, se enmarca en procesos con más o menos durabilidad en el tiempo. No despierta una mujer al ser menopáusica de la noche a la mañana, por poner un ejemplo. En la perimenopausia la señal más certera de que se está en esta etapa, son las fluctuaciones menstruales o de sangrados anovoluatorios (sin ovulación) con la aparición de más flujo y/o de flujo más duraderos y de ciclos menstruales más cortos (de veinticinco días o menos).

I Jornada «De cíclicas a climatéricas. 10 años de biografía menstrual: la perimenopausia«

El pasado mes de octubre 2022, tuvo lugar la I Jornada “De cíclicas a climatéricas. 10 años de biografía menstrual: la perimenopausia” evento que se enmarcó dentro de las acciones de divulgación sobre la nueva Cultura menstrual que en los últimos años viene realizando la Asociación de cultura menstrual «La vida en rojo«1 con la coordinación de Carolina Ackermann como divulgadora, investigadora y activista fundadora de la asociación, especializada en menopausia y climaterio.

En esta Jornada realizada en el Centro de Cultura de Mujeres Francesca Bonnemaison (La Bonne), Eva Alba Invernot, terapeuta corporal y facilitadora de espacios de bienestar comunitarios, abrió la Jornada con una dinámica en la que pidió exponer a cada mujer si sabía definir la perimenopausia.

Algunas de las repuestas trasladadas y que llaman la atención son:

  • Descenso de estrógenos y depresión
  • Afectación en la salud
  • Conectar con lo real
  • No tengo claridad en los términos
  • Inseguridad; falta de información
  • Aspectos negativos y estigmatización

Cultural y simbólicamente, la llegada de la menopausia está ligada con el final de la juventud. La menopausia es tabú y existe una fuerte connotación peyorativa: con la menopausia, aparece la idea de padecimiento, y con ella, la pérdida de vitalidad y felicidad.

Expertas en salud como la Dra. Endocrinóloga Carme Valls-Llobet y Núria Beitia Hernández, psicóloga, educadora en salud menstrual y sexualidad femenina compartieron mesa redonda en la Jornada desde el relato de la experiencia propia y la experiencia profesional.

La Dra. Carme Valls-Llobet dijo en su exposición que “No hay menopausias iguales, son diversas. La diversidad llega porque puedes quedar con hormonas cero si llegas a la menopausia por intervención quirúrgica o irte quedando sin progesterona poco a poco si no ovulas y progresivamente ir bajando el estrógeno hasta la verdadera menopausia”.

Núria Beitia por su parte explicó que “Es un proceso normal en la mayoría de mujeres y cuando no lo es, necesitamos que nos cuenten la diferencia. Todo lo que tiene que ver con la vida menstrual o con la propia vida se nutre no solo de lo físico, no solo de la alimentación, sino de muchas otras cosas que pasan por dentro y por fuera de una misma”.

La realidad de la desinformación y medicalización durante la perimenopausia

Las mujeres naturalizan la desinformación sobre la llegada de la menopausia porque creen que, por edad, lo que vayan a sentir «es lo que toca». Porque así lo vivió su madre y así lo vivió su abuela. Porque el ser mujer lleva intrínseco desconectar del cuerpo

propio y si hay algún malestar, estamos entrenadas para acudir al profesional sanitario para que nos dé medicación y sigamos con nuestras ocupaciones que son las que generó el sistema capitalista actual, donde lo importante es tener medianamente salud para ir a trabajar o en el caso de la mujer, también cuidar.

Ante la irritabilidad y los cambios de humor que pueden aparecer en la perimenopausia, un 85% de los psicofármacos -antidepresivos y ansiolíticos- se venden a mujeres, frente a un 15% que se venden a los hombres según afirma la Dra. Carme Valls Llobet en su libro Mujeres invisibles para la medicina, editado por Capitán Swing.

Para la doctora en antropología Eva Margarita García en su trabajo: “La(s) menopausia(s). Simbologías y sintomatologías culturales” Es importante “…un acercamiento introductorio al momento de la menopausia con el objeto de comprender, primero, si los síntomas tradicionalmente asociados a ésta son algo puramente biológico (y por ello, iguales en todas las culturas) y, segundo, por qué en las sociedades occidentales se realiza una medicalización excesiva en todos los momentos de la sexualidad femenina (aunque podríamos decir que el proceso de medicalización excesiva es propio de las sociedades occidentales, éste no es igual en mujeres y hombres: a las primeras se las medica para huir de su naturaleza; a los segundos, para potenciarla)” 3

El trabajo precario junto con la desigualdad salarial, el estrés sostenido o la carga del cuidado de otras personas dependientes -mucho más que los cambios hormonales- provocan que las mujeres estén más expuestas a dolores y padecimientos relacionados con aspectos de la sociedad patriarcal y de la situación socioeconómica.

La perimenopausia es una etapa de maravillosa transformación del cuerpo femenino. Una vez más, la belleza evolutiva se manifiesta en la mujer. Pero el proceso de metamorfosis debe ser acompañado con educación, recursos y atención sanitaria integral, de calidad y gratuita para entender y actuar a favor de la perimenopausia y la llegada de la menopausia.

Recursos y fuentes:

  1. https://www.lavidaenrojo.org
  2. https://www.cemcor.ca/resources/life-phases/perimenopause
  3. García, E. M. (2017). La(s) menopausia(s). Simbologías y sintomatologías culturales. FEMERIS: Revista Multidisciplinar De Estudios De Género, 2(2), 223-231. https://doi.org/10.20318/femeris.2017.3768
- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído