Sigo atónito tras lo ocurrido en el Pleno del Congreso de los Diputados, donde el PSOE ha votado en contra de una Proposición no de Ley del Grupo Parlamentario de Ciudadanos sobre el apoyo institucional en la defensa del Estado de Derecho en Cataluña.

Ése posicionamiento es idéntico al adoptado en coherencia con su difusa concepción del Estado, por los partidos nacionalistas, los independentistas y la trasnochada izquierda que representa PODEMOS y toda su familia parental; lo cual añade un tinte más dramático a la decisión de los de Ferraz, que por otra parte venden el acoso a que están sometidos sus ediles en Cataluña como heroica actitud ante los secesionistas. Señores del PSOE, lo suyo aunque meritorio es de un rato; en C´S estamos sufriendo ése acoso durante los últimos diez años y no hemos dado jamás un paso atrás, al contrario de lo que han escenificado ustedes en el Congreso en una actitud que se me antoja compleja de explicar a su militancia y a sus electores.

Si su timorata posición se debe a negar apoyo explícito al PP, se equivocan, el apoyo es al Gobierno de España. Si se debe a tacticismo político para no despojarse frente a PODEMOS de su condición de principal partido de la oposición, se equivocan doblemente; los morados ya alardean de que ustedes han entrado a su trapo.

La PNL presentada por C´S, manifiesta su apoyo al Gobierno de España, al Tribunal Constitucional, al Ministerio Fiscal a los representantes del Poder Judicial a las Autoridades Públicas y a los funcionarios del Estado en la defensa de la legalidad democrática en Cataluña. También insta al Gobierno a que impida la utilización de recursos públicos en la realización de actos destinados a la promoción, preparación y ejecución del referéndum de secesión suspendido por resolución del Tribunal Constitucional. ¿Creen ustedes que lo enunciado es inoportuno o disparatado?

Visto lo acaecido, temeroso estoy señores del PSOE de que puedan cambiar de opinión sobre la invitación en principio rechazada que les ha cursado el Sr.Iglesias para formar parte de una asamblea a la venezolana, un parlamento paralelo donde tendrían cabida toda clase de cargos públicos instalados en el disparate a fin de conciliar voluntades que en el Congreso de los Diputados sería una simple ensoñación. El Sr.Iglesias revestido de su condición mesiánica pondría fin de un plumazo no solo al problema catalán sino por extensión al de la España como nación de naciones del Sr. Sánchez. En fin, las oportunas y medidas ocurrencias del Sr. Iglesias. Por cierto, en C´S estamos encantados de no haber sido invitados a semejante mascarada; nunca una exclusión fue tan gratificante.

Como dijo Eleonora Dose concluyendo el siglo XIX : “El mayor peligro de engañar a los demás es que uno acaba inevitablemente por engañarse a sí mismo”. Señores del PSOE aplíquense el cuento.

 

3 Comentarios

  1. El PSOE es un partido autónomo y si alguien quiere su apoyo para aprobar una resolución primero hay que negociarla, el PSOE no está para dar cheques en blanco ni para que Rivera se ponga medallas. Lo de llamar «asamblea a la venezolana» a un simple foro de dialogo da idea de lo perdidos que andan.

    Y desde luego el PSOE tiene todo el derecho a pactar con otros partidos de izquierdas, igual que hacen los de derechas. Que el lider sea del PSOE o de Podemos es menos importante que poner fin a esta pesadilla.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre