Cómo nos gusta a los españolitos y a las españolitas ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el nuestro. Pongamos que hablo de Cádiz. Ciudad que a duras penas llega a los 120.000 habitantes.

Su deuda per cápita ronda los 1.640 euros: resultado de una gestión nefasta de veinte años de gobierno municipal del Partido Popular.

La infravivienda es un mal endémico arraigado en pleno Casco Histórico de la ciudad. Casi 400 familias viven en edificios que no reúnen los requisitos mínimos para su habitabilidad, exponiendo su salud e incluso sus vidas y más de 150 personas sobreviviendo sin techo, y estas sí, están dejando sus vidas en un portal o a la intemperie.

A octubre de 2016 la tasa de desempleo en esta ciudad alcanzaba el 31,70%, esto es, 15.097 parados, disparando los datos sobre economía sumergida y la intervención de Servicios Sociales para cubrir las necesidades mínimas de estas vecinas y vecinos.

Estos datos del paro dan como resultado un alto índice de precariedad laboral, salarios que no cubren las necesidades básicas, trabajadoras y trabajadores que también tienen que recurrir a los Servicios Sociales.

Cádiz, que siempre tuvo en la mar su desarrollo como ciudad, está sumido en una eterna crisis naval. No existe una clara apuesta por la reindustrialización de la Bahía, los proyectos, o no llegan o se quedan a medias.

Víctima de los recortes, son los servicios de urgencia y la sanidad en general, siendo los propios trabajadores del Hospital Puerta del Mar, dependiente del Servicio Andaluz de Salud, los que denuncian esta grave situación.

En el tema educativo, la brecha existente entre educación privada-concertada y pública cada vez es más grande. El alto coste de las matriculas universitarias hace que, en una ciudad golpeada por una crisis perenne, la juventud no le vea futuro a la formación, sea universitaria o no.

Este conjunto de despropósitos que estamos viviendo aquí abajo han provocado que Cádiz este perdiendo población de una manera bestial. La juventud se marcha en busca de una estabilidad laboral para poder labrarse un presente y futuro, provocando que tengamos una alta tasa de población envejecida.

En fin. Seguro que muchos de estos datos los puede extrapolar a su pueblo, ciudad o provincia. Vivimos bajo el yugo del neoliberalismo, de un capitalismo que se regenera ante cualquier ataque. Sufrimos los recortes de derechos y libertades, véase la llamada “ley mordaza”.

Nos hacen creer que vivimos en democracia, que participamos en ella, que elegimos realmente a quienes nos representan, donde la libertad se sigue midiendo por el nivel de consumo y no por el bienestar de las personas… ni lo hermanos Grimm escribirían mejor este cuento.

Me viene al recuerdo los versos del recientemente fallecido, camarada y poeta Marcos Ana:

“Mi vida, os la puedo contar en dos palabras: Un patio. Y un trocito de cielo por donde a veces pasan una nube perdida y algún pájaro huyendo de sus alas.”

Traslado este bello poema, de este ejemplar luchador, a esa sensación que te queda todos los días cuando te levantas, abres la puerta de tu casa y el capitalismo con su guadaña se ríe de ti dándote los buenos días ¿que nos queda? Un patio, la nube perdida, el pájaro huyendo…

En Cádiz, cantamos porque nuestro mal así se espanta. Se borró de nuestro diccionario la definición de presente y futuro, esperando que, como caído del cielo, nos llegue un día el maná. Mientras tanto, malecón arriba, malecón abajo, paseamos junto al mar donde ya, ni las “murallitas” nos defienden del embate de las olas.

Pero entre tanta miseria, quien no se consuela es porque no quiere. Desde el pasado 26 de noviembre me levanto y me acuesto escuchando y leyendo las miserias que le ha hecho y le hace pasar la Revolución al pueblo Cubano. En cualquier corrillo, tertulia, reunión, todas y todos coinciden en lo mismo “Por culpa de Fidel, el dictador, los cubanos pasan necesidades, hambre, miseria, no son libres,…”. Me paro, miro a mi alrededor, observo, reflexiono: Vivo en Cádiz, Andalucía, España, Europa, nos gobierna el Neoliberalismo, el Partido Popular, los Mercados, entre otros, y me pregunto: ¿Será que la “Habana es Cádiz con mas negritos, Cádiz es la Habana con mas salero”?

“Hablan del fracaso del Socialismo, pero ¿dónde está el éxito del Capitalismo en África, Asia, América Latina? Fidel Castro Ruz.

Que la tierra te sea leve Comandante.

Salud.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 5 =