Miles de venezolanos han salido   a votar en un plebiscito contra el Gobierno de Nicolás Maduro, para poder exigirle al mandatario chavista que convoque elecciones presidenciales antes de que culmine su mandato, a principios del 2019. Sin embargo, la consulta masiva se ha teñido de sangre.

Al menos una persona ha muerto este domingo y otras tres han resultado heridas de gravedad en el oeste de Caracas, en Catia, después de que un grupo de hombres armados dispararan durante la celebración masiva de la consulta opositora contra el proceso constituyente activado por el Gobierno venezolano, según ha informado la Fiscalía venezolana.

Después de más de cien días consecutivos de protestas ciudadanas, la oposición ha convocado una votación para plantarle cara al presidente Maduro en un acto que podría representar un punto de inflexión en la crisis venezolana.

Los venezolanos en el extranjero fueron los primeros en participar en la consulta popular convocada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y la Asamblea Nacional de Venezuela este domingo, que tras su apertura en el territorio nacional comenzó a convocar a miles de personas para expresarse sobre la polémica Constituyente promovida por el gobierno de Nicolás Maduro.

A pesar que el Gobierno ha insistido en que el plebiscito no es vinculante y tampoco cuenta con el aval del Consejo Nacional Electoral (CNE), la Constitución faculta al Parlamento, de mayoría opositora, a convocarlo, tal como lo hizo días atrás.

”Si el domingo salen 11 millones de venezolanos, el lunes pasaremos a una etapa de más presión. La hora cero depende de la contundencia de este 16 de julio. Las próximas horas son decisivas”, dijo el líder opositor Henrique Capriles.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + 14 =