Hombres por la igualdad Fotos Agustín Millán

Nuria Coronado nos regala a través de su pluma de periodista su libro “Hombres por la igualdad”, (Editorial Loquenoexiste) un testimonio de varones comprometidos con un mundo justo y no sexista. Tenía que ser esta profesional como la copa de un pino, y comprometida hasta la saciedad contra la violencia machista, la autora de un ejemplar de estas características. Hombres tan especiales como “la voz de los inmigrantes” y periodista de Cruz Roja Española, Miguel Ángel Rodríguez, o Francisco Orantes, hijo de la mujer asesinada por su marido tras explicar en televisión la vida de malos tratos que su marido le había dado. Y así, hombres comprometidos con la causa de la mujer y de la humanidad.

Miguel Ángel Rodríguez, periodista de Cruz Roja Española

Nuria Coronado se ha pasado la vida dando voz a las víctimas de violencia de género y ofreciendo un espacio a las mujeres sin voz que tienen algo que contar y reivindicar. ¿Por qué ahora les toca a los hombres buenos?

Creo que no hay tributo mayor que devolverle a las mujeres valientes, tanto las que han salido como las que están saliendo de un proceso de violencia de género, que contar sus historias, darles voz. Es la mejor manera de decirles que no están solas, que todo su esfuerzo ha merecido y merece la pena porque con él nos hacen a todos mejores y ayudan a que otras mujeres se empoderen. Ahora sentía la necesidad de visibilizar a los hombres aliados del feminismo que caminan junto a las mujeres por la consecución de un mundo sin desequilibrios. De un mundo en el que sin importar el sexo con el que hayamos nacido, una circunstancia que nadie elige, todas y todos tengamos las mismas oportunidades y los mismos derechos. La lucha del feminismo está encabezada por nosotras como sufridoras del sistema patriarcal, pero tiene que quedar claro, que ha de ser la de toda la sociedad. Si no remamos en la misma dirección nos seguirán matando, violando, cuestionado, pagándonos menos, dejándonos en casa, quitándonos espacios en los que hablar… Esos hombres que no quieren formar parte de la masculinidad de las cavernas, esos hombres feministas también tienen que salir, para que su ejemplo anime a cuantos más hombres (y mujeres) a sumarse a la igualdad.

¿Quién de estos protagonistas de tu libro te ha impresionado más?

Fue el último hombre que entrevisté pero que he elegido poner en primer lugar por todo lo que su testimonio representa. Es Francisco Orantes, hijo de Ana Orantes, una mujer valiente que un día, tras 40 años (con su días y sus noches) de palizas, insultos y agresiones, decidió sacar fuerzas, y a pesar de que sabía lo que podía pasar, se sentó en un plató de televisión y allí visibilizó lo que en España, hace 20 años, se ocultaba. Ella puso voz y rostro a la violencia de género. Ella quería sentir la libertad negada durante toda su vida, y también las de sus once hijos que la padecieron. Francisco es un hombre valiente como su madre y que con sus palabras hace honor a ella. La mantiene viva. Su conversación aún resuena en mi interior.

Miguel Ángel Rodríguez, periodista de Cruz Roja Española

Son un ejemplo o la excepción los “protas “ de tu libro?

Yo quiero que sean el ejemplo y no la excepción. Por eso he escrito el libro. Cada vez hay más hombres feministas, más hombres que no quieren, ni por asomo poner su nombre en la lista del patriarcado. Ellos nos acompañan a las mujeres en el día a día, son nuestros aliados. Y ellos pueden y deben ser los mejores prescriptores para abrir los ojos a otros hombres y mujeres para que se sumen a la causa del feminismo y entiendan que sin igualdad no hay democracia, y sin mujeres libres el mundo está preso y pierde talento, oportunidades y en definitiva vida. Estos hombres nos ayudarán a acelerar las manecillas del reloj de una era que marca en el pasado por una que se mueve al ritmo de la libertad y la alegría.

“Ellos nos acompañan a las mujeres en el día a día, son nuestros aliados”

Qué valoración haces de los medios de comunicación en el trato que damos a la violencia de género?

Por desgracia para mí es de suspenso. Son muy pocos los medios -salvo raras excepciones como la de Diario 16 y otros medios que casualmente están dirigidos por mujeres (La marea, Huffington Post, Público) o que tienen conciencia de género-  que informan con  esta perspectiva de género. Eso significa que en lugar de informar desinforman y blanquean el machismo. Día sí y día también nos encontramos con titulares, textos, imágenes que denigran a la mujer, la cosifican y la ponen como sujeto causante de la violencia de género en lugar de como la víctima. Mientras esto no cambie el cáncer del machismo seguirá entrando a lo bestia y costará más tiempo y educación erradicarlo para siempre.

¿Sigue siendo el enfoque informativo de los medios machista? ¿Tratamos diferente a una mujer que a un hombre si es alguien con poder, un delincuente o una víctima?

Sin lugar a dudas así es. No solo aparecemos tan solo una media del 28% en las noticias. Además no se nos llama como expertas o como fuentes de información. Siempre los entrevistados son ellos, los que sientan cátedra. Cuando además aparecemos se menciona la condición de mujer en lugar del talento que representa a la mujer o se abren los titulares con cómo vamos vestidas o lo delgadas o gordas que estamos. A eso se suman titulares o fotos que avergüenzan a una profesión como la nuestra que debe visibilizar al 100% de la sociedad.

Por ejemplo, ¿cómo hemos tratado el tema de la víctima de los sanfermines?

Salvo honrosas excepciones los medios han crucificado a C. Ella es la víctima y sin embargo se la ha cuestionado, se la ha culpado. He escuchado auténticas barbaridades de “compañeros” que en pleno directo preguntaban a su abogado ¿cómo se le ocurrió entrar en el portal? Pero ¿estamos locos? ¿Cómo se le ocurre a alguien hacer tal pregunta? He visto titulares, y por desgracias también firmas de mujer, que con su prepotencia, nos insultan y se permiten llamarnos rebaños de mujeres histéricas y manipulables por manifestarnos en apoyo de ella. Sin duda a nadie se le puede negar la libertad de expresión de sus ideas, pero escuchar, ver o leer tan grandes barbaridades duelen mucho. Estos actos son un reflejo de cómo el machismo está anclado en el adn de la sociedad, también de la sociedad, y por eso hay que seguir luchando contra él. La buena noticia es que cada vez somos más quienes nos hemos sumado a informar con perspectiva de género.

¿A quién crees que le haría mucha falta leer tu libro y los artículos o entrevistas tuyas que cada semana publicamos en Diario16?

Creo que no hay mayor acto para adelgazar la ignorancia y crecer como personas y por tanto como sociedad que la cultura y la lectura. Por eso recomiendo, no solo a quienes ya están concienciados con el feminismo, sino especialmente a los hombres y mujeres que aún no lo están que se animen a leerlo. Descubrirán si quieren formar parte de una sociedad que quiere a las mujeres asesinadas, muertas, violadas, sin trabajo, sin sueños o por el contrario quieren estar y vivir en una sociedad que nos de las mismas oportunidades y derechos que desde siempre se nos han negado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 2 =