El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de la República Bolivariana de Venezuela convocó a los representantes de los Poderes Públicos (Ejecutivo, Legislativo, Electoral y Moral) de la República Bolivariana de Venezuela, para tratar las amenazas terroristas que buscan quebrantar el orden constitucional en el país e impedir una escalada de violencia contra el pueblo venezolano.
Ha sido una señal de alerta, el ataque terrorista efectuado a la sede del TSJ y el Ministerio del Poder Popular para las Relaciones, Interiores de Justicia y Paz, este pasado martes en horas de la tarde, cuando un helicóptero, secuestrado por un funcionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), atentó contra dicha sede disparando y lanzando objetos explosivos.
El secuestro del helicóptero, ha sido una nueva puesta en escena de la oposición, para llamar la atención internacional y lograr alentar a sectores militares, para que se plieguen a los intentos golpistas.
El plan de desestabilización, violencia terrorista, saqueos, atentados se está recrudeciendo, estos días. La oposición está utilizando a sectores marginales, delincuentes, para provocar de forma sincronizada actos delictivos.
Según algunos analistas internacionales como el prestigioso politólogo Atilio Borón, señala que el gobierno tiene que reprimir las acciones terroristas, como lo indica su constitución. Mientras que por otro lado la Fiscal General Luisa Ortega acusa al gobierno de aplicar Terrorismo de Estado. La otrora militante revolucionaria, en los últimos meses se desmarco del gobierno, asumiendo un papel político, que muchos intuyen como parte de su estrategia para representar una alternativa al chavismo, desde el progresismo. Lo cierto que es que Luisa Ortega está generando más confusión en la sociedad venezolana. Su acusación de terrorismo de estado, no tiene ningún sustento jurídico. El terrorismo de estado consiste en la utilización de métodos ilegítimos por parte de un gobierno orientados a inducir miedo o terror en la población civil para alcanzar sus objetivos o fomentar comportamientos que no se producirían por si mismo. En Venezuela esta situación la generan los antichavistas, ellos aplican “el terrorismo de la oposición” generando miedo, asesinatos, persecuciones a los simpatizantes del gobierno, saqueos. Entre los delitos tipificados como terrorismo de estado están el uso de la coacción o persecución ilegitima, el secuestro, desapariciones forzosas, el asesinato o ejecución extrajudicial. Es llamativo que la Fiscal General Luisa Ortega, que hace esta grave denuncia, se niegue sistemáticamente a investigar las casi cien muertes producidas en los últimos meses.
¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Anonadado después de leer su artículo, no puede haber más manipulación y desinformación en casa linea. A estas alturas resulta increíble que una persona sensata pueda apoyar con un artículo como este un régimen como el de Maduro. Lamentable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 2 =