Hoy, terminamos la serie de artículos que hemos publicado destacando los aspectos más notables del proyecto “Por una nueva Socialdemocracia” de Pedro Sánchez, con una síntesis del modelo de partido que presenta.

Como viene haciendo a lo largo de todo el texto, comienza este apartado con una autocrítica afirmando que, aunque el PSOE es el partido con la historia más larga del sistema político español, desde hace algún tiempo no se han aprovechado todas las oportunidades de modernizar las estructuras y procedimientos internos, y considera a los militantes, simpatizantes y ciudadanía el centro de gravedad de los cambios a emprender.

Entiende que serán señas de identidad de una nueva época la participación y el empoderamiento de la militancia, la rendición de cuentas, la transparencia, la eficacia y la apertura del PSOE y de las Casas del Pueblo a la sociedad española y a las organizaciones progresistas.

Habla con nitidez de las 4 funciones que un partido político tiene que acometer y siguiendo con la autocrítica, considera que el PSOE no está cumpliendo adecuadamente con todas ellas: Primero, que el papel central de un partido político es formular programas que permitan llevar a la práctica la defensa de los intereses y aspiraciones de la mayoría social; en segundo lugar contar con cuadros competentes y garantizar una formación permanente y de calidad a sus afiliados y afiliadas y cuadros para que puedan ejercer de manera óptima, con garantías de lealtad con el proyecto socialista; ello implica una buena capacidad de preselección de candidatos adecuados y de formación de cuadros políticos; como tercera función, destaca la importancia de hacer llegar la política a la ciudadanía; y en cuarto, y último lugar, la canalización de la participación política de los ciudadanos de acuerdo a lo que se estipula en la Constitución Española.

Continúa realizando una dura crítica a la Gestora Federal del PSOE y la extralimitación de sus funciones, analizando y proponiendo la necesidad de que en los estatutos del partido figure de forma clara y concisa que: La revocación o censura de un Secretario General requerirá ser motivada y acordada por un mínimo del 51% de votos del Comité Federal u órgano equiparable a otro nivel territorial y deberá ser aprobada por la militancia en una consulta; limita la duración de una Gestora entendiendo que no deberá prolongarse más allá́ de noventa días con limitación clara de sus funciones ; el censo de afiliados y militantes no podrá variar a partir de la constitución de una Gestora, y de igual manera, las dimisiones que puedan producirse de miembros de la Comisión Ejecutiva Federal no llevarán, en ningún caso, al cese de los demás componentes de dicha Comisión, ni a la convocatoria automática de un Congreso Federal.

En esta parte del documento pone el valor del criterio de la militancia y propone redefinir las viejas metodologías de trabajo, abandonando el modelo de “arriba-abajo” y dando espacio y enfoques de “abajo-arriba”

Reflexiona con criterio asegurando que una insuficiente democracia interna genera estructuras clientelares, dificulta los controles democráticos y puede ser un caldo de cultivo para la corrupción marcándose como objetivo volver a unir a todo el socialismo español en torno a un proyecto atractivo e ilusionante , con un liderazgo integrador que asuma el pluralismo existente en el seno del PSOE y el protagonismo de la militancia, para lo que propone la apertura de las Casas del Pueblo hacia los simpatizantes, los ciudadanos y las organizaciones y plataformas cívicas.

Continúa resaltando la importancia de reforzar, modernizar y actualizar la organización a partir de unos criterios básicos que son: Rendición de cuentas; considerar a la militancia como la columna vertebral del partido y el ámbito donde se forjan los cuadros políticos del PSOE; primarias abiertas a la ciudadanía mediante su participación como simpatizantes; financiación: sostenibilidad y transparencia; Liderazgos compartidos e integradores y buenas prácticas democráticas. Para cada uno de estos criterios establece el cómo, planteando para algunos de ellos renovadas formas de funcionamiento interno y participación democrática, además de un buen uso y manejo de los recursos e instalaciones del partido.

Por una nueva Socialdemocracia, considera necesario reforzar los mecanismos de coordinación federal y del resto de federaciones, y de coordinación entre partido y grupos socialistas y propone crear el Consejo de Alcaldes, Alcaldesas y Diputaciones a nivel federal, para que la voz del municipalismo esté aún más presente en la toma de decisiones del partido.

Propone abordar el análisis de cuestiones como la creación de Agrupaciones virtuales, fortalecer las organizaciones sectoriales tal y como establecen los estatutos, e impulsar la presencia del PSOE en el medio rural y ensayar un modelo organizativo comarcalizado ante la existencia de Agrupaciones muy pequeñas, dispersas y poco operativas.

Plantea potenciar las interlocuciones con las organizaciones de los trabajadores y con los sectores de la sociedad que impulsan políticas de progreso dando especial relevancia al diálogo con los sindicatos y especialmente con UGT y CCOO.

La socialdemocracia no tiene ningún problema con el pluripartidismo pero manifiesta con claridad que los socialistas no renunciaremos a vertebrar y liderar el cambio que exigen millones de progresistas.

Termina el documento con una reflexión sobre el PSOE que se necesita, un PSOE que aspire a gobernar con otra forma de hacer y sentir la política, a partir de una ideología socialdemócrata refundada sobre principios, convicciones y valores propios, portador de un pensamiento crítico hacia el capitalismo neoliberal. Un PSOE que cumple lo que promete, y lo hace con competencia y eficacia, como una fuerza de izquierda reformista y transformadora.

El proyecto que presenta Pedro Sánchez marca un antes y un después en el seno del PSOE. El empoderamiento de la militancia y la apuesta por una democracia interna real, moderniza el partido socialista español y lo acerca al resto de partidos socialistas europeos en los que prácticas, como las primarias abiertas y el ejercicio responsable de una democracia interna y efectiva, ya hace años que se llevan realizando.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Programa completo, progresista, comprometido con la militancia, con las mujeres, con los jóvenes y con los necesitados.
    MI PROGRAMA.
    ¡¡Animo Pedro, sácalos del mapa a gorrazos!!

  2. Se despejó la duda, por fín la insistencia de algunos como tu, Eva, ha triunfado, la razón frente a la sin razón, la constancia, contra la soberbia, no podía triunfar quien conculcó la legitimidad de los cargos y la legalidad de los estatutos, era demasiado y muchos hemos respirado cuando se ha consolidado la victoria, hemos asistido, algunos en primera fila, como los cargos houligans susanistas han intentado influenciar hasta el mismo día de la votación, algunos nos hemos echo acreedores de todas las fobias de los cargos, porque contra viento y marea hemos aguantado hasta el último voto, hoy puede ser como dijo Pedro el Km 0 de ese PSOE que empezamos a perder en 1979 y lo rematamos con el artículo 135 de la constitución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − Once =