“Doblemente maltratada”. Así se siente N.G.P una joven madre que después de sufrir violencia de género por parte de J.B.F, su exmarido condenado en varias ocasiones por maltrato. Esta valenciana no ha podido rehacer su vida junto a su hijo y tras tener que aceptar la custodia compartida con él (con orden de alejamiento incluida), ahora se enfrenta al embargo inmediato de sus bienes por un importe de 2.767 euros ya que el Juzgado de Violencia de Género de Denia la condena al pago de costas por recurrir la sentencia de custodia compartida para su maltratador. “En la sentencia de diciembre de 2012 de divorcio presentada en el Juzgado de la Denia de Violencia de Género se otorgaba la custodia compartida a mi exmarido con orden de alejamiento en vigor y otro procedimiento penal contra mi por el que en 2016 fue condenado a 2 años de prisión. Recurrí a la Audiencia Provincial de Alicante. Tuve que pagar las tasas de 1000 euros que en aquellos momento Gallardón impuso y ratificaron la custodia compartida. Recurrí al Tribunal Superior de Justicia de Valencia, el cual no juzgó y se inhibió pero impuso costas. Ahora me las pasan a cobro, costas para pagarle el abogado a un maltratador”, relata angustiada en exclusiva a Diario16.

Esta licenciada, que cada día intenta sacar fuerzas de donde puede, no entiende cómo la justicia en lugar de estar de parte de quien es maltratada, le pone una zancadilla que no solo es económica, sino también moral. “Siento vergüenza por tener que explicar que el condenado es él, no yo. Que yo hice lo que pude porque mi hijo no aprenda que lo correcto es el ejemplo de alguien condenado por maltrato. Y que en eso la justicia no me amparó”, relata apenada.

 

¿Cómo de injusta es la justicia con una madre maltratada?

Es un calvario. Darle la compartida a un maltratador es inexplicable, por el ejemplo que recibe el menor y por el castigo que recibe la madre. Porque le dan vía libre para seguir maltratando a través de tu hijo. Y eso es cruel e injusto. No es lo que dicen de denunciar y ya se pone fin a todo, se denuncia y te caen todas las condenas del mundo. Empieza un proceso judicial que no tiene fin. Y que es demoledor.

¿Jarros de agua fría en lugar de empatía es lo que recibes?

Lo que obtienes cuando reclamas justicia es el interrogante de porqué aguantaste, cómo es que no hiciste nada y eso implica incredulidad hacia lo que estás denunciando y un juicio paralelo a ti como víctima. Te obligan a pasar periciales psicológicas a solicitud de los maltratadores donde se te cuestiona como persona, como madre y como denunciante. La excusa del maltratador es atentar contra tu estado mental y le dejan. Denuncias y encima te tienes que defender.

¿Cómo te explicas que un juzgado te obligue a pagar las costas y el abogado de tu maltratador cuando además no tienes dinero?

No un juzgado cualquiera, el de Violencia contra la Mujer. Me resulta inhumano. Lo condenó a él pero me castiga a mí. Yo solo recurrí la custodia compartida que se le había concedido a un maltratador condenado y con una orden de alejamiento en vigor. Porque creí que la ley me amparaba. Fui a la Audiencia Provincial de Alicante, que me cobró tasas judiciales, y ratificó la compartida y al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Valencia, que se inhibió pero me condenó a unas costas que son desorbitadas. Y que ahora me reclaman. Y que vienen a ser los gastos de su abogado. Y precisamente la Audiencia la presidia entonces Vicente Magro, hoy en el Supremo, y quien es un referente por dar conferencias sobre la Violencia de Género.

 

Humillación, desprecio, inhumanidad o directamente misoginia ¿cómo defines este calvario en los tribunales?

Creo que es una justicia patriarcal y machista. La ley señala, y en ese sentido se ha pronunciado el Supremo, que no cabe la compartida con maltrato pero luego los jueces interpretan y bajo la premisa del interés del menor, que para ellos es que lo eduque un maltratador, castigan a la madre que se ve envuelta en procesos judiciales sin fin.

“Siento vergüenza por tener que explicar que el condenado es él, no yo. Que yo hice lo que pude porque mi hijo no aprenda que lo correcto es el ejemplo de alguien condenado por maltrato”

¿Si no puedes recurrir cómo vas a sacar ese dinero?

No cabe recurso alguno según dicta el auto. Dan 10 días para abonarlo, y lo he tenido que pedir o me amenazan con embargo de bienes por 3000€ de minuta de su abogado. Es una humillación y un castigo. Siento que la justicia me castiga por pedir que no le dieran la custodia compartida a un padre condenado por maltrato.

¿Vas a seguir luchando hasta el último momento?

No, no puedo más. Hay que portarse bien para que todo pare. Eso es lo que aprendí conviviendo con un maltratador.

¿Cómo se sacan las fuerzas?

Es que ya no quedan. Hace seis años que yo recurrí. Y no han parado las causas judiciales. Cuando ya no pueden arrastrarte por el suelo te arrastran en el juzgado. Hoy él tiene la custodia y yo debo pagarle el abogado.

¿Cuál es el mensaje que se os lanza a todas y cada una de las mujeres maltratadas?

¿El mensaje? La justicia lo condenará pero eso no hará que pare. Y que en el fondo, no te creen. Y te hacen sentir culpable.

¿Qué crees estará sintiendo tu maltratador? 

El espaldarazo judicial. La victoria. Y la venganza. Fue él la víctima de una malísima mujer que no quería que tuviera a su hijo, ese es el discurso social. Y así no se puede seguir.

 

¿Tu pequeño es consciente de la realidad?

Sí y no. Su madre está desautorizada por los jueces y aunque no tenga muy claro lo que significa entiende que su padre gana y su madre estaba equivocada. Su madre denunció que no se aplicara la ley, pero eso no lo entiende. Entiende que su padre lleva razón y la mala es su madre. Yo misma tampoco entiendo que se me castigue a mí sin cometer ningún delito, sin tener ninguna condena ni denuncia alguna.

Copia de la sentencia.
¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorÁbalos: “los ciudadanos se ven reflejados en la España de hoy y no en la viejuna de Rajoy”
Artículo siguientePánico
Es periodista, autora de Hombres por la Igualdad (Ed LoQueNoExiste) http://loquenoexiste.es/producto/hombres-por-la-igualdad/, editora y responsable de Comunicación y RR.PP. de @juanmerodio. Además es Máster en Producción Radiofónica (RNE), Biblioteconomía y Documentación (Universidad Complutense) así como Mujer y Liderazgo (Escuela Aliter). Fue becaria Erasmus y Leonardo en Roma. Ha desarrollado su carrera durante 25 años a caballo entre el periodismo, la comunicación, la organización y la presentación de eventos. Colabora con El Español, 20 minutos, Diario 16 y AgoraNews, entre otros medios. Es madre de dos hijos y cree que el liderazgo y la defensa de los derechos y los valores sociales, en especial los de las mujeres, han de partir de uno mismo.

8 Comentarios

  1. Deberiais sentir verguenza al publicar un artículo tan poco periodistico, que coloca subrayados ventajistas y se entega al postor de moda sin ningún miramiento. No podeis reclamar una justicia equanime cuando vuestro modelo de periodismo es tan burdamente sectario.

    • De alguien que se hace llamar “unos hombres buenos” no se puede esperar otra respuesta…

      Tu también eres un maltratador, y lo sabes, y te aterra que articulos como este pongan el foco en la justicia que ampara a escoria como tu, se os acaba el chollo y no paráis de temblar.

      En vez de preocuparte por los hombnres buenos, mejor fíjate en los malos, que son los que matan, icluidos a hombres.

      Estaría bien que aclararas con datos objetivos donde está el periodismo sectario, ¿o lo que te molesta es que no son de tu secta machonazi que odia a las mujers? Tiene mucha gracia cuando acusáis de sectarios a los demás sin argumento alguno con palabrezas vagas tipo “el postor de moda”. Eso que es, el lobby feminazi financiado por Soros del que tanto habláis los machonazis conspiranoicos? Que asco dais con vustra paanoya patriarcal inducida… ya ni si quiera pena dais, solo asco máximo. Y ahora resulta que tu vas a venir a dar lecciones de periodismo, con ese mensaje tan racional y moderado que has dado… anda a la cueva!

  2. De alguien que se hace llamar “unos hombres buenos” no se puede esperar otra respuesta…

    Tu también eres un maltratador, y lo sabes, y te aterra que articulos como este pongan el foco en la justicia que ampara a escoria como tu, se os acaba el chollo y no paráis de temblar.

    En vez de preocuparte por los hombnres buenos, mejor fíjate en los malos, que son los que matan, icluidos a hombres.

    Estaría bien que aclararas con datos objetivos donde está el periodismo sectario, ¿o lo que te molesta es que no son de tu secta machonazi que odia a las mujers? Tiene mucha gracia cuando acusáis de sectarios a los demás sin argumento alguno con palabrezas vagas tipo “el postor de moda”. Eso que es, el lobby feminazi financiado por Soros del que tanto habláis los machonazis conspiranoicos? Que asco dais con vustra paanoya patriarcal inducida… ya ni si quiera pena dais, solo asco máximo. Y ahora resulta que tu vas a venir a dar lecciones de periodismo, con ese mensaje tan racional y moderado que has dado… anda a la cueva!

    • Alba, colocas todos los supuestos, todos los lugares comunes y asignas todas las ideas que se te pasan por la cabeza a alguien al que solo conoces por verter una opinión y tener un nombre.
      Yo puedo elegir el nombre que me parezca y centrarme en los hombres buenos o el los malos, si así se me parece. Yo no te he pedido a ti que te coloques del lado de nadie, ni puedes dar por supuesto de que lado estoy yo.
      el artículo NO es periodismo, y no tiene la categoría para ser presentado como otra cosa que no sea un panfleto ideológiuco de moda, pero no porque se parezca más o menos a mis ideas, sino porque no se molesta en tomar una postura racional ante un problema cocreto y decide presentar la situación desde la “perspectiva” ( que clasica se ha hecho la plabra”) y presentnado los hechos con ánimo de manipular al lector. Ejemplo: si recurres uyna sentencia y pierdes, te toca pagar las costas. Esto lo sabía la recurrente antes del veredicto, y no puede, por tanto, presentarse como otra cosa que la conseciencia de sus propias acciones.
      Como he dicho en otros artículos de la insigne escritora de este oprovioso artículo, en los casos de disputa de custodia presentar la situación como una dicotomía opresor/oprimido es especialmente dañino porque los hijos tienen el derecho y el deber de estar en contacto con ambos progenitores, y si se plantea de tal forma los que van a salir perdiendo son siempre ellos.
      De todas formas, tengo pocas esperanzas de que este feminismo hegemónico, que es tan maniqueo, llegue a entender alguna vez que hay algo más alla de las consignas victimistas y los esloganes.

      Un saludo

  3. ;serción,hasta universidad gratis,han echo que la condición de maltratada sea un estatus especial ,prioritario para acceder a todas las ayudas sociales y judiciales,vamos que la que no denuncie a su marido en proceso de divorcio,prácticamente es la tonta del bote,pero las denuncias falsas son el 0′,000001% ehhhh?las mujeres no mentimos!!!

  4. Partiendo de la base de una ley inconstitucional,sexista,con una discriminación ultrapositiva,y totalmente inclinada hacia el lado de la mujer,con todo tipo de ayudas,amen de conseguir la custodia de los hijos y el pack,casa,coche,pension,,abogado gratis durante todo el proceso,renta activa de Inserción,bonos y ayudas económicas,y hasta universidad gratis,han echo que la condición de maltratada sea un estatus especial ,prioritario para acceder a todas las ayudas sociales y judiciales,vamos que la que no denuncie a su marido en proceso de divorcio,prácticamente es la tonta del bote,pero las denuncias falsas son el 0′,000001% ehhhh?las mujeres no mentimos!!!

  5. Partiendo de la base de una ley inconstitucional,sexista,con una discriminación ultrapositiva,y totalmente inclinada hacia el lado de la mujer,con todo tipo de ayudas,amen de conseguir la custodia de los hijos y el pack,casa,coche,pension,,renta activa de Inserción,bonos y ayudas económicas,y hasta universidad gratis,han echo que la condición de maltratada sea un estatus especial ,prioritario para acceder a todas las ayudas sociales y judiciales,vamos que la que no denuncie a su marido en proceso de divorcio,prácticamente es la tonta del bote,pero las denuncias falsas son el 0′,000001% ehhhh?las mujeres no mentimos!!!

  6. Terrible calvario! Se ve como está la justicia española, en este caso y en el de Cataluña, inventando violencias inexistentes!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − doce =