Baterías que duran dos años, lavavajillas que se rompen a los tres, neveras imposibles de reparar porque el arreglo cuesta más que una nueva,… es la obsolescencia programa. Se trata del entorno actual en el que se mueve la sociedad y que, sin embargo, por la ley imperante del consumismo, no cambia. La Fundación Feniss (Fundación Energía e innovación Sostenible sin obsolescencia programada) ha decidido dar un paso adelante y ha instado a los partidos políticos a que incluyan en sus programas de las próximas elecciones una norma que castigue esta práctica de predeterminar la vida útil de un producto.

En la carta enviada a todas las formaciones políticas de España, la fundación solicita que se añada la propuesta de una ley similar a la que ya se aprobó en Francia el año pasado. La norma francesa, denominada “Ley de Transición Energética”, multa hasta con 300.000 euros y dos años de cárcel a las empresas que diseñen y fabriquen sus productos para que duren un tiempo predeterminado. Esta norma es la primera que reconoce la existencia de la obsolescencia programada, y sanciona técnicas que introduzcan defectos, debilidades, paradas programadas, obstáculos para su reparación y limitaciones técnicas.

El objetivo es paralizar un modelo de fabricación que incide directamente en el agotamiento de las materias primas, el aumento de las emisiones de COy el endeudamiento de familias, empresas y hasta de países.

A partir de la norma francesa, Europa empezó a abordar el problema aprobando un dictamen que exige la prohibición total de la obsolescencia programada. El dictamen también propone que las empresas faciliten la reparación, campañas de sensibilización sobre la obsolescencia estética que se encuentra atada a las modas, y por último la implantación de un sistema de etiquetado que informe al consumidor si prefiere un producto barato u otro más caro pero más duradero.

“Creemos que es clave que los partidos políticos tomen parte en este asunto que atañe a toda la sociedad, que contribuiría a un mundo más justo y más respetuoso con el medio ambiente”, afirma Benito Muros, presidente de Feniss, a lo que añade “es necesario que esta materia esté legislada. Se ha demostrado que es posible, tal y como se ha hecho en nuestro país vecino”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + catorce =