La concejala del PP Rosa Ganso, en la oposición en el Ayuntamiento de Pinto, justifica la prostitución para los “feos” y los “discapacitados”, en el último Pleno Municipal.

Se debatía una propuesta del PSOE para elaborar una ordenanza que regulase la prostitución en la Pinto en el Pleno Municipal del Ayuntamiento de Pinto del 31 de mayo. En el turno de palabra del grupo Popular, la concejala Rosa María Ganso tomaba la palabra para justificar el voto en contra de la propuesta de los socialistas: “hay personas con discapacidad que utilizan estos servicios porque no les queda otro remedio”, “hay personas que en la vida han nacido feos y no tienen posibilidad de utilizar estos servicios” y “no somos todos rubios, guapos y bonitos”.

Rosa Ganso es concejala desde 2004 y la pasada legislatura con el gobierno Popular en el Ayuntamiento, se hizo cargo de las áreas, entre otras, de Familia, Empleo y Asuntos Sociales.

Sus palabras causaron sorpresa y disgusto en el resto de grupos que censuraron la tesis de la concejala. La moción propuesta por el PSOE de Pinto no salió adelante porque Ganemos, en el gobierno municipal, y Ciudadanos se abstuvieron.

La vicesecretaria de Comunicación del PP de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha afirmado que “no pueden manifestarse a favor o en contra de las manifestaciones de Ganso hasta no revisarlas al completo”. Ayuso sí ha matizado que “desde luego esas ideas no pertenecen a ningún argumentario del PP”. Se trata de “una opinión estrictamente personal que no compartimos en absoluto”.

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha reprobado las manifestaciones de una concejala de Partido Popular en el municipio madrileño de Pinto, conocidas ayer, que ha vinculado la prostitución con las personas con discapacidad, afirmando que estas personas han de acudir a “estos servicios porque no les queda otro remedio”.

En una nota de prensa del movimiento social de la discapacidad, estas declaraciones, pronunciadas encima en una sesión pública municipal y en el ejercicio del cargo de edil, “causan estupor y gran indignación”, porque incurren en “desprecio hacia las personas con discapacidad”, a las que se las trata ofensivamente, “menoscabando su dignidad como seres humanos y miembros valiosos y respetables de la comunidad”, señalan en la nota.

El CERMI reclama al Partido Popular de Madrid que desautorice a esta concejala, y la reprenda severamente por esta forma de actuar que hiere a las personas con discapacidad, a título individual y colectivo.

Para el CERMI, es más que dudoso “que alguien que alberga estas ideas sobre las personas con discapacidad pueda ejercer un cargo público como el de concejal”, pues desconsidera a una parte de la población, a la que debería representar, “solo por su diversidad, dañando su imagen pública”, señalan.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − 1 =