El desarrollo de las nuevas tecnologías en el campo de la economía ha revolucionado el mercado actual. Parece ser que las criptodivisas han llegado para quedarse y es que su rápido crecimiento las ha llevado a la cima de la economía mundial. Sin embargo, a pesar de que las criptomonedas hayan acaparado las portadas de periódicos y otros medios de comunicación, se puede observar un reciente crecimiento de estrategias de gestión con una tendencia más pasiva. Este es el caso de los fondos indexados o los ETF que, en la actualidad, se posicionan como una de las opciones más populares entre nuevos inversores. Estos fondos toman como referencia un determinado índice bursátil y replican su evolución para intentar desviarse de ellos en la menor medida posible. Entre ellos, podemos destacar el UK100, subyacente al índice bursátil londinense que recoge los 100 valores más importantes de la Bolsa de Londres. Entre las firmas con mayor capital que lo componen podemos encontrar empresas de renombre como HSBC, Vodafone o BHP Billiton. Además, el índice londinense sirve de referencia a muchos expertos en la materia puesto que los resultados que obtienen dichas empresas pueden marcar la evolución de la economía británica.

Esta novedosa tendencia permite a potenciales inversores gestionar su capital e invertir en ciertos sectores de la industria en lugar de comprar acciones de manera individual. Acorde a distintos empresarios y expertos, es una alternativa más segura dada una evolución más estable, ya sea siguiendo una tendencia alcista o, por el contrario, una tendencia bajista. Muchos inversores encuentran en las criptomonedas, como es el caso de Bitcoin, una oportunidad de duplicar o incluso triplicar su capital de manera rápida y sencilla. Sin embargo, al igual que su ganancias se pueden ver duplicadas, su volatilidad puede jugar en su contra. Es por ello que muchos expertos apuntan a este tipo de fondos e índices cuando los potenciales inversores buscan obtener beneficios a largo plazo con un riesgo menor que en el caso de las criptodivisas. Cabe destacar la afirmación que realizó el reconocido empresario estadounidense Warren Buffet, quien ha recomendado a sus herederos que inviertan el 90% de su valiosa fortuna en índices bursátiles.

La turbulenta situación que ha atravesado Reino Unido tras la celebración de un referéndum y la consecuente decisión de abandonar la Unión Europea ha dado paso a una etapa de incertidumbre que ha cuestionado la autoridad de una de las mayores potencias del mundo en el mercado internacional. Además, la devaluación de la libra y la inestabilidad política y económica que ha atravesado el país como consecuencia del Brexit ha provocado notables pérdidas en el UK100. Sin embargo, muchos expertos han encontrado en su devaluación la oportunidad perfecta para invertir en empresas infravaloradas y obtener beneficios a largo plazo, especialmente dada la previsión de un periodo de recuperación económica en los próximos meses.

Un mercado bajista como consecuencia de la inestabilidad política y económica de un país, como es el caso de Reino Unido tras el Brexit, puede maximizar las oportunidades de obtener beneficios a largo plazo una vez que se recupere el mercado. Esta es una estrategia clásica usada por los inversores con más experiencia en la materia, quienes pueden observar cómo una reducida cantidad invertida en el momento adecuado puede transformarse en ganancias exponenciales.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho + tres =