Foto Agustín Millán

España se convirtió en un ejemplo para el mundo tras aprobarse en 1931 el derecho del sufragio femenino. Dos años después, en el año 33, se hacía efectivo con unas elecciones que, tal y como se preveía, permitieron votar a la mujer para que ésta votara a la derecha. La propia Clara Campoamor, quien lideró todo este movimiento incluso en contra de la opinión generalizada de la izquierda por miedo al fracaso electoral, como así fue, perdió su escaño por falta de votos suficientes. Hoy España vuelve a obtener ese protagonismo, con un movimiento feminista sin precedentes contra la Violencia de Género.

Son ya 44 las mujeres víctimas mortales de la violencia machista en 2018

Desde ese 1933, años de recesión, guerra civil, posguera, franquismo y, por fin, una Democracia que tardaría años en ir avanzando por los derechos de las mujeres. El 25N, como reivindicación del Día Internacional contra la Violencia de Género, vuelve a tener en España una especial protagonismo para el mundo: ya no hay quien pare al movimiento feminista como un auténtico tsunami contra el crimen machista

Hoy, sin embargo, España lidera de nuevo, como lo hiciera en el 31, este movimiento del 25N, después de que cerca de mil mujeres desde el 2003 murieran como consecuencia de crímenes machistas. Fecha histórica también porque es cuando se empiezan a recoger datos específicos sobre estos asesinatos.

Víctimas

Cuando tan sólo quedan 36 días para que termine el año, son ya 44 las víctimas mortales de la violencia machista en 2018, según el balance del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, actualizado a 21 de noviembre. Además, hay un caso en investigación: la mujer hallada muerta el 16 de julio en La Orotava (Tenerife), que tenía dos hijas y que también fueron asesinadas. Las tres fueron asfixiadas y el padre de familia se ahorcó. Hasta 33 menores han quedado huérfanos y un total de 27, la mayoría niñas, han sido asesinadas por esa violencia machista.

Toda España organiza hoy concentraciones, manifestaciones y protestas para reivindicar con un grito unánime el basta ya a los crímenes machistas. Hoy más que nunca, gracias a la fuerza del colectivo feminista, las instituciones se implican en esta lacra social que está a punto de superar a las víctimas del terrorismo etarra.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − 5 =