No hay demasiadas esperanzas en que Oriol Junqueras saliera en prisión en las últimas horas, aunque lo cierto es que la última palabra la tiene el Tribunal Supremo, que hoy podría tomar una decisión al respecto. Si finalmente hubiera un giro de los jueces, en contra de la opinión de los fiscales, se marcaría un nuevo rumbo político que dejaría fuera de juego a Puigdemont y podría permitir a Junqueras tomar posesión como president de la Generalitat.

El Tribunal Supremo no hizo pública ayer ninguna decisión sobre la posible excarcelación de Oriol Junqueras.

El ex vicepresident de la Generalitat, Oriol Junqueras, ante la sala del tribunal afirmó ayer, tal y como informó Diario16, que “soy un hombre de paz que busca el diálogo”. Mientras, su abogado, en declaraciones ante los medios de comunicación a las puertas del Tribunal Supremo, ha afirmado que la vista se ha centrado en el objeto real de este recurso, “que es la valoración de la situación personal de Junqueras”, valorando los derechos del que es titular y al mismo tiempo la inexistencia de “ningún riesgo de reiteración delictiva”.

Por su parte, Oriol Junqueras, el exvicepresident de la Generalitat, Oriol Junqueras, ante la sala del tribunal ha afirmado, que “soy un hombre de paz que busca el diálogo”. Mientras, su abogado, en declaraciones ante los medios de comunicación a las puertas del Tribunal Supremo, ha afirmado que la vista se ha centrado en el objeto real de este recurso, “que es la valoración de la situación personal de Junqueras”, valorando los derechos del que es titular y al mismo tiempo la inexistencia de “ningún riesgo de reiteración delictiva”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa ministra Dolors Montserrat, será candidata a presidir la Generalitat por el PP en futuros comicios
Artículo siguienteEtiopía libera a todos sus presos políticos
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − siete =