El pasado miércoles 18 de Enero se ha conocido el fallo del recurso de casación interpuesto por CCOO y UGT contra el fallo de la Audiencia nacional que avalaba la reconversión de la fábrica de Fuenlabrada en Embotelladora.

Para el secretario de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, el auto de ejecución del Tribunal Supremo sobre Coca-Cola es contradictorio y CCOO esperará a conocer el contenido del auto para decidir, en su caso, el sentido del recurso.

En diciembre de 2013 una carta de Casbega fabricante de Coca Cola en España, anunciando su fusión con Coca Cola Iberia Pastners, hizo creer a los trabajadores que nada cambiaría con la fusión y que la producción seguiría estando en España.

En enero de 2014 se anuncia un ere para toda la plantilla, ocultando el interés final de dejar de fabricar Coca Cola y cerrar la fábrica de Fuenlabrada, todo ello con el fin de abaratar, deslocalizar y precarizar los costes laborales de los trabajadores.

Mientras tanto la empresa se inventa una campaña de marketing para engañar a la opinión pública: ZERO DESPIDOS anunciando que no habría despidos obligatorios, inundando con anuncios los medios de comunicación. Lo que sucedió de verdad fue un castigo a los trabajadores de Fuenlabrada que defendían sus puestos de trabajo.

El 22 de enero de 2014 se anuncia, no sin cierto desconcierto, pero sin sorpresas, el cierre de la fábrica de Fuenlabrada. Los sindicatos responden con un huelga indefinida, germen de lo que más tarde serian los 300 espartanos y la plataforma de @CocaColaenLucha.

En abril de 2014 se anuncia el despido de 236 trabajadores, por ser molestos y defender sus puestos de trabajo. Aquí nace la campaña sindical más impactante de la historia reciente de España, tanto en redes sociales como en la calle: BOIKOT A COCACOLA, SI MADRID NO FABRICA, MADRID NO CONSUME, entre otros lemas. Se suceden las manifestaciones y concentraciones en Madrid, con el apoyo de los sindicatos mayoritarios en el comité de empresa CCOO y UGT y de diferentes movimientos sociales como: La Cumbre Social Estatal (@socialcumbres) la Marea Ciudadana, y en general todos los partidos políticos de la izquierda de aquellos años.

Se editan miles de pegatinas y folletos que se reparten por los principales puntos de transporte de Madrid. Y se acuden a eventos deportivos, teatros, espectáculos y siempre con el mismo lema contra Coca Cola y las multinacionales que hacen negocio a consta de los trabajadores, aplicando la reforma laboral del Partido Popular del 2012, génesis de lo que sería el nuevo mercado laboral español, más precario y con contratos temporales, por días u horas.

Se creó un campamento en la entrada de la fábrica de Fuenlabrada para evitar que se desmantelara, y junto con sus familias montaron guardia día y noche. Pasando frío y calor, recibiendo el apoyo y las visitas de todo el espectro político de Izquierda de 2014 y 2015.

Y llegó el juicio en la Audiencia Nacional y se declararon nulos los despidos de 821 trabajadores, no solo de los despedidos de Fuenlabrada.

Aquí comenzó otra batalla, la del cumplimiento de la sentencia. Otra vez saliendo a la calle, inundando las redes sociales de “Treding Topic”, concentraciones de las mujeres Espartanas de @Coacacolaenlucha. Manifestaciones en Sol, en Callao, acudiendo a las principales concentraciones, mareas y manifestaciones de Madrid, tanto sindicales, como de los movimientos sociales.

Nueva concentración en el supremo, está vez para conocer el fallo del recurso de la sentencia por el incumplimiento del fallo de la Audiencia y la readmisión de los trabajadores.

Y por fin un 7 de septiembre se empieza a cumplir la sentencia. Muchos políticos, de la nueva formación Podemos y de IU, así como de CCOO, con su secretario general Ignacio Fernández Toxo y Jaime Cedrun secretario general de CCOO de Madrid a la cabeza, auparon a los primeros trabajadores que de madrugada comenzaron a entrar en la fabrica reconvertida en almacén de logística y distribución.

A pesar de ser readmitidos, no se desmantelo el campamento de los espartanos de @CocaColaenlucha y dieron paso a sus mujeres. Un grupo de valientes que se hicieron cargo de seguir protegiendo la fabrica del posible desmantelamiento por parte de Coca Cola Iberia Pastners. Y nacieron las “Espartanas de Coca Cola”. Su valor y su lucha han merecido un documental donde nos cuentan su historia.

Pero los trabajadores no estaban conformes con estas incorporaciones, y a pesar de ser una victoria de los trabajadores espartanos de la fábrica de Fuenlabrada, está no volvió a producir.

Y con nocturnidad y la ayuda de las fuerzas policiales, la empresa desmantela la fábrica y el mítico campamento. En el recuerdo nos quedaran las fotografías que aquellas jornadas al calor de una hoguera o al fresco de sus sombras, siempre soñando con cambiar el mundo.

Esta es una gran victoria de la lucha sindical. Se demuestra que los sindicatos son importantes para la defensa de los trabajadores y trabajadoras.

Seguiremos informando de esta y otras manifestaciones o concentraciones desde las calles.

Para consultar el reportaje gráfico, pulse aquí.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve + dieciseis =