A Juana Rivas se le acaba el tiempo de gracia. Desde que la jueza ordenara su búsqueda y captura, ellas y sus colaboras más directas tratan de lograr una salida para que la Justicia le permita quedarse con sus hijos. Esta mujer está dispuesta a lo que sea con tal de no entregar a los dos menores a su padre para que se los lleve a Italia.

Desde el presidente del Gobierno, hasta la mayor parte de colectivos feministas y de igualdad de género de este país han clamado por Juana Rivas y su huida por mantenerse junto a sus hijos. Pero lo cierto es que se están agotando las vías legales y las instituciones no pueden seguir dándole el tiempo de gracia que ha tenido esta última semana. O se encuentra una salida legal y digna, o Juana tendrá que entregar a su expareja, a la que acusa de ser un maltratador.

Juana Rivas aún no da señales de vida, permanece escondida con sus hijos de 3 y 11 años, a pesar de la orden de detención que pesa sobre ella dictada por el Juzgado de Instrucción Número 2 de Granada.

La Guardia Civil y la Policía Nacional han activado el protocolo de búsqueda de Juana Rivas, al recibir esta orden de detención y conducción ante la autoridad judicial.

Sin embargo, la asesora Francisca Granados, quien realiza acompañamiento a esta mujer víctima de violencia de género, ha asegurado en el programa a Más Vale Tarde de La Sexta, que “Rivas y sus hijos se encuentran en un excelente estado de salud”.

Granados, -a su vez directora de Igualdad del ayuntamiento de Maracena, localidad habitual de Juana Rivas-, ha argumentado que “están trabajando a contrarreloj buscando una salida legal para proteger a los hijos” y sostiene que “la sentencia no está aplicando la ley vigente”.

El juzgado investiga los indicios de un presunto delito de secuestro interparental y retención ilícita de menores al negarse la madre a la restitución de los hijos al padre, Francesco Arcuri. A pesar de estas circunstancias, la asesora de Rivas, ha declarado “hago una llamada humanitaria, Juana necesita urgente restablecer su vida”, dijo Granados, que señala “los hijos son víctimas en la medida en que su madre es víctima de violencia”. “Juana se está jugando mucho por la incompetencia de las autoridades”, afirma la asesora de Rivas, que recuerda que se trata de una situación de violencia de género.

“No estaríamos en esta situación si Juana hubiera sido protegida desde el inicio”, añade Granados que incide en que “se ha fugado para no entregar a sus hijos a su padre, condenado por maltrato”.

Por su parte, Rivas en una entrevista concedida en mayo al redactor de Diario 16, Agustín Millán, en la concentración de las Mujeres Vela-Luz en Sol, confirmó en relación a su expareja, Francesco Arcuri, “yo estaba deseando escapar, y él se lo olía”, “me escondió a los pasaportes, pero mis hijos averiguó donde estaban”. Alguien que maltrata física y psicológicamente tiene miedo a que la víctima se relacione con otras personas, dijo Rivas, que recuerda “llegó un momento en el que empecé a temer por mi vida, pero a niveles serios de hacerme mis necesidades encima”.

Sin embargo, Francesco Arcuri, declaró en La Sexta, “nunca he maltratado a mi mujer”, “no he recibido una denuncia por malos tratos. Me parece una manera de justificar la sustracción de los niños”, afirma la expareja de Rivas, y padre de sus hijos.

Juan Ramón Montero, el abogado que lleva el recurso en el Tribunal Constitucional para solicitar el amparo de los hijos menores de Rivas y Arcuri, ha explicado en La Sexta que aunque no ha intervenido en el procedimiento penal, “lo importante es centrarse en los menores, y dejar fuera los enfrentamientos de los padres”. Montero ha destacado que “hay que confiar en el ordenamiento jurídico, y se trata de buscar la mejor solución para los niños”. El letrado ha aclarado que hay un procedimiento que acuerda “la restitución de los menores al padre, con un recurso desestimado en el juzgado de Granada”.

El abogado Montero en relación a la situación de Rivas, en paradero desconocido con los hijos menores, ha subrayado que “hay que confiar en la Justicia”, y ha añadido “como jurista tengo respeto a la situación, y no tengo todos los datos para emitir un dictamen, hay cuestiones no analizadas en el procedimiento penal, pero hubiera puesto en conocimiento del juez, pidiendo la nulidad de actuaciones en Granada, o incluso suspender procedimiento”. Montero ha insistido en el amparo y tutela de los menores y ha incidido en que “el Derecho no es café para todos, pero hay que acatar las leyes”.

“La ley española se acoge a que Juana no ha pedido el consentimiento del padre para traerlos a vivir a España”, pero Rivas manifestó en Diario 16 que “el fallo de la Audiencia Provincial de Granada ha sido un corta y pega, se habla de situaciones y fechas que nada tiene que ver con nuestras vidas”. El Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada en sentencia del 14 de diciembre, reconoció la restitución de los dos menores a Italia con su padre, aunque Rivas alegó que el padre de los menores se acoge al Convenio de la Haya “haciendo uso de un procedimiento internacional extraordinario para obligar a los menores a que vuelvan a la isla de Isola di San Pietro, durante han sufrido este maltrato durante tres años”.

Respecto a sus hijos, Juana Rivas relató en Diario 16 que “a su hijo no lo ha visto ningún grupo de psicólogos especializados para víctimas de violencia de género. Lo ha visto a la ligera un psicólogo de familia”, y argumentó “mis hijos llevan aquí mas de un año, han vuelto a la normalidad, están totalmente integrados en un ambiente sano y en una casa nueva”. Rivas manifestó que “no entiendo como la justicia me ha podido recriminar el que se llevara a los hijos, los jueces no han vivido el maltrato y no saben lo que es, les pediría que se acerquen a las personas víctimas de violencia de género”.

La secretaria de Feminismos y portavoz de Igualdad en el Congreso de los Diputados por Podemos, Sofía Castañón, ha declarado que “el caso de Juana Rivas nos parece un caso paradigmático, como viven otras mujeres en España con situaciones así de graves, por ello, es necesario un Pacto de Estado que sea verdaderamente feminista, que recoja las violencias machistas que se sufren en este país”. Castañón junto a la diputada Ángeles Rodríguez, se han reunido con la Delegada del Gobierno, porque creemos que la actitud ha de ser activa no discursiva. Es necesario dejar de criminalizar”.

No queremos que Juana Rivas sea una mártir, sino una mujer libre”, dijo Castañón, que aseguró “nos preocupa la mediatización de este caso en los medios de comunicación. La situación de Rivas habla mucho de las violencias que sufren las mujeres en este país, pero la sociedad cada vez es más feminista y comunitaria, y las instituciones tiene que estar a la altura”

Desde el inicio de este proceso, Rivas estuvo arropada por las diputadas socialistas, Ángeles Álvarez, y la portavoz socialista de la comisión de infancia en el Congreso, Sonia Ferrer, según se recoge en la entrevista de Agustín Millán en Diario 16, en la que Juana se dirigió a los políticos: “Por favor, que se interesen por nosotros, que por favor me apoyen y me ayuden. Yo sigo confiando en que este calvario se va a solucionar. Por eso estoy aquí, su supiera que me vana quitar amis hijos sí o sí, estaría en mi casa llorando o muerta de dolor”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Y dos huevos duros… La ley esta para cumplirla y punto, hembristas, machistas si es que… Somos personas haber si se entera esa caramalla… Que se entregue y juzguen, los hijos no son propiedad de ella, son hijos de dos personas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 5 =