Dan Hancox ha escrito un artículo para el New York Times donde retrata una España que parece que no conocemos.

Hace apenas una semana temíamos por los resultados de la ultraderecha austríaca, todos los medios nos hablaban de un malvado político cuya victoria nos la mostraron como el fin de la estabilidad de las democracias europeas.

Si nos detenemos en el artículo de Dan Hancox, acabaros viendo una visión de nuestra política muy diferente a la que nos muestran en los grandes medios nacionales.

El artículo es una verdadera lección de humildad, pues pone en el punto de mira las más de 100.000 personas que aún permanecen enterradas y la poca intención que existe desde el gobierno para solucionar esta situación. Incluso hace referencia a como desde la ONU se ha pedido la derogación de la Ley de Amnistía y como esta petición ha sido rechazada.

Pero hay que fijarse detenidamente para que un detalle no pase desapercibido. En el artículo se hace referencia al auge de la extrema derecha en Europa y de por qué en España esto no sucede, o al menos no de forma tan directa como en Francia o Grecia.

El autor explica como España está siendo inmune al auge, y es que lo justifica explicando el origen del Partido Popular con Fraga (ministro franquista) y de como este partido absorbe a la extrema derecha de forma encubierta.

Desde los medios nos muestran a esta nueva extrema derecha como algo muy lejano en nuestro país, pero lo cierto es que de puertas a fuera ya estamos familiarizados con ella. Aunque los medios hablen del Partido Popular como de “centro-derecha”, desde el extranjero el gobierno de Rajoy es comparado con los partidos de Hoffer o de Le Pen.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. Estimado Fernando, estoy de acuerdo con el artículo desde la “A” a la “Z”, a excepción de la “v” de “absorve”.
    ¡Un saludo!

  2. es que pa eso está la caja b del pp que lllenan los empresarios corruptos de españistan, pa crear una realidad virtual y ver que la extrema derecha es cosa de otros que aqui el pp es el partido decente, del sentido comun, de centro e incluso mariadolores de cospedal dijo que es el partido de los trabajadores y los medios pagados con la caja b hacen creer al borregamen que esto es jauja, el paraiso de las libertades y que las dictaduras estan en otros paises quesin duda gozan de mas libertades y separacion de poderes y derechos que los españistanies que somos nosotros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 − 3 =