El PP sigue adelante con su Comisión de Financiación de los Partidos Políticos, la misma que se creó para despistar a la opinión pública donde realmente se estaba juzgando a los populares: en el juicio de la Trama Gürtel. La función teatral sigue, pues, adelante y el 3 de diciembre será Pablo Iglesias a quien le tocará actuar.

Sólo el PP participa en esta Comisión que han abonado el resto de partidos políticos

Así, Iglesias comparecerá en esa comisión al día siguiente de las elecciones Andaluzas.

Los conservadores, que desde hace meses son los únicos que participan en la comisión, reciben numerosas críticas, tanto por el PSOE como por y Ciudadanos, por utilizar el Senado para sus propios intereses, intentando sacar los trapos sucios del resto de formaciones. La Comisión, por la que este jueves pasó la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, para dar explicaciones sobre los casos de corrupción del PSOE en su comunidad, había centrado su trabajo de los últimos meses en la vertiente valenciana de los socialistas. Sin embargo, ahora le ha llegado el momento a la formación morada.

Los populares insisten en las cuentas de la formación morada y las preguntas a Pablo Iglesias irán encaminadas a indagar en la “posible financiación” que Podemos haya recibido desde Venezuela, país con el que se vinculó a los dirigente de la formación desde su comienzo.

La recepción de dinero proveniente de Irán será otra de las vías que explotará Aznar para poner contra las cuerdas a Iglesias, que, dependiendo de los resultados electorales de la dirigente morada andaluza, Teresa Rodríguez, encarará la comparecencia de manera distinta.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorCondenan a un dentista por abusar de la confianza de un paciente para sacarle “pasta”
Artículo siguienteVeinticinco años del crimen de Alcácer que estremeció a España
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho + nueve =