Susana Díaz volcará al PSOE andaluz en la campaña de Sánchez pese al riesgo de ser contagiados por el descalabro

0

Pedro Sánchez Los socialistas, con todas las encuestas en su contra, saldrán a ganar las próximas elecciones generales del 26 de junio. Así lo ha decidido la presidenta andaluza, Susana Díaz, y también líderes históricos del partido como Felipe González. O todo o nada. Por ello, en esta nueva campaña electoral, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, estará más arropado que nunca por los primeros espadas del partido, incluida Susana Díaz, que, a diferencia de su controlado alejamiento del líder durante los días previos a la cita del 20-D, ahora se vuelca para llevar a la victoria al PSOE y a la Moncloa a Sánchez. El primer acto de ‘reconciliación’ temporal se escenifica este lunes 23 en Granada, ciudad donde el PSOE ha recuperado el poder tras la moción de censura al investigado ex alcalde popular José Torres Hurtado.

Susana Díaz ahora se vuelca para llevar a la victoria al PSOE y a la Moncloa a Sánchez

La baronesa andaluza dijo el pasado miércoles en Madrid durante un desayuno informativo que el PSOE andaluz es el “principal apoyo” con el que cuenta Sánchez para ser presidente del Gobierno gracias sobre todo a “los votos” que aporta, al tiempo que prometió al líder de su partido que ella se implicará al máximo en la campaña electoral para que cerrar un resultado triunfador. Tanto es así que se ofreció a Sánchez para coincidir en todos los actos que desee el candidato a la Moncloa.

Días antes de esta fecha, Díaz se encargó de presentar a Pedro Sánchez en su proclamación como candidato a la Moncloa en un acto celebrado el pasado día 14 de mayo en la localidad madrileña de Móstoles, con la presencia de casi un millar de simpatizantes. Este domingo, la presidenta andaluza también asistió en Madrid al primer gran acto de precampaña electoral que el PSOE ha celebrado para los comicios del próximo 26 de junio.

Esta nueva táctica contrasta con las semanas anteriores al 20-D, en las que Susana Díaz y Pedro Sánchez apenas compartieron cuatro actos en tierras andaluzas. Es evidente que la confluencia de Podemos con Izquierda Unida ha hecho cambiar drásticamente la estrategia, sobre todo teniendo en cuenta que la nueva confluencia ahora rentabilizará mucho mejor miles de votos que el pasado 20-D fueron para IU y pese a todo dejó a la federación de izquierdas sin representantes en el Congreso gracias a la Ley d’Hondt.

El PSOE es consciente de que este 26-J no es una nueva cita electoral más. Está en juego su supervivencia como partido, porque en caso de producirse un nuevo descalabro electoral, como así pronostican todas las encuestas, una formación con más de un siglo de historia no puede mantenerse como comparsa de otras inquietudes políticas nuevas surgidas en los últimos años. Por eso ha decidido echar mano del peso de su historia más reciente, desde Felipe González a Almunia o Borrell, pasando Alfredo Pérez Rubalcaba o Margarita Robles, o por sus barones territoriales al completo. Todos a una, porque el PSOE se juega este 26-J un histórico ser o no ser.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Nueve − 1 =