Concentración de padres y alumnos ante las puertas del Parlamento andaluz, este jueves.

Apenas unas horas antes de que la presidenta andaluza, Susana Díaz, destituyera a Adelaida de la Calle en la profunda remodelación de Gobierno anunciada este jueves casi de madrugada, cientos de escolares de Sevilla capital y provincia y numerosos padres y madres de alumnos se concentraron en las puertas del Parlamento de Andalucía para exigir unos adecuados sistemas de climatización hasta ahora inexistentes en la amplia mayoría de los 2.000 colegios públicos de la comunidad autónoma.

La titular saliente se comprometió, ante los diputados de Ciudadanos, sus socios de gobierno, y ante la Plataforma de Ampas de Sevilla, compuesta por un centenar de asociaciones de madres y padres de alumnos, a elaborar un plan integral de sistemas de ventilación de las aulas a partir del próximo curso escolar. Este compromiso del Gobierno andaluz a los padres de alumnos concentrados ante las puertas de la Cámara autonómica se produjo después de la presión realizada por parte de los diputados de Ciudadanos, que este próximo lunes expondrán en el Parlamento sus líneas de actuación concretas en este sentido.

Esta decisión, que pretende poner punto y final a un conflicto que se ha repetido sin recibir respuesta alguna desde hace años en numerosos centros escolares públicos de Andalucía, se produce apenas un día después de la intervención de la presidenta andaluza en el pleno parlamentario sobre el debate del estado de la comunidad. Díaz aseguró que estos días de calor extremo, que se han llegado a registrar temperaturas en multitud de aulas por encima de los 30 grados centígrados, ha visitado “a título personal” algunos centros para conocer de primera mano las condiciones en las que trabajan los profesores y reciben clases los alumnos.

La diputada de Podemos, Teresa Rodríguez, escucha las reclamaciones de los padres.

“He hablado con los padres, he hablado con los profesores, he estado allí, he visto que no todos los colegios son iguales”, dijo la presidenta andaluza ante los parlamentarios. “Tendremos que planificar para el año que viene, las políticas se planifican. Hay centros que tienen aire acondicionado, otros que no. Estamos trabajando con rigor, con seriedad, y de la mano de quienes saben, que son los directores de los centros, los docentes y las confederaciones de las ampas”, añadió Díaz.

Paradójicamente, no fue ella ni ningún diputado socialista los que salieron a las puertas del Parlamento a conocer directamente de primera mano la problemática de los alumnos y padres allí concentrados. A las 17.30 horas, y con 40 grados en los termómetros de la capital andaluza, unas 500 personas exigieron que se pusiera fin a una situación insostenible que se repite periódicamente con la llegada de las altas temperaturas.

El líder del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla; la de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez; el de Izquierda Unida, Antonio Maíllo, y la diputada de Ciudadanos Marta Escrivá, salieron a las puertas de la Cámara autonómica para interesarse por las demandas de los manifestantes.

El presidente del Ampa del CEIP Joaquín Turina de Sevilla, Juan Miguel Garrido, realiza una valoración “muy positiva” de las protestas llevadas a cabo en los últimos días. “De ser una cuestión menor que nadie prestaba atención, hemos logrado entre todos colocarla en primera línea de la agenda política. “No pararemos hasta lograr nuestro objetivo”, añade el representante del Ampa. Para ello, exigen que se concrete un plan de actuación a corto, medio y largo plazo para la climatización de todos los centros públicos de Educación Infantil y Primaria y los Institutos de Enseñanza Secundaria de Andalucía.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cuatro =