‘Spiriman’ aplaude a los miles de manifestantes que llenaron las calles de Granada.

Al grito unánime y clamoroso de “¡Susana dimisión!”, decenas de miles de manifestantes inundaron las principales arterias de la capital granadina este domingo 15 de octubre para reclamar sin banderas ni adscripciones políticas de ningún tipo una sanidad pública digna en Andalucía. Hasta 80.000 personas según los convocantes y unas 25.000 según la policía. Las imágenes despejan cualquier duda.

Doctor Jesús Candel: “No queremos políticos en la sanidad andaluza”

La masiva movilización ciudadana por las calles de Granada ha coincidido con el primer aniversario del comienzo de las protestas para reclamar la marcha atrás del proceso de fusiones hospitalarias impulsado por la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, que prometió hace ya ocho meses volver al punto de partida y dar por fracasados sus planes iniciales, compromiso oficial que sigue sin cumplirse y que ha motivado una reactivación de las protestas ciudadanas, lideradas por el médico granadino de Urgencias Jesús Candel, conocido popularmente como ‘Spiriman’.

A través de la Asociación Justicia por la Sanidad, el doctor Candel presentó hace unos días en el juzgado de guardia una denuncia contra una decena de altos cargos sanitarios de la Junta de Andalucía en la que acusa de contrataciones irregulares a nueve máximos responsables de la Consejería de Sanidad, entre los que están Marina Álvarez, actual consejera, y los tres que la precedieron como máximos gestores del sistema sanitario público andaluz, una de las ‘Joyas de la Corona’ del ejecutivo de Susana Díaz, que enarbola machaconamente la defensa de la sanidad pública universal y de calidad, una defensa en la que coincide con los miles de manifestantes de este domingo en Granada, pero que a diferencia de la presidenta andaluza, consideran que la política sanitaria del Gobierno andaluz está minada por el clientelismo, los contratos irregulares y la presunta prevaricación en sus actuaciones, como consta en la extensa denuncia de más de un centenar de folios presentada en los juzgados granadinos hace unos días.

Esta querella acusa también a otros altos cargos como los ex titulares de Salud María Jesús Montero (actual consejera de Hacienda), María José Sánchez Rubio (titular de Igualdad) y Aquilino Alonso (consejero saliente de este departamento), así como a Juan Carlos Castro, José Luis Gutiérrez, José María Aranda, Rafael Burgos y Celia Gómez, todos ellos altos cargos durante los últimos diez años en la Consejería de Salud.

Los manifestantes creen que la sanidad pública está minada por el clientelismo y la contratación irregular

En febrero de este año, el Gobierno de Susana Díaz rubricó el proceso de desfusión hospitalaria, que pretendía poner fin a las multitudinarias manifestaciones contra su política sanitaria. Más de ocho meses después, y ya con el ex consejero de Salud Aquilino Alonso en otro sillón completamente diferente al que ostentaba durante las protestas (es el actual director de la Agencia Andaluza de la Energía), la Administración andaluza sigue sin haber ejecutado la vuelta en Granada a dos hospitales completos con servicios completos como demandaban los ciudadanos. El equipo de Susana Díaz se dio seis meses de plazo para cumplir su promesa. No solo no se ha llevado a cabo sino que ya está planteando la posibilidad de que no se llegue a ejecutar hasta al menos el primer trimestre de 2018 debido a los plazos de obras y adjudicaciones de proyectos.

“No nos conformamos con la degradación de los servicios sanitarios por directivos incompetentes. Nos han engañado con el proceso de desfusión con trampas y lentitudes”, denuncia un médico especialista del hospital Virgen de las Nieves de Granada”.

Durante su intervención ante los manifestantes, el doctor Candel volvió a cargar con dureza contra la gestión sanitaria de la Administración de Susana Díaz y reclamó: “No queremos políticos en la sanidad andaluza”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 2 =