La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, comparecerá el próximo 14 de diciembre ante la Comisión de Gastos Reservados del Congreso para informar de la presunta injerencia rusa en Cataluña. La comparecencia tendrá lugar a puerta cerrada, fórmula que siempre utiliza este órgano para preservar la confidencialidad de lo que allí se trate.

La fecha de la comparecencia ha sido fijada por la presidenta del Congreso, Ana Pastor, cumpliendo de esta forma la petición que hizo el PSOE, que fue quien solicitó explicaciones a Santamaría por esta cuestión y también demandó que acudiera al Congreso antes de las elecciones catalanas del 21 de diciembre.

De esta forma, la vicepresidenta responsable del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), comparecerá en plena campaña electoral en Cataluña e informará sobre la presunta injerencia rusa a los diputados.

Cada grupo parlamentario tendrá un representante ese día en la comparecencia que ya han sido elegidos por el Pleno del Congreso para acceder a materias clasificadas como secreto.

Rafael Hernando (PP), Margarita Robles (PSOE), Irene Montero (Unidos Podemos), Juan Carlos Girauta (Ciudadanos), Joan Tardà (ERC), Aitor Esteban (PNV) y Jordi Xuclà (PDeCAT-Mixto).

El PSOE espera que Santamaría aclare qué injerencias se han producido y qué actuaciones ha adoptado el Gobierno frente a ellas. La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, admitió el pasado 13 de noviembre que el Ejecutivo estaba analizando las interferencias de países extranjeros para exacerbar la crisis independentista en Cataluña amplificando en redes sociales informaciones sobre el conflicto, muchas de ellas falsas o manipuladas.

Cospedal reconoció que esas interferencias procedían de territorio ruso y algunas desde territorio venezolano, pero no llegó a acusar directamente a los Gobiernos de estos países.

Por su parte, el PDeCAT tiene solicitada la comparecencia de Santamaría para que explique los contactos que tuvo el espionaje español con Abdelbaki Es Satty, el imán de Ripoll (Girona) considerado ‘cerebro’ de los atentados del pasado mes de agosto en Barcelona y Cambrills.

El CNI informó hace dos semanas de que contactó con el imán “siguiendo los protocolos”, cuando éste cumplía en 2014 una condena en la prisión de Castellón por tráfico de drogas, pero recalcó que Es Satty en ningún caso fue un confidente.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 − 1 =