La democracia no es una meta que se pueda alcanzar para dedicarse después a otros objetivos; es una condición que sólo se puede mantener si todo ciudadano la defiende.” 

― Rigoberta Menchú

Curiosamente, volvemos a encontrarnos con una democracia que no lo es, con una dictadura férrea que no tiene cara y que escondida bajo el mantra de “LA ESTABILIDAD”, nos ahoga y nos acribilla sin dejar rastro.

En nombre de la “ESTABILIDAD” se están cometiendo auténticas tropelías en otro momento impensables. Se están atacando principios y derechos básicos de las personas. Se está desangrando, en defintiva, esta sociedad.

Víctimas de este enemigo sin rostro que es el “NEOLIBERALISMO SALVAJE”, somos todos.

Y porque algunas y algunos hemos decidido decir basta, nos hemos convertido, tristemente en un supuesto referente de esa lucha encarnizada contra quién ha querido exterminarnos.

Direis que utilizo palabras gruesas: exterminio, sangre, violencia, acribillar…. Pero es que es lo que está pasando¡¡¡

Como llamaríais vosotros al banquero que expolia a unos jubilados, ROBÁNDOLES sus ahorros de toda la vida mediante “las preferentes”.

Como llamaríais a esos políticos, banqueros, jueces, que consienten que sean deshauciadas familias completas, con hijos, con bebes, por el mero hecho de haber tenido la desgracia de perder sus trabajos.

Como le llamaríais a un gobierno que nos priva del derecho universal a la salud y a la educación.

Como llamaríais a la privación de la libertad de expresión…

Nosotros, los ESPARTANOS Y ESPARTANAS lo llamamos exterminio. Lo llamamos guerra.

Y eso es lo que quisieron hacer con nosotros.

COCA-COLA, harta de millones, quería más. Y hace tres años decidió que esa sed de avaricia iba a ser mitigada con los trabajadores de España.

Una empresa que había tenido 900 millones de euros de beneficio, decidió despedir, para ganar mas, a más de 1000 trabajadores.

Hasta ahí, todo normal…. Si, no me miréis así. NORMAL PORQUE EN ESTE PAIS NOS HABIAMOS ACOSTUMBRADO A ESCUCHAR QUE CUANDO UN EMPRESARIO DECIDE HACER UN ERE, LO QUE HAY QUE HACER ES PACTAR UNA SALIDA DIGNA… Tenga o no, razones para despojar a los trabajadores, a la sociedad, al país, de la riqueza que supone tener puestos de trabajo.

Lo ANORMAL de lo sucedido en el ERE de COCA-COLA fue la reacción de los trabajadores de Madrid. Precisamente aquellos a los que más inquina y ganas de destruir tenía la empresa, ya que tenían el mejor convenio, las mejores condiciones sociales y encima eran los más preparados y con mayor productividad y rendimiento de la organización.

Os preguntareis por que querría acabar con ellos: Pues por eso precisamente, porque eran los mejores. Los más sindicados, Los más preparados, Los que con su ejemplo podrían “contaminar” las mentes y deseos del resto de los adormecidos trabajadores de la organización.

Tenian, pues, que ANIQUILAR MADRID.

Y a ello se pusieron. Con todos sus recursos: Contrataron el bufete de Sagardoy (el mismo que asesoró a Rajoy en su última reforma laboral), contrataron a la consultoría del Ministro Montoro (eso ya es el colmo)… y como luego hemos podido comprobar, no dudaron en mover todos los hilos necesarios para llegar incluso a moldear voluntades de otros estamentos y poderes.

Con lo que no contaban era con el arraigo sindical de estos trabajadores. Con la experiencia, preparación y organización de los Espartanos.

Fuenlabrada-Madrid ha sido su Vietnam. Considerar pequeño al que tenían enfrente.

Desde el minuto 1 en que comunicaron el cierre de Fuenlabrada, los trabajadores, nuestros maridos, compañeros, amigos, hermanos, padres, hijos… se organizaron como si de un ejército se tratara… Montones de veces les hemos visto llorar en casa, al ver que nos quedábamos sin poder pagar la hipoteca, sin poder dar de comer a los niños, sin poder comprar medicinas… Pero al mismo tiempo que lloraban, se ponían la chupa y salían a cumplir con su nuevo trabajo: DEFENDER SU FÁBRICA, NUESTRA FABRICA, NUESTRO SUSTENTO.

Había momentos en que las mujeres comentábamos lo organizados que estaban, todos sabían lo que tenían que hacer y como lo tenían que hacer. En las asambleas de por la mañana se repartían las tareas y nadie rechistaba… TODOS AL TAJO. TODOS A DEFENDER LO QUE NOS QUERÍAN ROBAR: Todos a defender nuestro futuro.

Poco a poco, las mujeres fuimos entrando en escena. Teníamos que estar con ellos. Eran 24 horas al día, los 7 dias a la semana los que se permanecía en el campamento. Así durante dos años. Día y noche. Navidades, fiestas, vacaciones… día y noche donde unos a otros nos animábamos y reconfortábamos al tiempo que preparábamos nuestras estrategias.

Nos cambió la vida. Indudablemente. Pero nos han hecho fuertes, leales, y dignos.

Hemos luchado y vencido en la legalidad. Todos sabeis que ganamos la sentencia en la Audiencia Nacional y en el Tribunal Supremo: ERE NULO.

Lo que aún no hemos podido ganar PERO LO HAREMOS, es vencer a la corrupción y la dejadez que inunda este país. Políticos corruptos, Jueces que se ponen de perfil y no se avergüenzan de echar para atrás sus propias sentencias, medios de comunicación vendidos, esquiroles y resquicios de una sociedad adormecida que esperamos poco a poco poder despertar.

Nos han robado la ejecución de sentencia. EN ESPAÑA. Pero vamos a seguir.

Vamos a continuar.

Ahora ya no son solo los trabajadores de COCACOLAENLUCHA los que claman por la justicia, la libertad y el derecho… Ahora somos también nosotras. LAS ESPARTANAS.

El punto de inflexión para entrar de lleno en esta guerra ha sido que, en el colmo de la desfachatez y la sinvergoncería empresarial, COCA-COLA pretenda aplicar un artículo 41 (modificación de las condiciones de trabajo) a su libre albedrío.

¡¡¡¡¡YA NO MAS!!!!!

Hemos luchado tres años. Hemos perdido la salud y algunos casi la vida. Ha habido infartos, ictus, divorcios, pérdidas de viviendas… Hemos vivido una guerra sin sangre (como os dije al principio)… y hemos llegado hasta aquí.

Ahora las MUJERES, ahora LAS ESPARTANAS, tomamos el testigo y de la mano con nuestros maridos, hijos, hermanos, vamos a por todas.

No van a conseguir callarnos. Tendrán que cumplir todas esas amenazas que nos hacen anónimamente:

“Tus padres van a aparecer en una cuneta”, “No vas a encontrar trabajo en la vida”, A tu mujer la echan de su trabajo porque está diciendo cosas que no debe contra COCA-COLA”, “Vas a aparecer en los medios de comunicación como “El Comité del Terror”, “tus hijos van a tener problemas para encontrar trabajo”,… O te mandan un matón para quitarte el teléfono en donde tienes guardadas fotos que aluden a COCA-COLA, o te ponen vigilantes en la puerta de tu casa para seguirte incluso cuando vas a buscar a tu hijo al colegio…

Decían las espartanas antes de la guerra de las Termópilas: Vuelve con el escudo en la mano, o encima de él…

Ahora nosotras hemos cogido también el escudo, la lanza y lo que haga falta.

Son nuestros maridos, son nuestros hijos, son nuestras familias, es nuestra vida… y tendrán que machacarnos antes de que demos un paso atrás.

No quiero acabar sin recordar de nuevo a los compañeros asesinados por el fascismo franquista. Ese mismo fascismo que anida en el corazón de sus herederos. Jóvenes cachorros ultraliberales que, ahora sin pistola, siguen haciendo agonizar a esta sociedad.

Su muerte dio paso a un nuevo tiempo en España. Abrió la puerta a la democracia.

Ojalá COCA-COLAENLUCHA, las espartanas y espartanos, sean el revulsivo que el pueblo necesita para despertar de ese letargo que le envenena.

Permitidme una última frase que encarna el espíritu de las ESPARTANAS:

Decía también Rigoberta Menchú:

Una mujer con imaginación es una mujer que no sólo sabe proyectar la vida de una familia, la de una sociedad, sino también el futuro de un milenio

Y eso vamos a hacer. Lo vamos a hacer porque queremos hacerlo. PORQUE UNIDOS PODEMOS HACERLO.

¡¡Ni un paso atrás!!

¡¡Viva la lucha de la clase obrera!!

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 2 =