La Audiencia provincial de Alicante ha condenado a cuatro años y medio de prisión a un hombre que abusó y coaccionó a su hijastra durante casi tres años, entre los ocho y los once años. En el auto se considera probado que el condenado se aprovechó de la autoridad paterna que ejercía sobre la víctima, cuando sometía a la menor a tocamientos de carácter sexual mientras la madre se ausentaba.

La sentencia, considera probado que el hombre que sometió a la menor a tocamientos desde junio de 2009 a abril de 2012, cuando la niña era menor de edad. Los hechos se produjeron en el domicilio familiar de la localidad alicantina de Denia.

El tribunal sostiene “que se aprovechó de la autoridad paterna que ejercía sobre la víctima y cometió los abusos de forma continuada mientras su compañera sentimental y madre de la menor se hallaba ausente”.

La sentencia afirma que “así, le acariciaba el trasero, los pechos o el pubis mientras se encontraban tumbados en el sofá viendo la televisión y en alguna ocasión llegó a masturbarse al mismo tiempo”. “En otras ocasiones, sorprendía a la menor mientras se duchaba para observarla desnuda en actitud lasciva hasta que ella se percataba y, atemorizada, trataba de vestirse o abandonaba la habitación”, señala el fallo, que puede ser recurrido en apelación.

La Sección Tercera de la Audiencia de Alicante asegura que el acusado, José S.B., de 38 años en la actualidad, “persistió en su actitud a lo largo del tiempo, aun después del nacimiento del hijo común de la pareja, en 2010”. A partir de junio de 2011, “incrementó la frecuencia de los abusos después de que la familia se mudara a otra región española por razones de trabajo de la mujer, que pasaba por ello menos horas en casa”.

La niña “ha sufrido un trastorno de estrés postraumático por la experiencia vivida que ha perjudicado su desarrollo personal, emocional y social”, asegura la sentencia.

Los abusos fueron denunciados en abril de 2012, “después de que la menor abandonara el domicilio familiar y reuniera el valor suficiente para contarle lo sucedido a su abuela”, señala el auto.

La Audiencia de Alicante considera a José S.B. autor de un delito continuado de abuso sexual y, además de la pena de cárcel, le ha impuesto cinco años de libertad vigilada y la prohibición de acercarse a la víctima durante nueve años y medio.

Igualmente, el acusado deberá indemnizar a la pequeña con 3.000 euros por los daños morales que le ha ocasionado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × dos =