El Gobierno más feminista de la historia de la democracia de este país ha dado un patinazo de órdago con la aprobación oficial de un sindicato de trabajadoras del sexo, con lo que abre de facto las puertas a la legalización de una práctica contraria por completo a la abolición de la prostitución por la que aboga el partido en el Gobierno. Ahora, el departamento que dirige la socialista Magdalena Valerio tendrá que poner en manos de la Abogacía del Estado el complejo vericueto legal que conllevará la derogación de esta sorprendente aprobación por parte de un ejecutivo socialista. Además, el caso trascendió precisamente el día que finalizaba el plazo legal para recurrir esta inscripción.

El “gol por la escuadra” que la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, reconoce haber recibido tras la publicación en el BOE del pasado 4 de agosto de esta aprobación no tiene a día de hoy responsable o responsables visibles en su departamento, pese a la investigación interna ordenada por su titular, que admite desconocer por completo la aprobación de esta iniciativa. La inscripción en el BOE del pasado 4 de agosto estaba firmada por la directora general de Trabajo, Concepción Pascual Lizana, aunque hasta este momento la ministra Valero no ha anunciado que vaya a cesarla por este error del que se sentía abochornada públicamente este jueves.

“Me han colado un gol por la escuadra, lo desconocía por completo, no pueden imaginar ustedes los sentimientos que tengo en este momento, el disgusto que me pillé ayer cuando me enteré es uno de los más gordos que me he pillado a lo largo de mi vida profesional y política y llevo ya un cierto rodaje”, confesaba Valerio a los periodistas poco después de trascender la noticia.

Organizaciones feministas denuncian que los ministerios llevan más de una década incumpliendo los preceptos básicos de la Ley de Igualdad

Esta aprobación de una organización sindical de mujeres “trabajadoras sexuales” ha sido justificada por el departamento de Valerio porque el registro efectuado ante la Dirección General de Trabajo se hizo “como un mero acto administrativo” y, según el Ministerio de Trabajo, “no contenía errores de forma”, aunque admite que “sí de fondo para un Gobierno feminista y que tiene como eje central de sus políticas la igualdad entre hombres y mujeres”.

La presidenta de la Fundación Mujeres, Marisa Soleto, recalca que “ha sido un sobresalto, sólo superado por el hecho de que nos venimos a enterar precisamente el día en el que se acaba el plazo para poder recurrir dicho depósito”, explica en su blog. Soleto augura un “tortuoso itinerario judicial” para impugnar esta aprobación, que además “será largo y dará que hablar”.

También el sindicato UGT, en una nota titulada “La prostitución no es trabajo, es explotación”, insta al Gobierno a tomar medidas contra la explotación de personas. “Cualquier marchamo de legalidad que se pretenda dar a una actividad ilícita o que aprovecha vacíos legales, beneficia exclusivamente a los explotadores, legitima el comercio con seres humanos y deja a las víctimas aún más desprotegidas de lo que están ahora”, explica UGT.

Soleto lamenta que este error del Ministerio de Trabajo al legalizar un sindicato de “trabajadoras sexuales” es “todo un regalo para quienes están en el debate del reconocimiento de la prostitución como un trabajo y un camino que nos podríamos haber evitado, empezando por las reacciones que se producirán los próximos días contra el feminismo abolicionista que ya son habituales”.

La presidenta de la Fundación Mujeres, en un duro alegato, arremete contra las instituciones gubernamentales que hacen oídos sordos a los preceptos básicos de la Ley de Igualdad. “Once años después de la aprobación de la Ley Orgánica para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, este es un objetivo no conseguido, y si no se lo creen basta que se den un paseo por el portal de transparencia de la Administración General del Estado y le echen un vistazo a los informes de impacto normativo, en particular el capítulo destinado al impacto de género de los proyectos normativos que se realizan desde los ministerios. Cuando se sobrepongan al bochorno hablamos”, señala Soleto, quien recrimina que tanto los ministerios como otras administraciones públicas “llevan más de una década incumpliendo preceptos básicos de la Ley de igualdad”.

Trabajadoras sexuales-BOE.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Que increible y surrealista que el derecho de asociacion sea negada a una actividad, la prostitucion por cuenta propia, que tiene reconocimiento del derecho de la UE por cuanto el Tribunal de Justicia Europeo de Luxemburgo la ha declarado (a la prostitucion autónoma) protegida por el derecho a la libre competencia.
    Este es un pais de irracionales que no tiene futuro si lo dirigen los que nacen en él.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − diez =