EEUU y Rusia impiden una resolución como requería la situación en Siria y, especialmente, el atentado del martes, tras un ataque químico que ha provocado 72 muertos y cerca de 200 heridos por el momento.

En este sentido, La sesión del Consejo de Seguridad de la ONU donde se ha debatido el ataque con gas tóxico del martes contra una ciudad siria controlada por la oposición, ha concluido sin acuerdo y sin que se votara si quiera la propuesta de resolución presentada por Francia, Reino Unido y Estados Unidos. Rusia ha utilizado su derecho de veto.

El borrador de resolución condenaba duramente el ataque a Jan Sheijun, que dejó al menos 72 muertos, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, y exigía un rápido esclarecimiento de los hechos. No contemplaba sanciones pero amenazaba indirectamente con adoptar medidas.

El Alto Representante de la ONU para Asuntos de Desarme, Kim Won-soo, participó en la discusión, donde dijo que si bien no se conocen aún muchos detalles, éste podría ser el mayor ataque con armas químicas en Siria desde agosto de 2013.

Kim Won-soo informó desde que se conoció la noticia se ha mantenido en contacto con el director general de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAC), cuyo personal está preparado para desplegar a un equipo investigador en el terreno.

La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Nikki Haley, que preside al Consejo este mes, responsabilizó al gobierno sirio del ataque y acusó a Rusia de protegerlo.

Aseveró que ni Siria, ni Rusia, ni Irán tienen interés en conseguir la paz y señaló que esas agresiones continuarán mientras el Consejo de Seguridad siga dividido y no se tomen medidas para detenerlas.

“Cuando las Naciones Unidas fallan constantemente en su labor de actuar colectivamente, hay momentos en que los Estados estamos obligados a emprender nuestras propias acciones”, advirtió.

Por su parte, el representante de Rusia, Vladimir Safronkov, aseguró que el ataque fue cometido por los grupos armados contrarios al gobierno sirio y consideró al proyecto de resolución como una provocación.

“Todo está motivado por la idea de cambiar al gobierno. Esta obsesión por cambiar al gobierno es la que dificulta el trabajo del Consejo de Seguridad. Ustedes están tratando de que el Consejo de Seguridad legitime sus planes ilegítimos”, apuntó el diplomático ruso.

El representante permanente alterno de Siria ante la ONU, Mounzer Mounzer, negó que el ataque fuera llevado a cabo por las fuerzas del gobierno.

“Rechazamos categóricamente las acusaciones falsas de que el ejército sirio haya usado químicos tóxicos en Khan Shaykhun contra los civiles, quienes son usados como escudos humanos por los grupos armados terroristas”, puntualizó.

Al término de la sesión, los integrantes del Consejo de Seguridad continuaron sus discusiones en una reunión de consultas a puerta cerrada.

Tras el fracaso de la reunión, Estados Unidos ha amenazado con emprender acciones unilaterales en Siria si la ONU no responde al ataque químico. “Cuando las Naciones Unidas fallan constantemente en su misión de actuar de forma colectiva, hay momentos en la vida de los países en los que estamos obligados a actuar nosotros mismos”, ha dicho con contundencia la representante de Estados Unidos antes la ONU Nikki Haley.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × uno =