Ya sé que he tomado prestado el grito de guerra de Podemos para titular estas líneas, pero es que viene que ni pintado para lo que pretendo expresar. Porqué resulta que Unidos Podemos anuncia que va a presentar …OJO, que VA A PRESENTAR una moción de censura.

Automáticamente se desatan en el Congreso todas las iras del infierno: que si charlotada, que si circo, que si…y hasta el presidente del Gobierno, olvidando que se trata de un partido con cinco millones de votos y 69 señores diputados, se dedica a la gracieta barata que, por cierto, maldita la gracia que tiene.

Aunque solamente fuera por eso, los podemitas deben pensar que van por el buen camino, porque si los portavoces de los partidos y sus aspirantes, se ponen así y sus voceros en las tertulias aún peor, no es difícil pensar que están acertando en la estrategia.

Resulta que en Podemos ya dijeron que harían política en la calle – y con mayor o menor fortuna la han hecho – y en el Congreso. Y cuando anuncian que la van a hacer en esta institución, todos se les echan encima. Habrá quien diga que no es forma de hacerla, pero ¿Por qué no?.

Tienen diputados suficientes, según las normas, para presentarla y, además, solamente lo han anunciado. Se les puede criticar, qué duda cabe, pero no hay porque ladrar, digo yo. Además, resulta que se han alcanzado unas cotas de corrupción gubernamental que avalan que se intente hacer algo.

La indignación de la gente está bastante clara, aunque no creo que nos encontremos en una situación de emergencia nacional, pero sí es posible que estemos en una situación de alarma, que es la antesala, lo que justifica, a mi juicio, actuaciones excepcionales como ésta que, por otro lado, obligan a los demás partidos a retratarse. O a no hacerlo, que es peor.

Hace meses que pensaba, y conmigo mucha gente a la que he escuchado o leído, que la corrupción, electoralmente, estaba amortizada. Pero las cotas a las que se ha llegado, como hemos dicho, me hacen reconsiderar mi posición y si buscamos otras soluciones limpias para este país, como decía Labordeta, refiriéndose a la libertad, “habrá que empujarla para que pueda ser”. Y esto es un buen empujón.

La incógnita que deben despejar ahora los podemitas es si la presentarán definitivamente y quien va a ser el candidato, que ya se sabe derrotado de antemano…por el momento. Es una apuesta de riesgo, que duda cabe, pero que nadie diga que es una tontería. El anuncio de esta posible moción de censura tiene más recorrido del que parece y es una forma de gritar, parafraseando al José María Aznar de hace años, ¡ Váyase, señor Rajoy!

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

6 Comentarios

  1. Claro que si se puede!! pero creo q se va a ver q no se quiere!! por parte del psoe.

    Un artículo con muchas verdades, se rasgan las vestiduras x las formas de anunciar una moción de censura, y no lo parece q lo hagan tanto con los ere, seat, filesa, roldan………..creo q les falta empatía, deberían ver lo difícil q es pactar con un partido tan corrupto, para otro q esta limpio, en vez de volverse locos con las formas

    y los periodistas deberías obligar a los del psoe en las primarias a q se decanten, xk los números son los q son, q van a preferir gobernar con podemos o con el pp, y si dicen q a lo q aspiran es a ganar con mayoría absoluta, es xk están absolutamente en otra galaxia o ya están ocultando sus intenciones desde el primer momento

  2. Si sinduda marchese Sr rajoy no ke remos mas mentiras. No mas ladrones no mas corructos pperos. Y PSOE k los de fiende k vergüenza PSOE k miente asus votantes y por eso lo abandonan cada vez mas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − siete =