Caos y vergüenza en la Justicia española. Tras una sentencia que iba en contra de la banca, la reacción de los mercados ha provocado que en menos de veinticuatro horas el Tribunal Supremo haya decidido convocar a todos los magistrados de la Sala de lo Contencioso Administrativo para revisar la resolución judicial que determinaba que el pago del impuesto de Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados no debía ser pagado por los ciudadanos sino por las entidades bancarias. Aunque se ha afirmado que lo harán tras una profunda reflexión, se da casi por supuesto que, de nuevo, la banca ganará.

Sin embargo, el mero hecho de que se haya convocado una reunión demuestra el estado de continua corrupción en la que se encuentra el tercer poder de la democracia en España. Sólo ha bastado que las entidades bancarias tuvieran una caída en el mercado para que saltaran todas las alarmas y todos los resortes del Estado se hayan puesto a trabajar para evitar que el sector financiero sufriera un revés que, por el contrario, beneficiaba al pueblo, a las clases trabajadoras, a quienes para comprarse una vivienda necesitan de un préstamo hipotecario. Según la sentencia del Supremo que ahora se quiere revisar para que los bancos no se asusten, durante años se ha estado cobrando injustamente un impuesto que correspondía pagar a las entidades financieras. Si esa reunión determinara una vuelta atrás a dicha resolución judicial nos encontraríamos ante uno de los grandes escándalos de la democracia española porque la propia Justicia estaría haciendo legal lo que a todas luces es ilegal.

Tras la publicación de la sentencia, los datos del mercado para las principales entidades españoles fueron catastróficos con bajadas de más del 6%. Sin embargo, una vez que se ha conocido que se había convocado la reunión de los jueces de lo contencioso, los valores han vuelto a subir. El ejemplo lo tenemos en el Banco Santander. A las 12.00 el precio de la acción estaba a punto de bajar de los 4 euros (4,04) y, a partir de ahí, ha remontado hasta colocarse en 4,12 al cierre de la sesión. Lo mismo ha ocurrido con el BBVA que ha pasado de 5,02 al mediodía a cerrar en positivo respecto a la sesión de ayer un 1% (5,21).

¿Eso es lo que se quería evitar? ¿El desplome de los bancos? ¿Quién ha provocado esa reunión? En democracia hay un principio básico que es el respeto —aunque haya discrepancia— por las decisiones que toman los tribunales. Sin embargo, en esta España, en la que la Transición cada día se va tornando más en un mito que en una realidad, parece ser que ni la propia Justicia respeta sus decisiones si con ello se protege al sector financiero.

El poder judicial debe ser independiente para poder someter a los restantes poderes, en especial el ejecutivo, cuando éstos contravengan el ordenamiento jurídico y convertirse en el encargado de hacer efectivo la idea del Derecho como elemento regulador de la vida social. Sin embargo, en España nuestra Justicia está carcomida porque no ha hecho una transición hacia los modelos democráticos y, por tanto, controla al resto de poder en base a los intereses de los partidos que han colocado a dedo a los integrantes del Judicial, es decir, que, en vez de ser quien controle al poder se convierte en un elemento controlado tanto por el Ejecutivo como por el Legislativo. En esa situación es el poder el que siempre se lleva la mejor parte y, en este mundo actual que está marcado por las directrices que imponen los mercados y las instituciones económicas supranacionales, evidente el sometimiento de la Justicia siempre beneficiará al poderoso. Exactamente lo mismo que ocurre en las dictaduras que manejan a su antojo el comportamiento de la judicatura y la fiscalía.

Si la banca sufre un descalabro por haber incumplido la ley, debe ser la Justicia la que imponga esos criterios y no se eche para atrás por la presión de los mercados especulativos. ¿Por qué no se han reunido los jueces del Supremo cuando la cadena de supermercados DIA cayó el pasado lunes casi un 60% en bolsa? ¿Por qué Carlos Lesmes no convocó un encuentro tras la caída de Abengoa? ¿Por qué el Supremo no se reunió de urgencia cuando el Banco Popular, acosado por los bajistas, perdía valor día sí y día también, con la impasibilidad de la CNMV y el Banco de España? ¿Por qué entonces no se hizo nada y ahora el Supremo se pone en alerta máxima por una sentencia que favorece al pueblo ante un abuso de los bancos? ¿Quién manda aquí, los poderes democráticos o los mercados y la banca? En una democracia la soberanía nacional recae sobre el pueblo y los poderes que sustentan el modelo de Estado tienen la obligación de proteger a su ciudadanía de los ataques internos o externos a través del imperio de la ley. Cualquier otra interpretación nos lleva a elementos dictatoriales. El pueblo está sometido a la Ley, no a los mercados. ¿Hablarán en la reunión del Supremo de los 60.000 millones de euros que el pueblo español dio a los bancos y que no tienen intención de devolver? El impacto de esta sentencia apenas llegaría a un 15% de esa cantidad. Las entidades financieras siguen ganando del esfuerzo que los ciudadanos tuvieron para rescatar al sector financiero. Eso, al parecer, no se tiene en cuenta.

Si una sentencia judicial que beneficia a los ciudadanos que han sido víctimas de un abuso, el tercer poder de la democracia no puede ponerse al servicio de nadie ajeno al propio pueblo porque, entonces, estaría poniéndose por encima de los representantes elegidos por el sufragio libre que garantiza la Constitución. Por tanto, ¿quién gobierna este país? ¿Los representantes del Ejecutivo y el Legislativo o el poder Judicial? El sometimiento al imperio de la ley es, precisamente, lo que garantizaría a la ciudadanía la protección ante los abusos del poder.

Un país gobernado por un Poder Judicial que aún no ha pasado por el filtro de una reforma democrática y continúa con los esquemas del régimen franquista no puede llamarse democracia, sino dictadura. Utilizar la democracia para apoyar al capital y a la corrupción que éste genera siempre a su alrededor es lo que hacen los dictadores y si ahora se está aplicando el mismo criterio querrá decir que estamos mucho peor que en 1936 porque entonces se impuso la dictadura de manera violenta y con un golpe de Estado. Ahora se utilizan los esquemas de la democracia para imponer comportamientos dictatoriales marcados por los intereses de los mercados.

Vemos día a día cómo la Justicia ayuda a algunos de los grandes tótems del capital. El mejor ejemplo lo tenemos en el Banco de Santander cuando se creó, incluso, una doctrina jurídica para exculpar a Emilio Botín o se archivó la causa por un delito fiscal sólo porque se había pagado la multa que impuso la Agencia Tributaria por los 2.000 millones que tuvieron ocultos en Suiza desde, precisamente, el año 36. Da lástima que cuando alguien tiene que enfrentarse al Santander o a la familia Botín tenga que buscar el amparo de la Justicia europea o norteamericana para lograr, al menos, tener un juicio justo. Eso es lo que les está pasando a los afectados del Banco Popular quienes están teniendo que buscar otras jurisdicciones para, al menos, tener visos de esperanza de encontrar una Justicia justa. Estas 305.000 familias se sienten absolutamente desamparadas, como si su propia democracia les hubiese dado la espalda.

Si, finalmente, el Supremo da marcha atrás en la sentencia que dictó ayer, estaríamos ante uno de los grandes escándalos de la historia de nuestro país y no se puede consentir.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

17 Comentarios

  1. Yo no quiero pagar ningún salario de mis impuestos a estos elementos que componen una farsa llamada tribunal supremo, (mejor sería Circo Supremo), si está compuesto por una panda de inútiles que no son capaces de dictar sentencias conforme a Derecho, no merecen gozar de ningún salario pagado por el pueblo. Además su forma de actuar en cualquier lugar del mundo sería un DELITO para todos los que se van a reunir el próximo día para complacer a quien no es merecedor por méritos, ya que su obligación es aplicar JUSTICIA no pagar favores.

  2. Autor: joaquín rivas nieto
    Título: <> Jueces y fiscales ¿Juzgando jugando a ser dictadores?
    “Cuando juzgaba un pleito no era él que juzgaba, sino la ley: pero cuando esta era demasiado severa, la mitigaba: y cuando se carecía de leyes, su equidad las hacía tales que hubieran podido tomarse por las de Zoroastro” Esto decía Voltaire en 1767 en el Ingenuo, y además: “Que es preferible correr el riesgo de no castigar a un culpable a condenar a un inocente”.
    Los que enuncian que la justicia está politizada, intentan, parece, encubrir, disimular la nada decente realidad que subyace bajo esa expresión, la abyecta prevaricación. Ya que tras esta formulación está la pretensión de ocultar lo que a todas luces, resulta ser, gestión patológica, interesada, ideologizada, dictatorial, antidemocrática, de demasiados jueces y fiscales contra las leyes de la razón, decencia, lógica, derechos y libertades conseguidas.
    Individuos con morriña de tiempos feudales, caciques, (por eso y sólo por eso de conservar sus desmedidos, obscenos, ilegítimos privilegios y abusos continuados en el tiempo), ensayan retornar al pasado represor, con subterfugios y ratonero proceder; manipulando, mal aplicando la potestad que desde su puesto público creen ostentar, errónea, interesada, patológica en general; dándose, alguien les dio, se procuran y creyeron impunidad en su tenebrosa potestad para abolir derechos conseguidos y restringir la libertad.
    En su abyecto miope punto de mira, justificados y alentados por encenagadas denuncias de asociaciones varias, que por coherencia legal deberían sobreseer, felices con la Ley Mordaza, paradigma de cualquier dictadura, acosan, asedian, persiguen, sitian a personas comprometidas, porque en su subjetiva embriaguez intelectual, cuestionan su pancista bienestar. Y estos virus maliciosos, de represora y trasnochada usurera mentalidad, atrasada, cateta, – perdida, parece, la realidad, en su aislamiento por el leguleyo estudio, que ya no vislumbran, sin interés o dones para entender, les ha sobrepasado, quedándose ellos, en pasmada expresión velada-, eterno codicioso retorno, con violación de legalidad, blindado como juzgador, ideología sobre el estrado, coartada de trasnochado patriotismo, pretenden abatir a su presa con veredictos, aviso a navegantes, con el simple y llano objetivo, egoísta realidad, apuntala la desigualdad, de apropiarse de los recursos de los otros, a costa del quebranto e indigencia de la sociedad; planeando, palmaria enfermiza verdad, exhumar la fórmula, con sombría finalidad, -aferrado al espacio, dolo perseverante en el tiempo-, para fiscalizar a sus disidentes, futuras presas, quizás ya, en su lista.
    Estos infectos rastreros leguleyos, mala sombra los delata, husmean rendijas por donde inocular su toxina, imponer su patología. Como secuela, dignos vecinos sufriendo en su humanidad, represión, sanción, cárcel, ultraje. Los capturados por el juez delincuente abusador, pasan de vivir en democracia a conocer el averno en la tierra; pisoteados los derechos, confiscado lo más valioso, su libertad; sin sino ni destino, porque manos toscas zarandean hilos, con propósito de amedrentar, abatir a mortales que no doblan rodilla ante su acomplejada excelencia, la dictadura se instala en su ya exiliada o encarcelada existencia. No necesitan tiros ni tanques, para dar su chusco garrotazo a ciudadanos honrados; basta que un prepotente, sinvergüenza e iletrado ideologizado magistrado actúe de mala fe y ese ciudadano, en activo compromiso empático con su hábitat dichosamente vivía, pasa, con escueta siniestra firma, de democracia a execrable dictadura.
    Estos ¿jueces, fiscales?, nos crecen como mala hierba, aprendices de dictador, por donde pasan, van corrompiendo la hacienda, arrasando la existencia. Pretenden, todo apunta a ello, lograr, ciudadano a ciudadano, lo que otro descerebrado, Tejero, quiso conseguir, de una vez, por la fuerza de las armas; abolir la democracia. Estos ¿jueces? y padrinos, mala gente, lacra peligrosa, no sólo para una sociedad que quiere prosperar en libertad y eficacia, no sólo por los derechos conseguidos, no tan sólo para los que abusivamente enjaula, sino porque asimismo, a un tiempo, con su autoadjudicada obsesiva prepotencia, castiga, persigue, encarcela a los valerosos comprometidos solidarios, que elevan la voz frente a leyes injustas, mal redactadas, peor interpretadas, frente al abuso, robo y prevaricación de nuestros representantes. Estos funcionarios, de intelecto vago, tristes, crueles indoctos resentidos, quieren lapidar las semillas que germinan en aras de una sociedad más justa y fusionada; y embadurnando se empecinan en linchar, acorralar mensaje y mensajero, a la postre, embajador que en el suceder de los tiempos, en su lucha, arrojo, resistencia, soportando dolor, tortura, exilio, cárcel y quebrantos, en aras de un mundo mejorable, han contribuido a una más justa sociedad, para todos. A ellos persiguen estos funcionarios, porque rumian, pesadilla mal curada, que ponen en riesgo su modus vivendi, y el de sus compinches con los que cena, se toma copas, comparte tiempo y vida regalada a costa de los otros, nosotros, atosigando a los que evidencian sus privilegios; insaciable enfermiza ambición disimulada.
    Por “galera” han pasado, la pesadilla continua, personas inocentes, titiriteros fachosamente acusados, junto con sus guiñoles, de terroristas; raperos que denuncian en sus letras, a manadas de ladrones; clientes de un bar, donde hubo violencia, sí, pero nada relacionado con el terrorismo, acusados con manifiesta malsana falsedad, sin razonado ni razonable motivo; ciudadanos que ejercen su derecho a la huelga,,,,,,,.
    Por patas huyen, apremiante defensa propia, al desolador destierro, personas en el punto de mira de estos estultos corrompidos magistrados, abandonando con furiosa impotencia, sus hogares, modus vivendi, familia, amigos, amado país, para pedir amparo, socorro, auxilio, arbitraje a una justicia Europea, que parece más imparcial, menos ideologizada más ecuánime, e impedir, dificultar, que lerdos,malintencionados, despreciables leguleyos, dejen germinar su patología, con enfermizo, funesto capricho, a diestro y siniestro y resulten los por el punible proceder, desterrados, enajenados, enjaulados.
    Tenemos al juez Llarena, tergiversando los hechos, prevaricando, encarcelando con falsa imputación. Hasta un adolescente tiene claro y los tribunales Europeos también, que no hubo violencia ni armas, ni tiros ni muertes, que no hubo rebelión ni sedición. Europa está en ello. Y ante la demanda civil contra LLarena en Bélgica, el CGPJ, pide que el Estado cometa delito de malversación de fondos públicos.
    Son demasiados los procesos de jueces que actúan como “aprendiz de dictador”, con terribles daños colaterales; donde los sueños, esfuerzo, amigos, proyectos de futuro quedan rotos, dañados de por vida. Lo que dignos jueces consideran derecho de libre expresión, otros, los aprendices de dictador, terrorismo, sedición, rebelión: donde unos ven a ciudadanos decentes ejerciendo sus derechos, los prevaricadores, penalizan, persiguen, encarcelan sin juicio, pidiendo penas de prisión de hasta treinta años. Hechos que ninguna sociedad debe permitir y sin demora con la justa ley penalizar. De las asociaciones de jueces y fiscales mayoritarias, poco se puede esperar, actúan como gremios de tiempos obscuros, parapetados en sus pocos éticos privilegios, ¿medievales?, que no quieren soltar.
    Mientras dure esta barbarie de leguleyos con mucho de histrionismo, cuantiosos plebeyos, al través de barrotes verán sus vidas privadas de lo más sagrado, valioso, precioso de su existencia, que toda sociedad justa, solidaria que se precie respeta y defiende: la libertad. Ni un exiliado más, ni un perseguido más, ni un encarcelado más. ¡Cuidado, cualquiera puede ser el siguiente! Quedamos nosotros, la razón, y la justicia Europea, frente a estas fuerzas, trabajadores cavernícolas, que usurpan, chulescamente, nuestras instituciones, que no son honestos, independientes, imparciales, justos, con intereses particulares y patología ideológica en su psiquis cincelada.
    Joaquín rivas

  3. Desde que en España se emite sentencia en función de la repercusión económica o la repercusión política o la repercusión mediática que hayan tenido los hechos y no por los hechos en sí, la justicia y el cumplimiento de las leyes dejan de tener cualquier atisbo de credibilidad.

  4. O Banco Santander é a vergonha de Espanha, vergonha de Europa e a vergonha do mundo. Nao sei como uma mulher delinquente como a Botin pode ter tanto poder e controlar o mundo financeiro, Judicial e Politico.

  5. Vaya pregunta. La respuesta es evidente, DICTADURA. Este país es un autentico estercolero. Mientras la botina, felipito y sus secuaces merodeen por estas tierras, la gente trabajadora y de bien no va a levantar cabeza, por otra parte, se/nos lo tenemos merecido, por no haber puesto guillotinas en su momento y por seguir votando a chusma chupoptera que no tiene narices ni ganas de sacar la basura.

  6. LO ESTOY LEYENDO AHORA POR LA NOCHE Y NO ME LO PUEDO CREER .
    LA DESFACHATEZ DE LA JUSTICIA ESPAÑOLA.
    por una vez que se hacia justicia !
    son los bancos y las multinacionales las que dictan a los jueces que tienen que hacer.
    son los jueces un rebaño que es pastoreado por los banqueros ,
    estamos volviendo a la edad media , ya solo falta el derecho de pernada para estos impresentables.
    hoy tambien salio la noticia del silencio complice del gobierno respecto a las barbaridades cometidas por el gobierno de arabia saudita .es decir que mientras se hagan negocios hay que callar los asesinatos de gobiernos sadicos y sociopàtasque martirizan a su pueblo .
    esto cada dia esta peor .
    por no hablar de redes de pedofilia donde estan implicqados politicos y que no se investigan no se vayan a enfadar.
    y el mayor robo de la democracia o lo que sea esto con el banco popular
    cada dia que pasa esta peor españa .
    luego se asombran de que avance vox o que alla melancolia por franco ,es normal que haya una radicalizacion ante la impotencia por las barbaridades que se estan cometiendo dia si y otro tambien.
    quizas es que franco no ha muerto abra que ir al valle de los caidos a clavarle una estaca
    en el corazon ,verdad pedro sanchez
    no le hecheis la culpa de todo .esto sois vosotros clase politica de mierda no se salva ni la derecha ni la izquierda ni el centro que dios nos pille confesados

  7. la caida de los bancos no tiene que ver con esta sentencia.
    simplemente los bancos no tienen ninguna credibilidad despues de lo que paso con el banco popular ,un atropello sin que nadie haya hecho nada para evitarlo
    es inevitable que vayan al abismo si europa no lo evita haciendo el trabajo de la justicia española.
    el pp favorecio el robo y el psoe ha dado su bendicion con el silencio y la abogacia del estado no ha quitado su defensa a favor dela jur.
    os estais luciendo pero se os ve el plumero a la legua
    ya nadie creee ni en la justicia ni en los bancos españoles ni en los politicos .

  8. Vamos a ver si ahora entiende la gran mayoría de la gente que ha vivido engañada durante cuarenta años quien manda aquí, como dice el articulo y como lleva diciendo PODEMOS desde su aparición por lo que todos le atacan. Estos Mercados y Bancos, a los que se refiere el artículo, han estado mandando y son los artífices y creadores de un partido, C’s, un PODEMOS de derechas, como bien dijo el Presidente del Banco Sabadell, para seguir engañando a la gente ignorante e ingenua que desgraciadamente, abunda en este país.

  9. Os necesitamos, Diario16, más que el aire que respiramos. Aunque cobremos al final, el intenso sufrimiento que tenemos no nos lo pueden compensar. Que Dios os bendiga. ODIO A MUERTE AL SANTANDER.

  10. Efectivamente. Como llevamos diciendo durante meses en el European Movement for Justice, España no tiene un Estado de Derecho, es “poco democrático” y “disuasorio” en palabras del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Hemos publicado 15 pruebas de esta situación y cada una de ellas es suficiente para acreditar que no tenemos un régimen autoritarior sin Estado de Derecho, pero ningún medio quiere publicar nuestro revolucionario trabajo, porque son cómplices de la corrupción judicial que es el cáncer de la democracia y “la madre de la corrupción” (ex Juez elpidio)

  11. La Justicia en España se hace e nombre del rey. ¿Dirá algo el rey de este cambio en 24h de la sentencia del Tribunal Supremo, o estará de acuerdo? Creo que debería salir en televisión y hablar de lado de quien está, aunque muchos ya lo sabemos

  12. Una vez más vuelvo a leer lo de “la presión de los mercados”. Seamos serios. Ni “los mercados” ni “las élites financieras” pueden descolgar un teléfono llamar a alguien. Quién o quienes hicieron las llamadas ? Quien o quienes las atendieron ? Basta ya de abstracciones y de eufemismos. Hay que hablar de personas. En el caso de los políticos catalanes encarcelados, si las posibles condenas producen un gran impacto social, serán revisadas ? Se revisó, por ejemplo, la condena de La Manada, a pesar del gran impacto social ? A lo mejor es verdad eso de la “Justicia Independiente” y que nadie puede presionarla ni orientarla, salvo ………………………

  13. La Justicia se administra en nombre del Rey …………………………………………….
    ¿Es así como empieza el artículo correspondiente de la Constitución Española ?

  14. ¿Cuando ha covocado Podemos la manifestción delante del Supremo?, ¿O era delante del Banco de España?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + veinte =