Todos los grupos políticos con representación en el Congreso defienden que, sus diputados trabajan mucho por España, se ausenten o no del Congreso a menudo.

Entre los 350 diputados que componen el hemiciclo, hay 43 a los que no les gusta especialmente acudir al Congreso. De ellos, 23 diputados pertenecen al PP, 19 al PSOE y uno de ERC.

Antena3 daba ayer la noticia de que el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, encabeza la lista de los 10 diputados que más faltan en las sesiones del Congreso. El diputado canario justifica sus ausencias por problemas médicos y porque, al ser el único diputado de su partido, tuvo que negociar los presupuestos con Rajoy.

Le siguen dos diputados de Bildu y el líder de ERC, Joan Tarde, que se salta una cada cinco sesiones. “Todas las ausencias son por razones médicas o políticas”, ha asegurado. Gabriel Rufián, también de ERC, también se encuentra entre los diputados que más faltan, en el puesto número nueve.

En el quinto puesto se encuentra Alberto Garzón, el líder de Izquierda Unida. Los socialistas, por su parte, tienen dos diputados que suelen hacer ‘pellas’.

El diputado de UPN, Íñigo Allí, es el único que se comprometió en la anterior legislatura a devolver el dinero, algo que realmente no pudo hacer porque el Congreso no es un empleador.

Ellos son los llamados diputados invisibles, aquellos que han intervenido en menos de cuatro ocasiones en lo que va de legislatura.

Si bien es cierto que algunos se ausentan por motivos de incompatibilidad, de otros no se encuentra justificación, y eso que el Partido Popular y el PSOE barajan la posibilidad de sancionar a los diputados que no acudan a sesiones importantes.  Quizás por eso el inicio de los plenos estresa a unos pocos, y el final apresura a muchos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorJuana Rivas tendrá que pagar 1.912 euros a su ex pareja
Artículo siguienteMás de 100.000 jóvenes dejan sus estudios para trabajar
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

2 Comentarios

  1. Es una vergüenza y una falta de respeto a los ciudadanos, igual que las ausencias en los plenos cuando habla un portavoz de los grupos no mayoritarios. No es obligatorio estar en un cargo público representativo ni es un trabajo, así que quien no tenga vocación que se marche a su casa.

  2. La única vocación que tienen estos -por no decir que todos- es la de presumir de que estar aforados, y llevarse sin sudor el sueldo limpio para sus puñeteras casa, encima con gracias especiales en el abono de impuestos.
    Haber cuando hablan del Banco Popular, quizá estén cogidos de los huevos por la del banco cántabro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve + 8 =