El día 23 de junio Javier Alonso, subgobernador del Banco de España, afirmó que sospechaba que el Banco Popular no presentó todas las garantías de las que disponía a la hora de solicitar liquidez de urgencia. En la comparecencia en el Congreso de los Diputados, el Gobernador Luis María Linde intentó justificar esa afirmación porque no sería muy lógico que se no se presentaran todas las garantías o colaterales disponibles cuando se estaba solicitando liquidez.

No obstante, el señor Alonso tenía razón en su afirmación o en su sospecha puesto que Emilio Saracho sólo presentó colaterales por valor de 15.000 millones de euros. Este hecho queda demostrado en el siguiente documento:

En el correo de Miguel Escrig se informa a Emilio Saracho y a Ignacio Sánchez Asiaín de los colaterales que se van a presentar al Banco de España para solicitar una línea de liquidez de urgencia (ELA). Con los datos que presenta Escrig se demuestra la afirmación de Javier Alonso de que no se presentaron todas las garantías que tenían a su disposición para convertir en liquidez. Hay que recordar, además, que el Popular disponía de una línea de hasta 9.500 millones de euros de los que sólo recibió 3.500, una cantidad lógica teniendo en cuenta los colaterales presentados.

Quien haya solicitado un préstamo o una hipoteca es consciente de que uno de los puntos principales a la hora de la concesión es la ratio de endeudamiento, es decir, un porcentaje de los ingresos habituales de la persona que lo solicita. Lo habitual es que esa ratio esté en el 30% total de los ingresos ya que los colaterales que puede presentar una persona es, principalmente, su nómina o el volumen de ingresos. Esos son los colaterales de los que dispone el ciudadano. Con la solicitud de liquidez al Banco de España ocurre exactamente lo mismo y las garantías presentadas por Saracho no permitían conseguir una cantidad más allá de la cantidad que el regulador le concedió a pesar de tener a su disposición 9.500 millones.

El correo que Escrig envía a Saracho el día 4 de junio es una comprobación de cuanto decimos, dado que cifra los activos que van a dar en garantía al Banco de España para pedir liquidez de emergencia en 15.402 millones. Sólo los llamados DTA monetizables, activos fiscales diferidos que fueron calificados por el Luis María Linde en su última comparecencia parlamentaria como Deuda Pública, alcanzaban los 2.000 millones de euros. El resto son activos que, después de su correspondiente análisis por el Banco de España pueden ser convertidos en liquidez, pero ¿dónde estaban el resto de los activos valorados en hasta 40.000 millones que llevó Saracho al Consejo de abril? ¿Dejó que se consumieran sin advertirlo a los consejeros o dejó que la liquidez se pudriese para acelerar su plan?

Hay que recordar que sólo en activos inmobiliarios el Banco Popular disponía de activos por encima de los 30.000 millones de euros, cifra que quedó confirmada tras la operación de venta a BlackStone que hizo el Santander tras aprobársele la operación de adquisición del Popular.

Fuera como fuese el correo y los datos de Escrig demuestran que se trató de una gestión diabólica de la liquidez, nada profesional, que permitió que el Popular acabase en manos del Santander por un euro, sin competencia, sin liquidar, obviamente, pero entregándolo como si lo estuviese. Saracho, como afirmamos hace meses en Diario16, fracasó por cumplir en exceso sus objetivos. El comprador aprovechó el pánico generado por Saracho, que se fio de Uría, despacho de cabecera del Santander, que le dijo que el banco no sería intervenido de inmediato sino vendido tratando de maximizar el precio. Un desastre para tanta negligencia.

Hay que recordar que ese día 4 de junio el FROB ya había iniciado el Proyecto Hipócrates por el que se informó a Bankia, Sabadell, CaixaBank, BBVA y Santander que el Popular iba a ser intervenido y que dos días antes ya se habían recibido las instrucciones por parte de Uría y Menéndez y el plan para el «Día R». Si la decisión ya se había adoptado, ¿qué importaban los colaterales que se presentaran al Banco de España si el Popular ya estaba sentenciado, algo que Saracho sabía? Al día siguiente se produjeron las fugas masivas de depósitos por parte de los organismos y empresas públicas. No hace falta añadir mucho más.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

9 Comentarios

  1. Seguramente iràn saliendo màs pruebas y declaraciones inculpatórias en los juicios, pero a dìa de hoy ya està clarìsimo que esto fue una trama para hacer el robo y la entrega de lo robado a santander. A ver si el juez de USA sentencia que se muestren todos los documentos. Ademàs de robo organizado por las “autoridades”, encima tienen a cara de, tras haberse saltado sus propias reglas, no enseñar los obligados documentos, porque estos, si existen, demostrarìan màs aún hasta que punto se han saltado todo y que todo estaba planeado para entregarlo a SATANder. SPAINXIT.

  2. Bom dia. Tudo teatro para terem uma prova que solicitaram liquidez. Tudo planeado. Um roubo claro. So nao ve isto quem nao quer ver. Corrupcao clara. Meu desejo es visitar estes ladroes na cadeia. O Santander escolheu o caminho errado para se levantar.

    • Buen día. Todas Teatro para tener una prueba que solicitó la liquidez. Todo planeado. Un robo de curso. Por lo tanto no ve esta que no quiere ver. Claro está corrupto. Mi deseo es visitar estos ladroes en la cárcel. El Santander ha elegido el camino equivocado para subir.

  3. Los analistas recortan un 5% la valoración de Santander tras sus resultados

    Ha perdido la recomendación de compra que mantuvo durante 20
    ________________________________________
    Desde que Santander rindiera cuentas con el mercado este martes, cuando presentó sus resultados del primer trimestre de 2018, hasta una veintena de bancos de inversión han revisado su valoración sobre la compañía. De ellos, una decena la han recortado, de media, un 5%.
    A pesar de haber ganado un 10% más con respecto al mismo periodo del año anterior, los expertos vieron algunas sombras en los resultados del Santander: Reino Unido, la mora y la cifra de negocio en España no gustaron. Unos datos que, enmarcados en unos resultados “de transición”, como califica Ignacio Cantos, de Atlas Capital, fueron la puntilla para penalizar al valor en bolsa en las sesiones siguientes, aunque hoy se mantiene prácticamente plano en la sesión.
    Así las cosas, no son pocos los expertos que han aprovechado la coyuntura para recortar su precio objetivo. El más tajante ha sido el alemán DZ Bank, que ha pasado de cifrar los títulos del Santander en 5,40 a 4,90 euros, un 9% menos. De hecho, es el único entre los que ha revisado al valor desde el martes que no otorga a la acción recorrido con respecto a su precio actual de cotización.
    Similar ha sido la bajada que ha efectuado Natixis, del 8%, desde los 6,45 hasta los 5,90 euros. Los dos anteriores son los más pesimistas, junto con Kepler Cheuvreux, que ha reducido un 5% su valoración pero ésta se encuentra también por debajo de los 6 euros, concretamente en los 5,9 euros por acción.
    Otros seis expertos que han revisado al valor lo sitúan por encima de los 6 euros. De ellos, los más optimistas son Morgan Stanley y Société Générale, que creen que podría valer 6,7 euros por acción de aquí a 12 meses, lo que significaría un repunte del 24% desde el precio actual.
    Cambio de recomendación
    No es lo único que ha cambiado en las últimas sesiones, también la recomendación de la media de bancos de inversión que recoge FactSet ha pasado de ser un comprar a un mantener. De hecho, el semáforo en verde solo ha durado 20 sesiones a la compañía, que sin embargo sigue siendo la mejor opción en España según los profesionales para ganar exposición al sector bancario a la espera de que los tipos de interés repunten en la eurozona a mediados del próximo año.

    • Otros seis expertos que han revisado al valor lo sitúan por encima de los 6 euros. De ellos, los más optimistas son Morgan Stanley y Société Générale, que creen que podría valer 6,7 euros por acción de aquí a 12 meses, lo que significaría un repunte del 24% desde el precio actual.

      Los mencionados anteriormente son los amiguitos.

      Pero ojo, nunca se debe ir delante de mercado.

  4. ANTES DE LA RESOLUCIÓN
    BANCA
    Bankia pidió información adicional sobre Popular para estudiar ‘a fondo’ su posible compra

    La entidad mostró especial interés sobre la exposición al ladrillo de Popular, el estado de los procesos legales en marcha y los gastos del grupo.
    Bankia solicitó información adicional sobre Banco Popular para estudiar ‘a fondo’ su posible adquisición durante el proceso de venta que orquestó en mayo de 2017 Emilio Saracho, el entonces presidente del banco, de la mano del banco de inversión estadounidense JPMorgan.
    Así consta en la documentación del ‘Proyecto Noya’, como se denominó el proceso de venta, a la que ha tenido acceso Europa Press. La adquisición de Popular, finalmente adjudicado a Santander tras la resolución, se ofreció a las principales entidades financieras de España, si bien Bankia solicitó más información de la que figuraba en el ‘data room’ organizado por JPMorgan.
    En concreto, el banco que preside José Ignacio Goirigolzarri, que por aquel entonces se encontraba inmerso en la integración con Banco Mare Nostrum (BMN), mostró especial interés sobre la exposición al ladrillo de Popular, el estado de los procesos legales en marcha y los gastos del grupo.
    En relación al ladrillo, Popular remitió a Bankia información más detallada sobre su cobertura de créditos dudosos y le indicó que un análisis “detallado” de sus garantías podría dar lugar a provisiones adicionales por importe de unos 771 millones de euros.
    Además, le informó de que con provisiones de 931 millones de euros sobre sus créditos improductivos, la tasa de cobertura de estos alcanzaría el 56%, la más alta del sector.
    En relación a los litigios, Bankia pidió documentación pormenorizada sobre el riesgo legal que suponían para Popular tanto las emisiones de ‘bonos subordinados obligatoriamente convertibles’ –un producto considerado complejo que se colocó entre algunos minoristas– como los contratos hipotecarios con cláusula suelo.
    Bankia también quiso conocer de forma más exhaustiva los gastos de personal y administración de Popular, así como el desglose y evolución de la plantilla del Grupo Popular –compuesta en abril de 2017 por 11.909 empleados– y la de sus sociedades participadas, entre las que se encontraban WiZink, Targobank, Aliseda, Iberiacards y Euro Automatic Cash, que contaban con 2.346 trabajadores entre todas, por aquel entonces.
    El propio Goirigolzarri ya reconoció el pasado junio, durante los cursos de verano de la APIE y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), que la entidad “profundizó” en el estudio de Popular, si bien indicó que se acabó descartando la operación al ser “demasiado grande”.
    “Al final decidimos que no, que era una operación demasiado grande para Bankia”, señaló entonces.

  5. Se intenta buscar soluciones jurídicas, acuerdos, etc, es decir hacer legal el robo manifiesto. En función de cómo vayan las actuaciones judiciales, Santander intentará llegar a acuerdos con nuestros abogados. Nos van a comprar por una miseria, se van a reir otra vez de nosotros. Antes de verse condenado, buscará acuerdos, nos comprará a los abogados…estamos perdidos, no creo que haya solución posible !!! Suerte y ánimo 305000 accionistas robados por el Santander!

  6. Para cuando el Santander sea condendo a devolvernos el Popular, si eso sucediera, para entonces el Santander ya no estaría con respiración artificial, se habría hundido definitivamente…ese día lo iré a celebrar con mi familia, disfrutaré de lo lindo, ojalá que llegue ese día más pronto que tarde !!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno + veinte =