En Vietnam a 1650 metros sobre el nivel del mar, se encuentra Sapa. Este pequeño poblado ofrece un mundo de magia, belleza y aventura a sus visitantes. Por ello, constituye una visita obligada cuando estamos de paso por Vietnam. Para conocer más sobre este lugar, visita el blog de Directia Travel, el lugar para aprender sobre qué ver en Sapa.

Las imágenes de Sapa han recorrido el mundo, deslumbrando por su belleza y verdor. Este atributo le convierte en la localidad con mayor número de visitas turísticas en Vietnam. A diferencia de otros poblados vietnamitas, Sapa ofrece un clima fresco y agradable. Siendo abril y mayo los meses idóneos para conocer la localidad.

Una vez en la ciudad, resulta inevitable dedicarse a explorar las aldeas y conocer a su gente. Pues, sus más de 36 mil habitantes cuentan la historia de sus grupos étnicos, un enigmático y misterioso pueblo.

Tanto por sus paisajes, sus historia y su gente, Sapa es un lugar inolvidable. No podemos pasarlo por alto durante nuestra estancia en Vietnam.

El lado humano de Sapa

En Sapa hacen vida algunas de las 54 etnias existentes en Vietnam. Cada una de estas dispone de costumbres distintas. La población étnica más numerosa son los H’mong Negros, en la actualidad superan el millón de personas.

Estas personas se caracterizan por su carácter alegre y su ropa oscura, también suelen lucir melenas de gran longitud. Habitan en Sapa desde hace más de 2000 años.

Pero si te topas con mujeres de cabeza rapada cubierta por un pañuelo rojo, estás ante las Zao Rojo. Esta etnia reside en Giang Ta Chai, una aldea de gran belleza. Se trata de excelentes artesanos, siendo su producto más buscado las telas y pañuelos brocados.

Otra aldea de belleza sin igual es Ma Tra, sin embargo esta suele ser la menos explorada por los visitantes. Este lugar es hogar de la etnia Giay. Al igual que otras etnias vive de la agricultura, la ganadería y la artesanía.

Al recorrer y conocer las aldeas de Sapa, podemos observar la naturaleza respetuosa y tranquila de sus habitantes. Lo que exige un comportamiento similar de nuestra parte. Sin embargo, las carencias y limitaciones han desarrollado dependencia del turismo como actividad económica. Siendo este un oficio más rentable que la agricultura.

Esto ha originado la explotación excesiva del turismo. Aspecto que se observa al ser abordado por niñas vendiendo pulseras artesanales, según vas entrando a la ciudad. A pesar de esto, se puede apreciar en la mayoría de sus habitantes la amabilidad propia de su cultura.

La belleza natural de Sapa

Si de recorrer Sapa se trata, no podemos perdernos la montaña más alta de Vietnam. Fansipan tiene una altitud de 3.143 metros sobre el nivel del mar. Su belleza única se aprecia mejor en los días de verano, ya que esta época se aprecia mejor los verdes campos de arroz.

Esta localidad es ideal para el senderismo, así podremos recorrer aldeas como Ta Phin, Cat Cat, Ta Van y Cau May. Esto nos dará la oportunidad de convivir con personas de las distintas etnias. Pese a tratarse de un sistema montañoso de gran altitud, la mayoría de los senderos no implica un esfuerzo excesivo. Por esta razón muchos visitantes deciden hacer las distintas rutas de trekking en bici.

El valle Muong Hoa, la aldea del mismo nombre destaca por su belleza natural. Por este motivo, no podemos dejar de visitarlo en nuestra visita a Sapa. Además, aquí encontramos la estación del teleférico de tres cables más largo del mundo. Recorre una distancia de más de tres mil metros desde el valle Muong Hoa hasta la montaña de Fansipan.

Tampoco podemos dejar de ver el puente Cau May, en Ta Van y las cascadas de Tha Bac, situadas a 15 kilómetros de Sapa. La Puerta del Cielo y las cascadas de Cat Cat son otros populares monumentos naturales de visita obligada.

 

El lado urbano de Sapa

Ciertamente son las montañas y sus bellezas naturales los principales atractivos turísticos de Sapa. Sin embargo, en el centro del pueblo también encontramos lugares de interés colmados de magia y misterio.

Así, ya en el centro podemos contratar un servicio de rutas turísticas, que llevan a recorrer el pueblo y sus alrededores en moto. Uno de esos muchos lugares del recorrido es la Catedral de Notre Dame de Sapa. Esta fue construida en 1895 en época de la ocupación francesa.

Por otra parte, los mercados de Sapa pueden conectarnos con el lado urbano de esta ciudad. No es trekking pero sin duda alguna nos da una visión interesante de la ciudad y su gente. En Sapa podemos encontrar distintos puntos de comercio, sin embargo dos destacan sobre los demás: Bac Ha y Coc Ly.

El primero se ubica a 80 kilómetros del centro de Sapa, y se trata del mercado de mayor tamaño de la zona. En Bac Ha también encontraremos todo tipo de productos locales, como ropa, comida y hasta animales. El lugar perfecto para adentrarnos en la gastronomía de Sapa.

Por su parte, Coc Ly se despliega solo los martes a orillas del río Chay. Al igual que Bac Ha, en este espacio se comercian alimentos y enseres propios de la zona. La oportunidad de adquirir artículos artesanales únicos y originales como el vino de arroz fabricado en Ta Phin.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − doce =