Ya hemos contado en Diario16 cómo el Santander está presionando hasta lo inimaginable en compañías de esta categoría —el Santander se debe por ética a sus accionistas— para sacar de la presidencia de Duro Felguera a su máximo accionista. El nuevo paso dado es la filtración de noticias falsas como la publicada en la noche de ayer en algunos medios en la que se afirmaba que Ángel Antonio del Valle había dimitido y que sería sustituido por Acacio Rodríguez. Esta noticia fue inmediatamente desmentida por la propia compañía y, a esta hora, Del Valle continúa ocupando la presidencia de la empresa epecista asturiana.

Recuerden cómo obligaron a la compañía asturiana para que se contratara a un personaje oscuro como Miguel Zorita quien tenía entre sus objetivos debilitar la posición de Ángel del Valle y provocar su dimisión. Para ello utilizaron filtraciones de informaciones manipuladas en las que no se decía exactamente toda la verdad. Sin embargo, esa línea de la interpretación fue sobrepasada en la noche de ayer y ya, directamente, se filtran noticias falsas con el único fin de que Del Valle dimita.

Según diferentes fuentes consultadas por Diario16, esa filtración de noticias falsas a diferentes medios por parte, presuntamente, del Santander —de los equipos de Javier García-Carranza o de Francisca Ortega— es una herramienta de presión más contra Ángel del Valle para llevarle al punto de entregar la empresa al Santander con todos los riesgos sociales que eso conlleva. La propia empresa tiene herramientas jurídicas y mercantiles para defenderse de este ataque, herramientas que no se entiende que no las estén utilizando.

Ya se están sobrepasando los límites de la ética ciudadana, empresarial y humana porque está afectando, incluso, a terceros que nada tienen que ver con el funcionamiento de la empresa o con sus problemas. Sobrepasar esos límites y el modo en que están ejecutando esa presión podría tener consecuencias legales porque alguien podría interpretarlo como una presunta extorsión. No todo vale para lograr objetivos lícitos. Sin embargo, el Santander se ha acostumbrado a que todo el mundo se pliegue a sus intereses y es posible que piensen que tienen patente de corso para hacer y deshacer a su antojo. Recordemos el modo en que han logrado parte de la riqueza y la posición que tienen en la actualidad, haciéndose con los bancos que los gobiernos de España expropiaban.

El Santander ya lo hizo en Abengoa engañando a su Consejo de Administración con la promesa de ayudar en la ampliación de capital que hubiera salvado la situación de la multinacional sevillana si se cesaba a Felipe Benjumea. Ese Consejo cesó al presidente y el Santander, a través de Rodrigo Echenique y de Javier García-Carranza, no cumplió con su promesa. Hay que recordar que el actual director general de la entidad cántabra es sobrino de Benjumea. ¿Qué se puede esperar de alguien que es capaz de traicionar a su propia familia?

Otro tipo de noticias falsas filtradas son las que se dan a empresarios que estarían dispuestos a invertir en Duro Felguera. Ya comentamos que un importante empresario asturiano estaba interesado en la epecista pero que retiraba su oferta por la situación que se estaba creando y por la presencia de Zorita. A ese mismo empresario se le confirmó que Miguel Zorita ya no se encontraba en la compañía, algo que, según informaciones recibidas por este medio, no es así. ¿Qué le debe el Santander a Zorita? ¿Qué favores le haría durante su paso por Deloitte, la empresa que auditaba las cuentas de la entidad cántabra, para que no se puedan deshacer de él?

Por desgracia, los 2.000 puestos de trabajo de Duro se perderán porque la compañía se irá de Asturias. No se trata del actual presidente o del que quiere imponer el Santander.

El Santander es responsable por lo que está haciendo, pero también deberían responsabilizarse las autoridades del Gobierno de Asturias, los sindicatos, los comités de empresa, que no asumieron la responsabilidad que les exige la sociedad en el desempeño de sus funciones. Parece mentira que muchos de los dirigentes políticos asturianos tengan un pasado sindicalista defendiendo a los trabajadores e, incluso, los derechos democráticos de todos los ciudadanos. Para saber de la nueva estrategia de García-Carranza y el Santander no tendrían más que haberse reunido con los responsables o los comités de empresa de Abengoa, Isolux o del Banco Popular. Ellos les podrían haber informado porque lo han sufrido. O, directamente, que hubieran hablado con los empleados del Popular para que les contaran lo que están pasando sabiendo de antemano que se quedarán sin empleo o con alguno de los más de 20.000 despedidos de Abengoa. Cuando se dé el caso de que los trabajadores de Duro Felguera sean despedidos porque la empresa sea despiezada y sacada del Principado, ¿quién va a dar la cara ante los trabajadores y sus familias, además de ante la sociedad asturiana?

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Ya vemos quien realmente da las noticias falsas y tendenciosas. Verguenza de articulo!!! Al igual que todos los que ustedes han escrito en torno a duro felguera.

  2. Del Valle dimite de una vez!!! La de mierda que tendrás debajo de la silla para agarrarte a ella de esta forma! Anda que puesto a comprarte un periódico no te compres este que no vale ni pa limpiar el culo!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − 7 =