Pedro Sánchez será, una vez prospere la moción de censura de hoy, el séptimo presidente de la Democracia. Y lo hace gracias al voto del PNV, sí, y del resto de nacionalistas catalanes, pero también de Podemos, de Nueva Canaria, de Compromis y hasta de EH-Bildu. Y por colaborar, a su manera, lo hace Coalición Canaria con su abstención.

No lo tendrá fácil. Es, después de Calvo Sotelo, el primer presidente en gobernar sin ganar elecciones. El líder del PSOE es el primer político que consigue ganar una moción de censura, de las cuatro que ha habido, en la historia de la Democracia española.

La opinión pública conservadora, la publicada de la derecha, PP y Ciudadanos recordarán cada segundo que gobierno con los catalanes que odian España.

Mariano Rajoy será hoy víctima de la primera moción de censura que prospera en la historia de España, y la puntilla se la dará el PNV, el partido que le aprobó los presupuestos hace ocho días.

Los nacionalistas vascos eran la clave para completar la operación orquestrada por el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, apoyado desde el primer momento por Pablo Iglesias, tras conocerse la sentencia de la trama Gürtel que condenaba al PP como partícipe a título lucrativo. La moción saldrá adelante con los votos del PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDeCat, PNV, Bildu y Nueva Canarias.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorImágenes de una moción de censura
Artículo siguienteBuenas previsiones para el futuro del paro en España
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 − cinco =