Todavía no se ha entrado a debatir en el parlamento, pero lo cierto es que una de las cuestiones urgentes a tratar es el modelo de financiación de la radio y la televisión pública estatal. CRTVE arrastra, de nuevo, déficit y, aunque se piensa en otra reconversión, -el enésimo expediente de regulación de empleo que la Corporación lleva haciendo desde 1991-, ésta no se podrá afrontar hasta 2020, cuando concluya el ERE actual que data de 2006 pero, al afectar a 4150 trabajadores, es de los llamados “de larga duración”.

Esta semana se celebraba un debate público en la Universidad Carlos III en el cual los partidos han expuesto sus ideas sobre el modelo de financiación de RTVE. Desde el PP hasta Ciudadanos, pasando por el PSOE y Podemos coinciden en que la financiación debe seguir manteniéndose como hasta ahora: presupuestos, – aquí la participación del Estado varía según el partido-, aportaciones de los telecos y de las privadas, patrocinios culturales y “otros ingresos comerciales” sin especificar. A partir de aquí, vienen las discrepancias.

El PP es partidario de elegir al nuevo presidente de la Corporación, – José Antonio Sánchez quiere dejar el cargo-, mediante mayoría de dos tercios de la Cámara Baja en primera vuelta, y mayoría absoluta en segunda. El PSOE, a través de un conocido crítico del partido, el ex secretario de organización, Oscar López, dice que quiere volver al “modelo Zapatero”. Nada de mayorías absolutas en segunda vuelta. “Desgubernamentalizar” la Corporación. Financiación del 50% vía presupuestaria, y mantenimiento de la tasa radioeléctrica.

Noelia Vera, diputada de Podemos, denuncia “la manipulación informativa” y pide un cambio de modelo como servicio público de las empresas informativas del grupo. No se muestra muy explícita a la hora de concretar el tema de la financiación. Sólo dice que “la gestión tiene que ser lo más transparente posible”. Y pide que el presidente de la Corporación sea designado mediante “un concurso de méritos profesionales”.

Más o menos en la misma línea, aunque con matices, se muestra la diputada de Ciudadanos Marta Martín. Elección por dos tercios del presidente, “tras un concurso de méritos entre los candidatos”. Mayor transparencia del Consejo de Administración y “una mejor rentabilización social”.

El asunto se antoja de la más rabiosa actualidad porque todos están de acuerdo en elaborar un proyecto de presupuestos del Estado para el año que viene “lo más consensuado posible”. Y este proyecto debe acompañarse de un anexo en materia de Radiotelevisión Española. Sus propios presupuestos.

En el PP creen que este año se volverá al “equilibrio presupuestario”. Pero lo cierto es que, con 4150 trabajadores menos, se ha retornado al endeudamiento tras un monumental déficit del que tuvo que hacerse cargo el Estado.

Un endeudamiento que, según fuentes de la propia entidad, puede alcanzar los 200 millones de euros. El capítulo de gastos de personal sigue siendo un lastre a pesar del adelgazamiento de la plantilla. En los sindicatos de RTVE se dice, a las claras, que “nadie les puede acusar de no hacer sacrificios”. Desde el ERE de 2006, apenas se han producido subidas salariales, sino todo lo contrario: la congelación ha supuesto la pérdida de muchas conquistas de los empleados. La llamada “paga de productividad” de marzo quedó anulada. El Plan de Pensiones, congelado debido a que la empresa dejó de hacer aportaciones. Otra de las pagas especiales, la anual de septiembre, se redujo. Los complementos retributivos, salvo los de los directivos, se han rebajado sensiblemente. Todo ello aparte de la baja de 4150 trabajadores por mucho que la misma se haya disfrazado en forma de “prejubilación”.

“El problema, -insisten en fuentes sindicales de RTVE que prefieren guardar anonimato-, es que se ha vuelto a contratar a muchos profesionales de confianza de las presidencias que han pasado por la Corporación en esta etapa. Y la carga laboral se ha vuelto a convertirse en pesada a pesar de ese adelgazamiento de plantilla”.

Y algo de razón deben de llevar los sindicatos cuando el capítulo de personal de RTVE ha vuelto a suponer más del 50% del presupuesto, lo que los especialistas consideran “situación ruinosa para una empresa”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Trece − Once =