La exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, se ha embolsado en los dos últimos meses más de 9.000 euros por acudir en dos ocasiones a su lugar de trabajo: el Senado.

Estas dos citas han sido el pasado 13 de enero, fecha de constitución de la Cámara Alta, cuando juró su cargo, y la semana pasada para organizar su despacho. No ha acudido a ninguna de las reuniones, ni tan siquiera al día de formación de las Comisiones.

En la actualidad, Rita Barberá recibe cada mes 4.636 euros como senadora designada por Les Corts. Por un lado, se embolsa 2.813 euros de asignación constitucional. Esa es la retribución idéntica para todos. Y, por otro, 1.822 de indemnización por no pertenecer a la circunscripción de Madrid. A ambos conceptos hay que añadir además transporte, dietas y tarjeta taxi.

Este martes 15 de marzo hay pleno en el Senado, pero ni sus compañeros saben si acudirá o no. Desde que se viera implicada en la Operación Taula, la valenciana sólo se ha dejado ver tras las cortinas de su casa y en una rueda de prensa forzada en la que defendió su inocencia.

La senadora no tiene ninguna intención de dimitir a pesar de que muchas voces críticas en su partido no están de acuerdo en que continúe en la formación. Además, dos juzgados de Valencia han preguntado a la Cámara Alta por su condición de miembro de esta institución.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + cuatro =