Pedro Pablo Kuczynski (PPK) decidió hoy dejar la primera magistratura de su país natal, entre acusaciones de corrupción y sobornos

“Frente a esta difícil situación que se ha generado y se me hace injustamente aparecer como culpable de actos que no he cometido, pienso que lo mejor es que renuncie”, anunció a través del Canal oficial.

La crisis que vive el gobierno peruano desde hace meses se agravó esta semana cuando la oposición fujimorista publicara varios videos que muestran a aliados políticos del mandatario intentando comprar el voto de otros congresistas para evitar su destitución.

Kuczynski anunció que envió al Congreso la carta de dimisión, que tras recibirla, deberá votar el jueves su aceptación o procederá finalmente a considerar la presidencia vacante por “incapacidad moral” del mandatario.

Informó haber remitido al Congreso una carta, que he transmitido al Perú, renunciando al cargo de Presidente Constitucional de la República.

La dimisión llega un día antes de que el parlamento volviera a debatir y votar la vacancia de Kuczynski por sus supuestos vínculos con la constructora brasileña Odebrecht y entre llamados a la renuncia de varios congresistas.

Perú pone en “alerta máxima” a su policía en medio de las informaciones de salida del presidente Pedro Pablo Kuczynski.

“Rechazo categóricamente estas afirmaciones nunca comprobadas y reafirmo mi compromiso con un Perú honesto, moral y justo para todos”, aseguró el mandatario.

Kuczynski, de 79 años, que asumió el poder en 2016 fue elegido por cinco años. Deja el cargo cuando, precisamente, la Cumbre de las Américas debía realizarse en Lima, en la cual uno de los temas centrales era analizar la corrupción, y preveía reunirse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Kuczynski envío su carta de renuncia al Congreso este jueves. El parlamento peruano votó en diciembre pasado la vacancia del presidente, que no pasó finalmente por no alcanzar la mayoría de votos por la abstención de varios fujimoristas.

El gobierno de Perú ordenó el miércoles declarar en “alerta máxima” a la policía a nivel nacional, mientras, medios peruanos informaron que Kuczynski se encontró en la mañana del miércoles con el cardenal del país y más tarde se reunió con su gabinete para una junta de “emergencia”.

La Plaza de Armas de Lima, donde se halla Palacio de Gobierno, está cerrada y custodiada por efectivos policiales.

Antes de que se anunciara públicamente la renuncia, la televisión estatal peruana mostró imágenes del mandatario abandonar la casa de Gobierno mientras era aplaudido por sus ministros.

Durante la lectura de su comunicado, el presidente aseguró que “habrá una transición constitucionalmente ordenada”.

De acuerdo con las leyes peruanas, se espera que el vicepresidente, Martin Vizcarra, lo sustituya en el cargo hasta la celebración de elecciones, previstas para 2021.

Vizcarra, quien se encuentra actualmente como embajador de Perú en Canadá, amenazó con renunciar también en diciembre pasado si Kuczynski era destituido.

Los videos que agravaron la crisis fueron mostrados por el partido Fuerza Popular, que encabeza Keiko Fujimori y tienen como uno de sus protagonistas a su hermano Kenji, quien supuestamente aparece haciendo gestiones para salvar la cabeza del mandatario peruano en la votación del jueves.

En diciembre pasado, Kenji, hijo de Alberto Fujimori (indultado por PPK) y otros 9 políticos fujimoristas desafiaron abiertamente a la directiva del que entonces era su partido cuando se abstuvieron de votar a favor de la destitución de Kuczynski.

Alberto Fujimori tenía una pena de cárcel hasta 2032 por estar detrás de 25 asesinatos y dos secuestros durante su mandato.

La Junta de Portavoces del Congreso se reunió este miércoles para analizar el eventual desafuero de Kenji Fujimori y los congresistas Guillermo Bocángel y Bienvenido Ramírez, quienes también aparecen en las grabaciones.

Algunos medios peruanos compararon esta polémica con los videos divulgados a finales de 2000, que mostraban a Vladimiro Montesinos, entonces jefe del Servicio de Inteligencia Nacional de Perú, comprando apoyos en el Congreso para fortalecer al gobierno del entonces presidente Alberto Fujimori.

Kuczynski es el primer presidente en ejercicio que pierde el cargo por las acusaciones de corrupción asociadas al escándalo de Odebrecht.

La constructura brasileña, que está acusada de corrupción en varios países de América Latina, informó en diciembre pasado al Congreso peruano que pagó US$4,8 millones a dos firmas de asesoría vinculadas a Kuczysnki, una de ellas cuando era funcionario del gobierno de Alejandro Toledo.

La dimisión llega un día antes de que el parlamento volviera a debatir y votar la vacancia de Kuczynski por sus supuestos vínculos con la constructora brasileña Odebrecht y entre llamados a la renuncia de varios congresistas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + 5 =