Boris Pérez es de la opinión de que el refranero encierra grandes dosis de sabiduría popular, y que por eso los refranes nunca pierden actualidad y siguen empleándose aunque hayan pasado muchos años desde su primera utilización. Pero además Boris mantiene que si se mezclan las sentencias de dos refranes distintos, se obtiene lo que puede denominarse un refrán-mix, que también contiene sabiduría suficiente como para poder aplicarse en situaciones diversas.

Por ejemplo, el refrán-mix “A quien madruga… buena sombra le cobija”, viene a decir que hay que ponerse manos a la obra pronto cuando haya que realizar un trabajo, o una investigación en el caso de Boris, porque es tiempo que se gana y sirve de resguardo por si aparece algún contratiempo.

Cuando las cosas se dejan para el final, se pueden perder muchas oportunidades. La experiencia propia o las experiencias de otros en este sentido, deberían servir. Como dice el refrán-mix “Camarón que se duerme… pon las tuyas a remojar”, que Boris interpreta de esta manera.

Las cosas deben empezarse pronto, con antelación. Pero también es cierto que una antelación excesiva posiblemente conlleve un trabajo innecesario, porque los tiempos no sean adecuados: “No por mucho madrugar… la corriente se lo lleva”. Para Boris, empezar una investigación con excesiva antelación, puede echarse a perder porque no sea su momento.

Le preguntaron a Boris si los refranes también podrían aplicarse a otras situaciones, como sería el caso del fútbol. Este tema sorprendió a Boris porque no es un deporte que él siga. Recordaba haberlo jugado alguna vez, de niño, con los amigos, pero ni lo seguía ni era aficionado. Recordó también que de niño, como todos los niños, él era de un equipo de fútbol, y él había escogido el equipo de su ciudad. Un club que entonces era modesto pero que contaba con una gran y numerosa afición. Entonces le vino a la memoria un dicho popular: “Llegaron los sarracenos y nos molieron a palos, que Dios ayuda a los malos cuando son más que los buenos”, que interpreta en el sentido de que aunque su equipo tenga jugadores muy malos (que no es el caso), mientras que la afición sea tan numerosa contará con la ayuda divina. Refranes para todo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorPacifistas de las JONS
Artículo siguienteEse cabrón llamado éxito
Profesor Titular de Universidad de la Universidad de Cádiz, en el Departamento de Estadística e Investigación Operativa, adscrito a la Facultad de Ciencias del Trabajo. Ha sido Vicerrector de Alumnos de la Universidad de Cádiz (desde el año 2003 hasta el 2013) y Vicerrector de Responsabilidad Social y Servicios Universitarios de la Universidad de Cádiz (desde 2013 hasta 2015). Durante estos doce años, ininterrumpidamente, ha tenido entre sus competencias el Área de Deportes de la Universidad de Cádiz. Ha promovido la creación del Aula Universitaria de Fútbol de la Universidad de Cádiz, y en estos momentos ocupa el cargo de Director del Aula de Fútbol. Tiene el título de Entrenador Nacional de Fútbol con Licencia UEFA-PRO. Ha entrenado en las categorías Infantil y Cadete del Cádiz C.F. desde el año 2010 hasta la actualidad. Además, en el Cádiz C.F. ocupa el cargo de Coordinador de Delegados y Auxiliares de Fútbol Base desde el año 2014.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − uno =