· Ramón Serrano Suñer y Sonsoles de Icaza (I).


Ramón Serrano Suñer y Sonsoles de Icaza coincidieron en varias ocasiones, una de ellas en Burgos, cuando España todavía se encontraba sumergida en una guerra sin cuartel. Pero no fue hasta 1940, apenas un año después del final de la Guerra Civil, cuando surgiría la llama de la pasión entre la marquesa de Llanzol y el “Cuñadísimo”.

Una noche de otoño de ese mismo año y con el exclusivo hotel Ritz como testigo, que durante la contienda fue un hospital de sangre, se llevó a cabo una fiesta ofrecida por la embajada de Suecia en la que un grupo de nuevos ricos recién llegados al poder se mostraron exultantes; pues les fascinaba alardear de codearse y entremezclarse con la aristocracia española y europea de la época.

Fiestas, lujos, tabaco, comida y bebida que apenas escaseaba frente a la tristeza, la miseria, el hambre y una cartilla de racionamiento con la que el pueblo español a duras penas lograba subsistir; motivo por el cual, muchos de ellos acudían al estraperlo para adquirir alimentos de primera necesidad.

El contrapunto perfecto que describía la situación que atravesaba España por aquel entonces: Un país agonizante con olor a pólvora y en el que todavía los gritos, los llantos desconsolados, las bombas, las balas y multitud de munición resonaban con fuerza en cada rincón. Pero la nobleza ansiaba divertirse y lucir sus mejores galas, mostrándose impávidos y ajenos ante lo que ocurría a su alrededor.

 Sonsoles acudió a la fiesta acompañada de su marido Francisco de Paula, el marqués de Llanzol, y ataviada con un vestido de gasa azul noche, diseñado por su amigo y confidente Cristóbal Balenciaga, de corte imperio y con un amplio escote que desviaba la atención de su avanzado estado de gestación (se encontraba embarazada de 8 meses de Antonio, su tercer hijo en 4 años de matrimonio con el marqués). Poco después, el recién nombrado ministro de Asuntos Exteriores, Ramón, hizo acto de presencia en el hotel Ritz vestido con un esmoquin negro y sin la compañía de su mujer Zita Polo.

Mas tarde, sus miradas coincidieron y, a partir de ese instante, dio inicio un flirteo adolescente en el que únicamente intercambiaron un par de palabras osadas acompañadas de gestos insinuadores; todo ello en presencia del marqués de Llanzol.

Un affaire pasional clandestino para el pueblo español pero sospechado y conocido por muchos: Balenciaga; el Conde de Montarco, secretario político de Suñer; sus respectivas familias; y miembros del régimen, incluido el propio Franco. Y es que ninguno de los dos protagonistas hizo lo suficiente por mantener oculta una aventura repleta de encuentros extramaritales, llamadas telefónicas, cartas secretas, reuniones familiares… o incluso una escapada a bordo de un descapotable con Sonsoles a los toros -lugar donde habitualmente los hombres acudían acompañados de sus amantes para exhibirlas en público- provocaron que la sospecha de una complicidad misteriosa existente entre Ramón Serrano Suñer y la marquesa de Llanzol se convirtiese en rumor de un romance que corrió como la pólvora entre la nobleza española. Algo extraño, puesto que Serrano Suñer se caracterizaba por ser un hombre sumamente cuidadoso que tenía todo tipo de situaciones bajo control y analizadas al milímetro.

Tras dos años de escarceos amorosos, en enero de 1942 Sonsoles de Icaza descubre que está embarazada de Ramón. Su marido, Francisco de Paula Diez de Rivera perdona el desliz extramatrimonial de su mujer y decide hacerse cargo del bebé después de que Serrano Suñer se negase a reconocerlo como suyo. Y es que, si algo tenía claro Ramón era que no iba a perder todo lo que tenía por un amor adúltero. Simplemente era algo impensable para cualquiera de los dos amantes.

A medida que el embarazo de Sonsoles avanzaba, “el Cuñadísimo” iba sumando más enemigos dentro y fuera de la dictadura franquista. Un día Pura Huétor, cuñada de la marquesa de Llanzol, le confesó a su amiga Carmen Polo que el hijo que esperaba Sonsoles era de Ramón. Este acontecimiento no hizo más que precipitar el declive político y público de éste.

Tras la noticia, Carmen Polo le exigió a Franco la destitución inmediata de Ramón del régimen al percatarse de que el lío amoroso entre su cuñado y Sonsoles de Icaza había alcanzado su cota más alta cuando el embarazo de la marquesa de Llanzol era el tema principal que amenizaba todas las reuniones y fiestas de la alta sociedad; de hecho uno de los múltiples chascarrillos que circulaban por Madrid era el siguiente: “¿Dónde está la marquesa de Llanzol? Subiendo por Serrano”, en clara alusión a la calle donde vivían los marqueses y al apellido de su amante.

La noche del 29 de julio de 1942 un nervioso Ramón Serrano Suñer acompañado por su esposa Zita Polo acudieron a una cena en el madrileño hotel Ritz con los marqueses de Llanzol. Por aquel entonces Sonsoles se encontraba embarazada de 8 meses. La tensión en el ambiente era más que palpable; pero aún así ambas familias seguían manteniendo una estrecha relación.

El 29 de agosto de 1942 nació Carmen Díez de Rivera, la hija ilegítima de Serrano Suñer y el cual el mes de septiembre fue expulsado del régimen y de todos sus cargos políticos. Una destitución que tuvo como consecuencia el distanciamiento en la relación del matrimonio Serrano Suñer Polo con la familia Franco Polo.

En el año 1955 Zita Polo no soportaba que Sonsoles presumiera su adulterio públicamente y sin ningún tipo de pudor. Una actitud desconsiderada ante la cual Zita se vio obligada a lanzarle un ultimátum a su marido: “Yo acepto lo ocurrido porque somos una familia, pero tú dejas de ver a esa”. Ramón Serrano aceptó y decidió terminar definitivamente su relación con Sonsoles para comenzar una aventura con otra mujer más joven y discreta. La marquesa de Llanzol, lejos de aceptar que ya no poseía la belleza de su juventud y el abandono de Suñer, cargó su despecho contra su hija Carmen porque cada vez que la veía le recordaba a él. Una niña rubia, inteligente, rebelde y con los mismos ojos azules de su padre que, por aquel entonces, padecía anorexia. (Continuará).

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 − 4 =