Foto: Agustín Millán.

Mariano Rajoy, ex presidente del Gobierno, ha presentado hoy su renuncia en el Congreso al escaño y solicitado su ingreso como registrador de la Propiedad. Es el final a más de cuatro décadas de la política. Así, deja un partido desamparado, aún sin líder y con un futuro muy negro a corto plazo. No son buenos tiempos para los populares.

En solo 15 días Rajoy se ha abandonado toda actividad política. Ahora, solicitará el reingreso en el cuerpo de registradores de la propiedad. El ex presidente tiene una plaza en excedencia en el registro de Santa Pola (Alicante), aunque la mayor parte de su vida profesional la ha dedicado a la política.

Rajoy ha sido diputado de la Xunta, concejal y presidente de la Diputación de Pontevedra, ministro de Administraciones Públicas, de Cultura, de Interior, vicepresidente y portavoz del Gobierno de José María Aznar a quien sustituyó como líder del PP. Rajoy llegó a la presidencia del Gobierno en 2011.

El ex presidente ya anunció el 5 de junio ante el Comité Ejecutivo del PP que dejaba la presidencia de la formación. Este lunes, convocó un congreso extraordinario, que se celebrará entre el 20 y el 21 de julio, para elegir a su sucesor. Se esperaba que mantuviera su escaño hasta el final del periodo de sesiones cuando ese relevo ya se habrá materializado, pero el ex presidente ha optado por cerrar ya toda conexión con la vida política y hoy mismo ha presentado la renuncia a su acta de diputado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × dos =