La plataforma SalvaPeironcely10 ha denunciado que el propietario de la casa que fotografió Capa durante la guerra civil quiere desalojar a los vecinos que mal viven el inmueble y quiere derribarlo en dos mese.

La mítica casa de Peironcely 10, se ha convertido en un icono de la guerra civil a través de la cámara de Robert Capa. Pero incomprensiblemente la Comunidad de Madrid se negó a declararlo bien de interés patrimonial como solicitaba la Fundación Anastasio de Gracia-FITEL, (AGFITEL), ahora el dueño de 14 casas de este edificio con 15 viviendas, cuyos inquilinos ha comenzado expulsar para tirarla abajo.

 

En la casa de Peironcely 10, hay viviendas de 20 metros cuadrados donde viven 5 adultos y varios niños. Los vecinos del inmueble denuncian que “no tenemos ventanas de las habitaciones, las casas no reúnen las condiciones como para vivir”. Estos vecinos pagan entre 350 y 400 euros por habitáculos insalubres y denuncian: “Tenemos humedades, una instalación eléctrica de la época de la posguerra y las paredes se están cayendo poco a poco”,

Entre las vecinas del edificio está Sofía qué mal viven en unas condiciones lamentables en esa casa Entrevías. Desde hace unos días han ha comenzado a recibir notificaciones de su casero para que se vayan.

Otra de las vecinas, Cristina, nos cuenta como el casero de esta casa, en Entrevías se está comunicando con los vecinos y les está diciendo; “que a cambio de que les dejáramos la vivienda nos iba a entregar unos 1000 €, porque si no lo aceptamos, de todas maneras nos íbamos a ir si nada”. Vamos a ser desalojados sí o sí, nos insisten los vecinos que les digo el dueño.

En esta simbólica casa de un gran valor histórico pero también desde el punto de vista humano, son unos 15 pisos los que están afectados. En el edifico viven 15 familias de las cuales hay 21 adultos y 13 niños, entre los 2 y los 17 años, en unas condiciones muy lamentables, unas viviendas peores que otras. ¿Dónde van a ir las familias que viven en estas casas? Las familias denuncian que están en esas condiciones por su mala situación económica. Si no se evita el desalojo, pasarán las navidades a la intemperie por la repentina decisión del dueño mayoritario del edificio, Luis Santiago Barrena Iturbe.

Estamos hablando de un inmueble que tiene una historia detrás. Desde la plataforma SalvaPeironcely10 están peleando para que se reconozca el valor patrimonial de esta casa.

De todas formas para la plataforma está el valor social por encima del cultural. No se puede dejar a las familias que ahora viven allí, en unas condiciones lamentables y de precariedad, que se queden en la calle.

Esta casa trasciende a la propia ciudad de Madrid. Pero desde la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid que no ha querido poner en valor, y no lo han protegido.

Este edificio forma parte de la memoria universal de Europa. La fotografía que tomó Robert Capa, fue tan impactante que ha pervivido a la propia historia. Esta imagen se vio primero en Suiza, Francia, Inglaterra y en Estados Unidos. El mundo pudo ver la primera fotografía en la que los niños aparecen como víctimas de los bombardeos en ciudades. La capital de la República Española, hasta el principio de la guerra civil, Madrid, fue la primera capital grande de Europa en ser bombardeada por los aviones alemanes, sin conseguir nunca su derrota.

Aquella imagen sobre la fachada de Peironcely 10, llena de metralla, es la representación de la barbarie de un bombardeo. En la imagen sentados en el bordillo juegan tres niños, dos niñas y un niño, mientras acodada en el quicio de la casa semiderruida, otra niña un poco más crecida, casi adolescente les observa. Se ríen entre los escombros. Conmueve como estos niños en su mundo infantil, están ajenos a esa guerra.

Hasta el sábado se podían todavía observar las secuelas de aquel bombardeo, incluso de los agujeros de metralla en la fachada. Pero en la mañana del viernes, según han denunciado desde la plataforma SalvaPeironcely10, y hemos podido observar, el dueño del edificio ha empezado a tapar con yeso esas marcas de metralla en la fachada.

La plataforma se ha mostrado perpleja, igual que los vecinos. ¿Por qué el viernes procede a tapar las huellas que aún permanecían de la metralla si va a derribar el edificio? Expertos consultados en restauración afirman que ese yeso añadido a la fachada, se pueden restaurar fácilmente y recuperar su estado original.

Fuentes del consistorio han afirmado que son ellos los que tienen que dar la licencia de derribo. Si este edificio no ha sufrido las palas de las excavadoras, como otros muchos en Madrid, es solo porque está habitado. En el momento que se vayan los vecinos será derribado si no se custodia permanentemente.

 Luis Santiago Barrena Iturbe es el propietario del edificio que Robert Capa inmortalizó durante la Guerra Civil, así como del Hotel Ibis de la M-30, que se encuentra a escasos 2 km del citado edificio. Su actividad económica le vincula a numerosas empresas de carácter inmobiliario, como Oronis Inversiones, Baral Building Bussines o El Rosón Promociones Inmobiliarias.

Según denuncia la plataforma SalvaPeironcely10, promovida por la Fundación Anastasio de Gracia-FITEL,, vinculada al sindicato UGT, y que está integrada por 20 entidades nacionales y extranjera, para formalizar el contrato de alquiler con los inquilinos de Peironcely 10, Barrena Iturbe utiliza una empresa pantalla denominada Oronis. Dicha sociedad afirma en su web: «tenemos edificios exclusivos de 1 habitación, de 2 y de 3 habitaciones». Y añade: «Las viviendas se entregan completamente equipadas y amuebladas,… con todas las comodidades para que el cliente disfrute de su estancia con nosotros» (http://oronis.com/alquiler-viviendas.html)

Llama la atención que ninguna de estas condiciones se haya cumplido para los inquilinos de Peironcely 10, que han estado pagando entre 350 € y 400 € por el alquiler de unas viviendas de 20 a 30 metros cuadrados, cuyo mantenimiento y salubridad pone en riesgo la vida de los más pequeños.

Según denuncia la concejala socialista Mar Espinar, existe un informe de la Gerencia de Madrid Salud, realizado en el mes de enero, en el que se concluye que: «el edificio observa problemas de insalubridad y muy deficientes condiciones de habitabilidad que suponen un grave riesgo para la salud física y psicológica de los moradores».

SalvaPeironcely10, presentó ayer un recurso de alzada ante la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madriden contra de la negativa de su responsable, Paloma Sobrinia otorgar la categoría de Bien de Interés Patrimonial (BIP) a la casa fotografiada por Robert Capa.

El recurso de alzada, insiste en los motivos que ya fueron presentados en la solicitud de protección, e incide en el valor referencial que tiene el edificio de lo que sucedió en el pasado, además de su “importante carga icónica para franceses, suizos, ingleses y estadounidenses, que fueron testigos del horror de la Guerra Civil española a través de los ojos de Capa”. La responsable de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid, Paloma Sobrini denegó la protección y calificó las razones de los reclamantes de ramplones.

La Dirección General de Patrimonio afirma en su escrito desestimatorio que Peironcely 10 es «una infravivienda». Ante esta obviedad, los promotores de la iniciativa responden que “el estado actual de abandono en el que se encuentra la edificación por parte de su propietario no invalida su indudable valor y significación histórica”. Al tiempo que consideran que la declaración como BIP “permitiría al inmueble salir de esa condición de infravivienda”.

La Dirección General de Patrimonio pretende invalidar el valor histórico de Peironcely 10, afirmando que la fotografía de Capa fue «realizada con figurantes llevados ex profeso a un lugar de la ciudad en aquellos momentos militarizado, sin población civil». Afirmación, que la Fundación AGFITEL y los demás promotores de la plataforma SalvaPeironcely10, consideran que “no hay ningún estudio histórico que demuestre lo afirmado por Sobrini”.

La Plataforma #SalvaPeironcely10 ha convocado un acto público para salvar la casa, el próximo 28 de octubre a las 11 de la mañana en Peironcely 10 en el barrio de Entrevias en el distrito de Vallecas en Madrid. ¡Por una vivienda digna, por el patrimonio de todos! ¡No faltéis!

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Nueve − siete =