Se ha planteado ya por parte del Partido Popular una propuesta de iniciativa legislativa para acabar con el anonimato en las redes sociales. He escrito ya en otras ocasiones al respecto. Y mi opinión es que no sólo es adecuado sino urgente.

Algunos piensan que así no podrían participar en redes sociales porque, por distintos motivos, no pueden dar su nombre (o no quieren hacerlo por miedo a represalias en el trabajo, por ejemplo). Sin embargo, la postura que yo defiendo podría mantener la imagen “anónima” hacia fuera, pero al mismo tiempo, la seguridad de que, en caso de cometer delito, pudiera identificarse rápidamente a quien lo comete. Claro está: es muy probable que si nos tuviéramos que identificar con nuestros datos personales y éstos quedasen en manos de, por ejemplo, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, se cometerían menos delitos a través de internet. Y es que el saberse “anónimo” facilita mucho las cosas para quienes quieren generar miedo, hacer daño, y atacar desde la cobardía.

Dicho esto, es interesante asomarse a las redes para ver quién se esconde detrás de perfiles “anónimos” o llamados “trolls” que se dedican a lanzar mensajes de odio, cargados de agresividad, parapetados en esa trinchera que son para algunos las redes sociales.

Pongamos un ejemplo: la cuenta en twitter de @JosPastr 

Hace tiempo que tengo a este usuario bloqueado (significa que no puede acceder a lo que escribo y no puede mandarme mensajes, así como también queda invisible para mi lo que diga); solamente bloqueo a personas que insultan y atacan gravemente, ya sea a mi o a otros usuarios que se comportan con educación y respeto. Por lo tanto, confirmo que esta cuenta me ha insultado y ha realizado comentarios agresivos.

Aquí una pequeña muestra del cariz de sus comentarios.

 

Se ha hecho conocida esta cuenta por los ataques reiterados a personas activas y conocidas en twitter, como Gabriel Rufian, a quien ha dedicado twits duros. Sus ataques estaban subiendo de nivel últimamente, y el usuario retaba al diputado haciendo gala de su anonimato en redes: https://twitter.com/JosPastr/status/955913980136091648

Anoche saltó la noticia de la que hoy se hacen eco en la prensa de corte editorial más afín a la derecha española. 

 

¿Cuál es la verdadera identidad del twittero “Pastrana”? Según han denunciado en la propia red,  se trataría del Alcalde del Partido Popular de la localidad de Villar del Cobo (Teruel), José Miguel Aspas. Cuando se conoció su identidad, los usuarios aportaron las pruebas que pueden verse aquí https://twitter.com/Esparroqui/status/956668619018178560

Imagino que este alcalde del Partido Popular no aplaudía muy fuerte cuando desde su propia organización se solicitaba poner fin al anonimato en las redes sociales. Sobre todo por comentarios que hizo como éste, en el que afirma haber cometido irregularidades desarrollando su actividad. 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − 6 =