El sistema político español tiene el estómago revuelto, acostumbrado como estaba a dirimir sus cuestiones con mayoría absoluta o concesiones de estado con la dieta de la transición, vienen ahora a alterarles hasta el desayuno…y es que estos del 78 siempre han tenido clara la concepción neoliberal de que el estado debe adelgazar y dejar paso a los peces gordos del mercado a los que sirven y de los que hoy forman parte. Y así es como el turno de partidos ha ido dejando famélico a este país mientras sobrealimenta a la nueva clase capitalista, producto de las privatizaciones a gogó que nos han legado los gobiernos “socialistas” y peperos.

Hoy el gobierno y sus socios siguen y seguirán en su empeño de tenernos a régimen…del 78: la Constitución “no se toca”- salvo cuando a ellos les ha interesado para poner la deuda del país por encima del gasto social- pero tampoco la cumplen, y aquí andamos, reclamando derechos que esa misma constitución nos reconoce.

Esta dieta, aderezada con el último, aunque no por eso nada nuevo, ingrediente del IBEX naranja, mantiene el chiringuito a raya con el único fin de que España consiga la silueta de la “Restauración del 78” y que todo siga igual…

Por eso, cuando un miembro del PP admite y evidencia la contabilidad B del partido que nos gobierna pues oye, que aquí no ha pasado nada y “pelillos a la mar”

¿Que el expresidente de la patronal madrileña confirma al juez de la Púnica donaciones al PP de Esperanza Aguirre? Pues nada oye, que viva el vino…!

La dictadura de clase que sufrió este país ha convertido las instituciones en un bareto cutre con barra libre: España es un festín para maleantes de guante blanco que entran a “gestionar lo público” para forrarse sin mover un dedo. El dinero corre de bolsillo en bolsillo como el vino en una bacanal y el confeti en una fiesta de payasos…

Mientras la corrupción campa a sus anchas gracias a la tapadera “oposición” del PSOE, que disfraza su apoyo incondicional de “responsabilidad” y “gobernabilidad”, éste mantiene la dieta del régimen: reforma laboral, la LOMCE, el CETA, la rebaja del salario mínimo, apoyo a los próximos presupuestos generales… Y al mismo tiempo el sector oficialista del PSOE causa furor en la derecha española, tan amantes de lo de siempre, huela a lo que huela. Rajoy amaga elecciones y pone alfombra roja a Susana “la socialista”.

Mientras, Susana Díaz va convirtiendo a los votantes del PP en “socialistas” y a los de su partido en “extremistas radicales”:

Una vez etiquetado oficialmente Pedro Sánchez de bolivariano-filoetarra-iraní-chavista-castrista por la gestora “socialista”, harán todo lo posible por quitárselo de en medio, y en un alarde de originalidad le acusan de financiación ilegal…la acusación “estrella” de este país para todo lo que huela a izquierda.

Así es como La Trama intenta que no nos saltemos el régimen: usando “eso del socialismo” para que la mona se vista de seda… no me vayan a tocar ustedes esos sillones en el Ibex…

Que eso, que no nos enteramos..que las puertas giratorias no existen, que el IBEX son los padres y que la trama es un invento… curioso que sea un invento puesto en marcha por uno de los primeros ministros de economía y hacienda de su partido: Carlos Solchaga.

Y si el relato no cala, pues oye, unos viajecitos por el “caribe mediático” para defender allí de boquilla lo que aquí ignoran.

Visto lo visto, parece innegable que hay una restauración cocinándose, pero como toda buena dieta milagro cuenta con su salsa rosa, con su disfraz de cordero degollado. Y para mantener el “tinglao” utilizarán cualquier cosa, desde azuzar viejos fantasmas hasta utilizar a las víctimas del terrorismo:

Mientras se producía el anuncio del desarme de ETA, se levantaba la cortina de humo aireada por los medios del establishment despertándonos una vez más en Caracas:

Y en este escenario periodístico a régimen del 78 avanza una semana más el “carromato español” con amenazas policiales al que se sale del menú y Asociaciones de Prensa al servicio de la trama.

AUTORES

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl Tio Bartolo @tio_bartolo
Artículo siguienteUnos se van y a otros se la bufa

Dijeron de mi que era el hombre en la sombra…. Creo que lo dijeron porque soy muy pálido y me quemo en seguida.
Soy radical porque no me conformo con las estructuras que construyen el presente y que condicionan el futuro. Porque el maquinismo que nos domina corrompe las raíces de lo colectivo, de la colaboración, de la empatía y la humanidad hasta el punto de poner en peligro el mismo suelo que pisamos.
Soy antisistema porque el sistema destruye nuestra creatividad para convertirnos en máquinas de producción al servicio de un crecimiento infinito, estadístico, numerológico y fanático.
El ser humano hace historia sin darse mucha cuenta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 1 =