“Exigimos que en las nuevas licitaciones de las autopistas quebradas se impida que los beneficios sean para ellas y las pérdidas las paguemos entre todos los ciudadanos”, ha afirmado hoy el portavoz de Fomento del Grupo Socialista, César Ramos, tras publicar hoy el BOE que el gobierno ha adjudicado los contratos para diseñar los pliegos de los concursos para relicitarlas por la cantidad de 250.000 euros. “Cantidad que habrá que sumar a otras que irán viniendo y que tendremos que pagar todos los españoles por las decisiones de los gobiernos del PP”, ha advertido Ramos, recordando que “seguimos esperando la asunción de responsabilidades por parte de los responsables de esto y el reconocimiento de los errores que nos han llevado a la situación actual”.

Al respecto, ha anunciado que el Grupo Socialista pedirá que el Ministro de Fomento dé explicaciones en el Congreso, “y exigiremos que nadie que haya tenido responsabilidad pública en este asunto vuelva a ocupar un cargo público”.

“Desde el PSOE exigimos al Gobierno que deje de engañar a los ciudadanos y diga cuál va a ser el coste final de rescatar las autopistas de peaje quebradas”, ha subrayado el portavoz de Fomento, recordando que “seguiremos pidiendo que no tenga ningún coste para los ciudadanos, que no tienen por qué pagar la mala gestión del PP”. “El coste en dinero público de todos los españoles oscilará entre 1.000 y 3.500 millones de euros”, advierte Ramos, cifras que deduce “de las declaraciones que han hecho tanto responsables del Gobierno -que contabilizan el coste del rescate en unos 2.000 millones-, como los acreedores de las concesionarias -que reclamarán 4.500 millones en los tribunales-, y teniendo en cuenta que el Gobierno quiere relicitarlas por un máximo de 1.000 millones de euros”, ha explicado.

Para Ramos, “la planificación de estas infraestructuras nos debe enseñar las prácticas que hay que desterrar de la gestión pública, donde el PP ha utilizado el dinero de todos los españoles para hacer políticas partidistas, forzando los números de los estudios para justificar su viabilidad”. Así, ha recordado que “estas autopistas de peaje quebraron porque con el tiempo se demostró que los cifras utilizadas por el Gobierno para justificarlas no eran las correctas, reduciéndose en los informes las cifras reales de los costes de expropiación y aumentando artificialmente las cifras del tráfico, siendo falso el argumento utilizado insistentemente por los gobiernos del PP de que el motivo de la quiebra fue la bajada del tráfico con la llegada de la crisis, eludiendo así sus responsabilidades”.

Así, ha añadido que “desde el Grupo Socialista exigiremos que en las nuevas licitaciones se contemplen mejoras para los ciudadanos, en línea con las recogidas en nuestra proposición no de ley sobre las autopistas de peaje R2, R3, R4 y R5, que buscan garantizar mejoras de movilidad en los zonas de influencia de estas autopistas”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 − 6 =